Inicio / En forma / Bienestar / 6 trucos para cortar el hambre y moderar el apetito

© iStock
En forma

6 trucos para cortar el hambre y moderar el apetito

por Redacción enfemenino Publicado en 7 de junio de 2017
137 compartidos

¿Un remedio mágico contra las ganas irresistibles de picar y cortar el hambre? ¡Todas soñamos con ello! Sin embargo, la realidad es que los milagros no existen y si ya tienes problemas de sobrepeso y necesitas bajar más de 6 kilos, con voluntad y algunos cambios en tus hábitos de alimentación y rutinas diarias, poco a poco lo puedes lograr. Para ponértelo más fácil te damos algunos trucos para reducir o moderar el apetito, muchas veces causado por estrés y no por un hambre real.

El mejor consejo que te podemos dar para bajar de peso y reducir el sobrepeso o la obesidad es que cambies tus hábitos de alimentación, lleves una dieta variada y equilibrada y hagas ejercicio todos los días. Si esto no es suficiente, para que a la larga consigas perder peso, te damos otros pequeños trucos que pueden ayudarte a moderar tu apetito y conseguir poco a poco tu propósito.

​Para empezar, elimina de tu dieta las calorías vacías (comida rápida, bollería industrial) y elige alimentos con un mejor valor nutricional (cereales integrales, fruta, verdura, lácteos desnatados y carne magra). Aunque no te lo creas, con este simple paso ya estás haciendo mucho por tu cuerpo, ya que estimulas tu metabolismo, aumentas la sensación de saciedad y le proporcionas a tu organismo la opción de quemar calorías de forma óptima. ¡Toma nota! Aquí tienes 6 trucos más.

1. Alimentos saciantes

Es mucho más sencillo puesto que hay muchos nutrientes presentes en los alimentos que nos permiten reducir de un modo natural el apetito. Principalmente:

  • Proteínas. Las encontramos en la carne, el pescado, los huevos, el marisco, etc. Sus propiedades saciantes se deben a su asimilación lenta.
  • Fibras. Las frutas y verduras rebosan de fibra y el aporte energético es mínimo. Se hinchan en el estómago y sacian muy rápido.
  • Alimentos con bajo índice glucémico. Al regular el nivel de azúcar en sangre limitan los picos de insulina responsables de esas ganas brutales de picar algo dulce. Por ejemplo,

2. Cinco comidas al día

Otra de las claves para no sentir hambre a menudo y caer en el picoteo es hacer 5 comidas al día, sin saltarse ni la cena ni el desayuno, una trampa en la que caemos muchas cuando queremos perder peso. Las calorías totales que ingieres a lo largo de un día deberían estar repartidas de la forma siguiente: un 25% se deben consumir en el desayuno, un 30% en la comida, un 25% en la cena y un 10 % entre la merienda y el almuerzo o media mañana. Esto es fundamental para sentir sensación de saciedad durante toda la jornada y así evitar picar entre horas.

3. Empieza tus comidas con un plato verde

Empezar la comida o la cena con plato de ensalada o verduras a la plancha es un truco que nos recomienda nuestra nutricionista de Onmeda.es, Marian Morazo, para comer menos. ¿El motivo? Según la experta, si empezamos comiendo alimentos poco calóricos muy despacio, podemos sentir antes la sensación de saciedad y comeremos menos de otros alimentos que aportan más calorías. Además, si aplicas esta teoría también añadirás siempre una ración de verduras a tu plato que es una de las bases de una dieta variada y equilibrada, aportando a tu alimentación nutrientes de calidad como minerales, vitaminas y fibra, que como hemos dicho es saciante y evita el estreñimiento.

4. Snacks saludables entre horas

Picar entre horas no es malo, al contrario, puede ayudarte a mantener los niveles de azúcar en sangre estables, acelerar tu metabolismo y evitar llegar a las comidas principales con mucha hambre y querer comerte el mundo. La clave está en los alimentos o snacks que elijas para tu media mañana o la merienda; opta por los frutos secos, una fruta, un yogur, unos crudités...recuerda que la fruta y la verdura son tus principales aliados.

5. Los cereales integrales son tus aliados

¿Por qué decimos esto? Porque a pesar de que tradicionalmente se ha pecado de evitar los cereales en las dietas de adelgazamiento, hoy en día sabemos que tienen muchas más propiedades beneficiosas para nuestro organismo y la pérdida de peso. Ya te hemos contado que los alimentos con fibra y bajo índice glucémico son saciante; pues los cereales integrales son sus máximos representantes. Y es que además, los cereales integrales son ricos en hidratos de carbono, macronutrientes que funcionan como fuente principal de energía para el organismo, que favorecen el funcionamiento intestinal y ayudan a regular el apetito. Si se priman las dietas ricas en proteínas y grasas animales se incrementan los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares y la obesidad, mientras que con una dieta equilibrada en la que los hidratos de carbono conformen el 55-60% de las calorías diarias totales, estaremos favoreciendo el control del peso con alimentos saludables y bajos en grasas.

6. El alcohol es el enemigo número uno

Como explica nuestra nutricionista en el foro de Onmeda.es, el alcohol después de las grasas, es el producto más calórico. Así, según Morazo, cada gramo de grasa aporta 9 kcal y cada gramo de alcohol 7 kcal. Pero eso no es todo, además, a las calorías del alcohol, hay que sumar las de los refrescos que lo acompañan normalmente, de forma que un combinado o una copa con tus amigas puede suponerte sobre 1000 calorías, vacías. Te recomendamos que mejor cambies tu cóctel por una copa de vino o cerveza que son menos calóricas que las destiladas.

Descubre también:
20 trucos para engañar a tu mente y comer menos
Cómo eliminar 500 calorías al día... ¡sin darte cuenta!

por Redacción enfemenino 137 compartidos

Puede interesarte