Inicio / En forma / Ejercicios / El yoga, un aliado de tu bienestar emocional

© iStock
En forma

El yoga, un aliado de tu bienestar emocional

por Redacción enfemenino Publicado en 18 de abril de 2015

Además de ser un entrenamiento suave para tu cuerpo, también puede convertirse en una verdadera terapia para tu mente. ¿No lo has probado todavía? Nunca es tarde para iniciarse. ¡Trasciende los sentidos!

El yoga no es sólo un ejercicio físico. Es una actividad que trasciende los sentidos y te invita a introducirte en un mundo de bienestar y relajación. Los beneficios del yoga para tu salud física son bien conocidos: aumenta la flexibilidad, combate el dolor, la respiración, mejora la postura, evita problemas de espalda... Pero el poder terapéutico del yoga puede ser inmenso también para tu mente. Por eso es saludable practicarlo en todas las edades. Bien dicen que mens sana in corpore sano, y es que a través del yoga podemos llegar a alcanzar un estado de bienestar espiritual a través de la expresión corporal.

De tradición oriental, el yoga no debe entenderse sólo como una práctica fitness, sino un entrenamiento también para tu mente. La respiración, la relajación y el estado de meditación que te permite alcanzar el yoga implican bienestar psicológico y la eliminación del estrés lo que te ayudará a llevar una vida más plena.

© iStock

¿Todavía no lo has practicado? Nunca es tarde para comenzar. No hay una edad para iniciarse en el yoga, y desde luego no hay razones para abandonarla en ningún momento de la vida. De hecho, muchas mujeres deciden iniciar esta actividad ya alcanzada la madurez.

Gracias a Sprinter, hemos conocido la historia de Teresa que, a sus 65 años, ha encontrado su mejor versión gracias al yoga. Se inició en este entrenamiento a la edad de 50, y asegura que no tiene intención de dejarlo.

Loading...

Y no se trata sólo de que no haya una edad para practicarlo. Además, el yoga no requiere una preparación corporal previa, ni implica un gran esfuerzo físico. Sólo la actitud de encontrar tu rincón de paz, sintiéndote bien por dentro y por fuera. ​Para Teresa, el bienestar personal ya se cuenta como la mayor de las victorias.

​Estos son algunos de los motivos por los que te animamos a incorporar el yoga como practica habitual en tu vida, como alimentos de tu bienestar emocional.

1. Aumenta la autoestima

Dedicar un tiempo cada día a practicar yoga es proporcionar atenciones a una misma, lo que es una manifestación de amor propio. Con el yoga aprendes a conocerte, a respetarte y a quererte. ¡Cuidarse es sinónimo de tener una sana autoestima!

2. Alivia el estrés

El efecto más inmediato del yoga es la relajación y, por tanto, el alivio del estrés. Las preocupaciones diarias que arrastramos durante el día pueden combatirse y desecharse durante una sesión de yoga, puesto que aprendemos a controlar la ansiedad y alcanzamos un estado de tranquilidad.

3. Permite el autoconocimiento

Se nos ocurren pocas actividades tan completas como el yoga. Además de ser un suave entrenamiento para tu cuerpo, permite enfocar tus pensamientos hacia ti misma, en un ejercicio introspectivo. Una vez olvidadas las preocupaciones, te centrarás en ti misma, en conocer tu cuerpo y en explorar lo más profundo de tu mente.

4. Mejora el humor

El yoga, como cualquier otro deporte, permite segregar hormonas del bienestar, como la serotonina o la oxitocina, las mismas que cuando realizas cualquier otra actividad placentera. Después de una sesión de yoga te sentirás renovada, con buen humor y llena de energía.

5. Reduce el dolor

La práctica del yoga es capaz de reducir el dolor a través de varias vías. En primer lugar, porque mejora la postura y proporciona flexibilidad y fuerza. Y, en segundo, porque la respiración consciente relaja el cuerpo y consigue aliviar tensiones acumuladas. La meditación, una práctica muy ligada al yoga, puede actuar como un analgésico natural si nos centramos en la respiración e imaginamos cómo el aire se distribuye por el cuerpo.

6. Proporciona paz interior

Durante la práctica del yoga, en la que ejercemos la respiración consciente y alcanzamos un estado de meditación, permitimos alejar de la mente las preocupaciones y vaciándola de contenido.

7. Corrige la postura

Gracias al yoga, el cuerpo conecta para encontrar su posición de equilibrio. De esta manera, la postura se va corrigiendo poco a poco. La corrección de la postura ayudará no sólo a que tu cuerpo esté más sano, sino que mejorará tu actitud hacia la vida en tu día a día.

Y además...
Yoga para principiantes: claves para practicar este saludable deporte
21 razones por las que el yoga es el mejor entrenamiento del mundo

por Redacción enfemenino

Puede interesarte