Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Cómo ahorrar en la cocina: consejos prácticos para una vida más sostenible

© Ikea
Decoración

Cómo ahorrar en la cocina: consejos prácticos para una vida más sostenible

por Redacción enfemenino Publicado en 1 de octubre de 2015
72 compartidos
A-
A+

Un hogar sostenible es sinónimo de ahorro y cuidado del medio ambiente. ¿Sabes cómo conseguir una cocina que te permita reducir el consumo de agua y luz? Te damos las claves para lograrlo a través de pequeños cambios.

Si estás pensando en cambiar tu cocina o simplemente quieres apostar por un estilo de vida más económico dentro de tu hogar, ¡ahora puedes hacerlo! Cambiar las bombillas por luces led, apostar por lavavajillas que ahorren agua, aprender a economizar la luz del frigorífico o guardar y reinventar las sobras del día anterior son solo algunos de los cambios que podemos realizar. Pero, ¿cómo llevarlos a cabo? Para ello necesitamos acudir a tiendas que dispongan de mobiliario respetuoso con el medio ambiente y que no derroche energía. Ikea puede ser una de ellas: aquí podemos encontrar una gran cantidad de productos y soluciones para reducir el consumo de energía, agua y generación de residuos. Son gestos sencillos, pero que sin duda contribuyen a una gran causa: cuidar el medio ambiente y, ¿por qué no?, dar un ligero respiro a nuestros bolsillos. ¡Apunta estos consejos para hacer de tu cocina un lugar económico y eficaz!

© Ikea

Luces led, una iluminación práctica y económica

¿Sabías que las bombillas led consumen hasta un 85% menos de energía que las bombillas incandescentes y pueden durar hasta 20 años? Este dato es suficiente para decantarnos por ellas a la hora de iluminar nuestra casa. Aunque quizá te preguntes: "¿Entonces necesitaré cambiar todas las lámparas para poder utilizar este tipo de bombillas?" ¡Por supuesto que no! Existen gamas de bombillas que se adapta a tus necesidades, por lo que no tendrás que comprar lámparas nuevas. ¡Recuerda que aquí lo importante es ahorrar! A partir de ahora, todas las luces que elijas, procura que sean leds, de esta manera será más sencillo lograr una vida más asequible y cómoda.

Apuesta por electrodomésticos de bajo consumo

Si vas a cambiar los electrodomésticos, asegúrate siempre de que lleven impresos la categoría A+ o A++. ¿Qué significa esto? Quiere decir que el electrodoméstico que estamos escogiendo asegura la eficiencia energética y consume casi la mitad que otros tipos, hasta un 40% menos de energía. Esto se aplica a frigoríficos, congeladores, hornos, placas de inducción y lavadoras.

Recuerda que también puedes tomar algunas medidas sencillas para reducir aún más las facturas, como utilizar vaporeras para cocinar, tapar las ollas cuando calentamos agua o lavar la ropa con agua fría y tenderla para que se seque. ¡Todos estos pequeños cambios suman!

Protege el suelo con alfombras

¿Puede una simple alfombra ayudarnos a ahorrar energía? ¡La respuesta es sí! Se trata de un truco sencillo pero muy práctico: en muchas casas, el calor se suele perder por el suelo, por lo que si colocamos una alfombra en él, lograremos evitarlo. Se trata de una opción barata, fácil de colocar y que nos permite ahorrar energía. De la misma manera que ocurre con las cortinas: son ideales para aislar ventanas y ayudan a mantener el calor en casa.

Cambia el grifo por uno que te permita ahorrar agua

El agua es un bien preciado y escaso que necesitamos preservar. ¿Sabías que hay grifos de cocina en Ikea que reducen el consumo de agua hasta en un 40%? Merece la pena introducirlos en nuestra casa: fíjate en ellos cuando vayas a adquirir uno, puede resultar una opción muy económica. Además, también podemos realizar nosotros mismos pequeños trucos en la cocina que nos ayudarán a ahorrar agua sin apenas darnos cuenta: en vez de lavar las verduras y hortalizas con el grifo abierto, hazlo en un cuenco con agua, ¡pero no la tires! Puedes reutilizarla después y regar las plantas con ella.

¡La comida no se tira!

Es una frase que llevamos escuchando a nuestras madres desde que tenemos uso de razón, ¡y qué sabio consejo! El ahorro también se extiende a la alimentación, así que, ¡aprovecha siempre las sobras! Si tienes un congelador y unos cuantos recipientes para alimentos puedes reducir los desperdicios fácilmente. Y no solo sirven para guardar las sobras, sino también para las frutas, hortalizas y verduras que se van a poner malas y debes congelar para consumirlas en otro momento. Escribe la fecha en los recipientes para saber cuándo debes consumir cada cosa.

Clasifica los residuos y recicla

Es fundamental para cuidar del medio ambiente. ¿Sabes que los cartones de huevos o las botellas de zumo se pueden reciclar infinidad de veces? Para que nos resulte más sencillo clasificar los residuos, existen diversas soluciones para clasificar los desperdicios,una de las más prácticas es introducir en nuestra cocina un sistema modular que nos permite dividir o apilar cubos. Es una opción práctica, cómoda y que ocupa muy poco espacio.


​¿Qué te han parecido estos consejos sobre ahorro energético? ¿Te animas a conseguir un hogar más económico? Recuerda que en tu mano está no derrochar dinero ni energía, ¡es muy fácil ponerlo en práctica!


Y además:
Cómo organizar tu cocina en cinco sencillos pasos
5 consejos para conseguir la cocina de tus sueños

por Redacción enfemenino 72 compartidos

Puede interesarte