Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Focos de luz: cómo colocar unos ojos de buey

Decoración

Focos de luz: cómo colocar unos ojos de buey

por Elena Bonet Publicado en 15 de marzo de 2010

Elegir los focos adecuados e instalarlos bien significa exige dominar algo la iluminación interior de tu hogar. Compra ojos de buey de 220 V, en lugar de focos de baja tensión, para evitar riesgos de incendio. Si quieres salir con éxito de esta instalación, sigue nuestra guía.


Precauciones
-Antes de ponerte manos a la obra, corta la corriente del disyuntor general. Así, evitarás cualquier riesgo de electrocución.
-Sigue los consejos de instalación y uso.
-Utiliza sólo focos que cumplan la normativa de la CE.

Material necesario
-Compás
-Sierra
-Taladro
-Destornillador eléctrico (con espiga y destornillador manual)
-Alicates para cortar y pelar
-Ojos de buey con bombillas

Paso 1. Agujerear el techo
Define con un compás el agujero que tienes que hacer allí donde quieres colocar el foco. Agujerea el techo con la sierra eléctrica hasta alcanzar una profundidad de 10 cm. Deja entre foco y foco una distancia de 90 cm.
Importante: Por motivos de seguridad es muy recomendable utilizar una mascarilla para el polvo y gafas protectoras.

Paso 2. Empalmar los cables
Con los alicates pela 8 mm del cable multiconductor y 5 mm de los conductores. Conéctalos a la caja de empalmes. Ésta quedará unida al soporte del foco gracias a una lengüeta que deberás apretar con el destornillador.

Paso 3. Introducir el soporte del foco en el techo

Introduce las dos fijaciones del soporte del foco en el techo (montado ya con la caja de empalmes) para garantizar una sujeción extrema. Haz presión sobre el foco y gíralo hasta que quede bien insertado.

Paso 4. Colocar la bombilla
Encastra la bombilla alógena en el foco. Los objetos que reciban la luz deberán permanece a una distancia de 0,50 m.
Importante: Utiliza una bombilla de 50 W como máximo y que sea adecuada para el ojo de buey.

Paso 5. Manipular la arandela
El conjunto formado por la bombilla y el soporte del foco se mantiene gracias a una arandela que permite fijar la parte superior de la primera al foco. Deberás colocar todo el conjunto con la mano o con unas pinzas. Hay focos que pueden orientarse, si es tu caso, regúlalos cuando la bombilla se haya enfriado.
Importante: Tras colocar los focos, comprueba que funcionan correctamente. Si buscas una iluminación correcta y agradable elígela de ambiente, puntual o localizada.

No te pierdas:
Colocar un aplique
Cambiar un grifo
¿Cómo iluminar tu casa?

por Elena Bonet

Puede interesarte