Inicio / En forma / Ejercicios / 5 motivos para hacer running en grupo

© iStock
En forma

5 motivos para hacer running en grupo

por Rebeca Ruiz Publicado en 15 de junio de 2016

Reconozcámoslo, calzarte las zapatillas para salir a correr no siempre es el mejor de los planes. Vale que es muy beneficioso para la salud, vale que es un deporte barato y vale que se puede practicar en cualquier parte… Pero en muchas ocasiones la lista de planes alternativos a salir a correr es inmensamente más larga (y chispeantemente más emocionante) que la de pasar cuarenta minutos corriendo. Te planteamos la solución, ¿qué te parece pasarte al running en grupo?

Una de las opciones para no abandonar las sesiones de running y esperar cada sesión de entrenamiento con alegría y motivación es apuntarse a la moda de correr con otros corredores. Es decir, salir a correr en un grupo adaptado a tu nivel. Todos a una por un objetivo común: ponerse en forma y disfrutar del running en compañía. Y es que, practicar este y otros deportes en grupo tiene muchas ventajas que se suman a las propias de hacer una actividad física.

Repasa nuestra lista con 5 motivos para empezar a practicar running en grupo:

1. Ayuda a socializar y conocer gente nueva

Además de ayudarte a conocer a otras personas en un ambiente sano, hacer ejercicio en grupo es más divertido. Aunque el entrenamiento sea duro siempre aparecen momentos cómplices y divertidos que te motivan a seguir entrenando y a no perderte ninguna sesión. Además, hacer deporte en equipo se suele complementar con la participación en carreras los fines de semana, en perseguir retos conjuntos… y esto crea un vínculo positivo.

2. Es motivador

Practicar running en equipo es muy adecuado cuando se está empezando. Correr con personas que tienen el mismo nivel que tu es motivador y a la vez un reto. Te hace salir de tu zona de confort para alcanzar las metas del equipo que a fin de cuentas ahora también son las tuyas. El deporte en equipo consigue que no quieras tirar la toalla (¿Abandonar a mi equipo? ¡Nunca!). Eso sí, es importante que el grupo con el que corras tenga el mismo nivel que tú, solo de esta manera estarás aprovechando la sesión de entrenamiento.

3. Mejora la autoestima

Correr en equipo tiene un efecto psicológico muy positivo. Con el objetivo de alcanzar una meta común, se trabaja la fortaleza, la capacidad de resistencia y se superan límites mentales que nos ponemos nosotros mismos. Es un trabajo progresivo en el que se van alcanzando pequeñas metas diarias gracias al empuje del equipo y esto te ayuda a sentirte bien y orgullosa de tus logros. Y es que, hacer ejercicio en equipo ayuda a aumentar la autoestima personal

4. Disciplina y control mental

Participar en una rutina de entrenamiento grupal ayuda a mejorar la disciplina y la capacidad de adaptación. Esto te puede ayudar en todos los ámbitos de la vida. Trabajar de forma constante y regular ayuda a visualizar (y conseguir) objetivos a largo plazo. Es una carrera de fondo en la que a través del deporte se aprende a controlar la paciencia y la perseverancia.

5. Mejora el bienestar y la condición física

Mejorar la condición física y la salud es la razón fundamental por la que se suele practicar ejercicio. Así que, ya sea corriendo solo o en equipo, gracias al running se mejora la capacidad cardiorespiratoria, se fortalecen y tonifican los músculos, se ayuda a controlar el peso y se reduce el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes.

Elige la opción que más te guste y que se adapte a tu forma de ser y no dejes de entrenar. Los expertos recomiendan practicar como mínimo 30 minutos de ejercicio físico al día cinco veces a la semana. ¡Empieza a moverte!

Recomendaciones para un buen entrenamiento en grupo

Si has decidido pasarte al running en grupo has de tener en cuenta algunas recomendaciones para aprovechar al máximo tu entrenamiento.

  • Nivel adecuado. Lo más importante es elegir correctamente el grupo en el que vas a correr. Este ha de estar adaptado a tu nivel y a tu condición física para evitar sobrecargas, lesiones y sobre todo para evitar que te desanimes. Entrenar en un grupo con un nivel más bajo que el tuyo tampoco es lo ideal porque evitará que progreses.

  • Conocer la técnica. El running también se basa en una técnica concreta. Es importante que la conozcas para que puedas aprovechar la sesión de entrenamiento. ¿Sabes cuál es la técnica ideal para correr sin riesgos?

  • Horario de entrenamiento. Elige un horario compatible con tu ritmo de vida. Hoy en día las opciones son infinitas así que planifica tus rutinas de entrenamiento con cabeza para que no tengas que abandonar sesiones por falta de tiempo.

  • Equipación adecuada. Las sesiones de running en grupo se suelen hacer en parques o en circuitos urbanos. Los cambios de terreno suelen ser habituales por lo que es recomendable llevar una equipación correcta. Déjate asesorar por un experto para elegir un buen calzado y evitar lesiones. Aquí te contamos qué es lo que tienes que tener en cuenta en el running.

  • Protección completa. Al entrenar al aire libre la exposición al sol suele ser habitual. No olvides aplicarte un protector solar adecuado a tu tipo de piel y cubrirte la cabeza con una gorra si el sol es intenso.

Ya estás lista para empezar a disfrutar del running en grupo. Y para motivarte todavía más repasa nuestra lista con los 25 beneficios para la salud de practicar algún deporte. ¡A entrenar!

Y además,
10 hábitos malos (y frecuentes) que hay que evitar al hacer deporte
Deportes en la ciudad: ideas para ponerte en forma al aire libre

por Rebeca Ruiz

Puede interesarte