Inicio / Cocina / Cocina internacional / Tipos de té: ¿cuáles son sus propiedades?

Cocina

Tipos de té: ¿cuáles son sus propiedades?

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 24 de abril de 2017
59 compartidos

Para perder peso, para conciliar el sueño, para favorecer la digestión... Cada tipo de té tiene diferentes propiedades de las que podemos beneficiarnos. Elige el que mejor se adapte a ti en cada momento del día.

Sin duda el se ha convertido hoy en día en la bebida preferida de los millenials. Las infusiones han ganado grandes adeptos en los últimos años, sin embargo el té no es (en absoluto) algo nuevo, pues se trata de una bebida de la que los chinos, en primer lugar, y el resto del mundo después, llevan disfrutando miles de años. De hecho su fecha de descubrimiento data, según las leyendas, del siglo 250 a. C, cuando un emperador lo descubrió de forma accidental.

Historias aparte, si eres una adicta al té probablemente sepas cuántas clases distintas existen de esta bebida: té verde, rojo, negro, blanco... Pero puede que no tengas muy claro qué propiedades tiene cada una de ellas. Y es que, dependiendo del momento del día o de nuestras necesidades, existe un tipo de té que se puede adaptar mejor a ellas. Ya sea para tomarlo caliente o frío, antes de servirte una taza, echa un vistazo a las características de cada uno:

Té verde © iStock

Té verde

En enfemenino ya te hemos dado antes algunos motivos saludables para beber té verde, pero por si aún no te han convencido, aquí van algunos más. Este tipo de té puede ayudarnos a perder peso, posee propiedades diuréticas, ayuda a estimular el metabolismo y además tiene grandes propiedades antioxidantes. El mejor momento para tomarlo puede ser por la mañana, durante el desayuno.

Derivado de él nos encontramos con el té matcha, un tipo de té verde en polvo que se obtiene de la pulverización de las hojas verdes de la planta del té. Es rico en antioxidantes, clorofila y contiene minerales y vitaminas A, B, C y E.

Té negro

Este té se obtiene de la misma planta que el té verde, pero a diferencia del primero, el negro ha sido fermentado. Se trata del té que más teína contiene, por lo que no es muy recomendable tomarlo antes de dormir, sino en momentos que necesitemos un plus de energía, como en el desayuno o después de comer. Además de sus propiedades antioxidantes, el té negro posee flavonoides, que pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud cardiovascular y reducir el exceso de colesterol.

Té blanco

El té blanco gana por goleada en cuanto a antioxidantes se refiere, ya no solo dentro de los tipos de té (es el que más polifenoles contiene), sino en cuanto a alimentos antioxidantes en general. Puede contribuir a proteger nuestras células del envejecimiento, así como a combatir los radicales libres, por lo que es una buena opción para cuidar nuestro sistema inmunológico. También tiene efectos depurativos, por lo que es ideal para bajar de peso. Podemos tomarlo a cualquier hora del día.

Té rojo

Comparte con sus compañeros propiedades diuréticas, antioxidantes y cardiovasculares, pero además, el té rojo puede contribuir a la producción del ácido gástrico así como a la aceleración del metabolismo, ayudando a realizar la digestión. Se recomienda tomar por la mañana o después de las comidas copiosas.

Té rooibos

Aunque puede confundirse con el té rojo debido a su aspecto, lo cierto es que el té rooibos tiene propiedades diferentes. No proviene del arbusto camellia sinensis (de donde proceden las demás variedades de tés), sino de un arbusto de origen africano. Contiene bajas dosis de teína y destaca por ser una bebida relajante, en parte por su contenido en magnesio, un mineral que contribuye a disminuir el cansancio y la fatiga. Por tanto, el mejor momento para tomarlo puede ser por la noche, después de la cena y antes de acostarnos.

Té Chai

Este té, también conocido como Masala Chai, es una mezcla compuesta por té negro y diferentes especias como clavo, canela, jengibre o cardamomo. Precisamente debido al conjunto de especias digestivas que contiene se ha convertido en una variedad que puede contribuir a mejorar la digestión. Puedes tomarlo por las mañanas o después de la comida, pero recuerda que al estar elaborado con té negro puede resultar demasiado estimulante antes de dormir.


Recuerda que para que las propiedades del té (como las antioxidantes, las digestivas, las cardiovasculares, ect) sean efectivas, debes llevar también una alimentación saludable y equilibrada, así como practicar ejercicio físico de manera regular.

REDACTORA@CriistinaG


Y además:
Los 10 usos inesperados del té para tu piel y tu cabello
Descubre las bolsitas de té más bonitas y originales del mundo

por Cristina Gonzalez 59 compartidos
¡Cupcake del Monstruo de las galletas!

Puede interesarte