:

Inicio / Belleza / Cabello / 15 problemas que solo las chicas con pelo rizado entienden

Belleza

15 problemas que solo las chicas con pelo rizado entienden

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 1 de abril de 2015
12 260 compartidos

Tener el pelo rizado (y llevarlo bien cuidado) es todo un arte. Tus amigas de pelo liso te envidian, y cada vez que pones un pie en una peluquería ves cómo los ojos de tu estilista se iluminan al imaginarse peinando esa melena de rizos infinitos. ¡Si ellos supieran el trabajo que nos cuesta domar nuestros tirabuzones!

Adoras tu melena rizada, te encanta ese aspecto salvaje que te da y lo agradecida que es tanto para llevarla suelta como recogida. Sin embargo, a la hora de desenredarla, domarla y cuidarla no es oro todo lo que reluce. El mantenimiento de un pelo rizado requiere una dedicación a tiempo completo, ya que el cabello es más poroso, y por lo tanto más seco, frágil y quebradizo.

Seguramente tu cuarto de baño se parezca más a un expositor de una perfumería de lo que estás dispuesta a reconocer, y los botes de crema suavizante, mascarilla, tratamientos nutritivos y demás productos de cuidado hayan colonizado tu ducha. ¡Por no hablar de las espumas y cremas de peinado para dar definición! Y es que, una sola gota de agua puede hacer que tus rizos perfectos de princesa, acaben pareciéndose a la melena de la Duquesa de Alba en cuestión de segundos. Hermanas de pelo ensortijado y tirabuzones sin fin, ¡ha llegado el momento de contarle al mundo toda la verdad sobre las melenas de pelo rizado!

Brave © Disney

1. Si un chico pasa la mano por tu pelo, lo más probable es que se quede enredado

2. Todo el mundo te pregunta si tus rizos son naturales ("no, es una peluca, ¿por?")

3. Y llega la segunda pregunta graciosa del día. Y no, que tenga estos rizos en la cabeza no implica que los tenga en todas partes...

4. Cuando te cortas el pelo en la peluquería la espera se hace interminable, porque no ves cómo va a quedar de corto hasta que te lo secan

5. Si te levantas un día con el pelo enredado estás obligada a lavártelo (esté sucio o no), ya que la idea de meter un peine en seco en tu melena te da escalofríos

6. De vez en cuando encuentras entre tu melena EL RIZO perfecto, pero entre la masa de pelo siempre se acaba perdiendo

7. No te puedes quitar la goma del pelo tranquilamente. Siempre acaba enganchada en cualquier parte y muchas veces tardas más en quitártela que en ponértela.

8. Te gastas una fortuna en productos específicos para el cuidado del pelo rizado...

9. ... Y cuando te vas de vacaciones pesa más tu neceser que tu maleta

10. Cuando llueve te conviertes en un ninja. Corres rauda y veloz de refugio en refugio para que no caiga ni una gota sobre tu pelo

11. Sueñas con tener flequillo, pero solo podrás conseguirlo si te comprometes a alisarte el pelo a diario

12. De vez en cuando, te alisas el pelo para ondularlo después y así conseguir un rizo más grande. Nadie te entiende, pero es así

13. Cuando te da por alisarte el pelo durante una temporada, acaba más estropeado y seco que nunca y piensas: ¡Benditos rizos!

14. Cuando te levantas y te miras al espejo por la mañana ves la viva imagen de Mufasa

15. Odias a las mujeres que tienen el pelo de tus sueños: liso, brillante y suave. ¡Y ellas envidian tus rizos!

Y también:
¿Cómo serían las melenas perfectas de las Princesas Disney en la realidad?
15 problemas que solo las chicas con flequillo entienden
Hair Rollers: ¡Sal a la calle con los rulos puestos!

por Patricia Álvarez 12 260 compartidos

Puede interesarte