Inicio / En forma / Ejercicios

En forma

Marcha deportiva: todos los motivos por los que debes practicarla

por Noelia Murillo Creado en 21 de abril de 2020
Marcha deportiva: todos los motivos por los que debes practicarla© GettyImages

¿Hacer ejercicio sin la necesidad de fatigarse por correr varios kilómetros? ¡Bingo! La marcha deportiva es una disciplina del atletismo que, si aún no la conoces, debes saber que puede ser tu gran aliada para hacer ejercicio sin demasiado esfuerzo

Probablemente hayas visto en más de una ocasión a nuestro estimado expresidente del Gobierno Mariano Rajoy recorriendo sin rumbo parques y senderos con una forma muy particular de andar. Este deporte de resistencia, denominado técnicamente como marcha deportiva o marcha atlética, es uno de los deportes más completos que puedes realizar en cualquier lugar del mundo, tanto en una pista como en un paseo, puesto que se puede practicar tanto en la ciudad o en el campo como en casa si tienes una cinta de correr.

Video por Patricia Álvarez

El principal rasgo diferenciador entre la marcha deportiva y la carrera es que en la primera se intenta caminar lo más rápido posible y mantener el ritmo acelerado a una velocidad constante y en la segunda el atleta que lo practica pierde el contacto con el suelo de manera visible y acentuada. No parece tan difícil, ¿verdad? ¡Atrévete a probarla!

¿Conoces la tecnica de este deporte?

Al igual que sucede en cualquier otra disciplina deportiva, es fundamental que durante el entrenamiento mantengas una postura óptima para que el resto de tu cuerpo no se vea perjudicado mientras ejecutas esta tecnica, ademas de que sentirte cómoda a lo largo del entrenamiento te permitirá marchar sobre distancias mas amplias.

Como verás a continuación, esta modalidad permite mover prácticamente todo el cuerpo, de modo que no te faltará actividad fisíca si, una vez termines de leer este artículo, te da por probarlo. En todo caso, debes saber que los hombros siempre van a estar en movimiento en el plano horizontal y siempre deben ir en dirección contraria al movimiento de la cadera.

Además, debes flexionar los brazos para coger velocidad y no perder el equilibrio, flexionando ambos codos en un ángulo recto 90º entre el torso y la cintura. Por otra parte, debes mantener la cadera siempre al frente, en cualquier fase del entrenamiento, ya que asi podrás incrementar la longitud de la zancada y recorrerás mas distancia en el menor tiempo posible y con el menor esfuerzo, mejorando tu rendimiento en cada entrenamiento.

Por último, presta mucha atención al movimiento de las extremidades inferiores, porque es fundamental que los pies se mantengan en constante contacto con el suelo. De otro modo, lo que estás llevando a la práctica es en realidad otra modalidad deportiva, el running, y en lugar de caminar rápido, lo que estás haciendo es correr.

Al igual que cuando una persona camina, la marcha deportiva exige que unos dos pies tenga un punto de apoyo. Por eso, la pierna sobre la que descanse todo el peso debe mantenerse siempre recta. En caso contrario, si no colocas bien recta la pierna, podrás debilitar la rodilla y te puedes hacer daño en la cadera, ademas de que puedes llegar a hacerte un esguince.

Pinterest 

Beneficios de la marcha atlética

Como adelantábamos al principio de este artículo, uno de los beneficios fundamentales que se consiguen con la practica del sportive walking e que se puede practicar en casi cualquier sitio, con cualquier tiempo (siempre tomando precauciones en el caso de que haya llovido para evitar resbalones y con muy poca inversión en material, ya que con unas zapatillas cómodas y adaptadas a la marcha deportiva y con unas mallas puedes comenzar la ejecucion de este deporte. Además, puedes probarla en cualquier época del año e ir incrementando las distancias que vas a recorrer.

Desde un punto de vista general podríamos decir que ejecutar este deporte cada día, como el resto de deportes similares como el running, contribuye a mejorar la salud, asi como a disminuir las posibilidades de tener sobrepeso y la hipertensión arterial. Además, el deporte es esencial para evitar enfermedades cardiovasculares, para manejar el estrés y para mejorar tu rendimiento y tu estado de ánimo.

Descubre: ¡A entrenar! 25 beneficios de practicar algún deporte
25 beneficios de practicar deporte para la salud © iStock

Por otro lado, desde un punto de vista más concreto, mediante la marcha deportiva trabajan todos los músculos (especialmente, los brazos, los hombros, los muslos y los glúteos), ya que te permite caminar largas distancias sin cansarte tanto como si tuvieras que correr. De este modo, si lo practicas día a día puedes definir tu silueta y ayuda a fortalecer las piernas, con la consecuente reducción de la celulitis.

Con el incremento del ritmo cardíaco y la quema de calorías (puedes llegar a eliminar entre 300 y 500 si mantienes ese ritmo durante una hora) verás cómo se moldeará tu figura y te sentirás como nueva hasta el punto que no querrás dejar de salir a la calle a practicar este deporte.

Newsletter 

Al contrario que otras prácticas o juegos deportivos, la marcha atlética es menos lesiva y las articulaciones de tu cuerpo, especialmente las rodillas, sufrirán un impacto menor porque siempre estarán en contacto con el suelo (al contrario que el running), por lo que cuando termines de hacerlo no notarás cómo te tiembla cada pierna, ademas de que tonifica todos los músculos de la misma.

Un poquito de historia...

Considerado uno de los mejores deportes por su sencilla ejecución, la marcha atlética también tiene su espacio en los Juegos Olímpicos y es una competición que suele generar mucha expectación. La primera muestra pública de esta técnica de atletismo en las Olimpiadas fue en 1908, año en el que los Juegos Olímpicos tuvieron lugar en Londres.

A lo largo de los años han ido cambiando las distancias (entre los 1.500 metros de distancia y los 50 kilometros), aunque como en casi todas las disciplinas, no se vio a las primeras mujeres caminar sobre la pista hasta los mundiales de 1979, con motivo de la Copa del Mundo de Marcha Atlética, donde compitieron con una distancia de cinco kilómetros.

Sin embargo, no fue hasta los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992, cuando ¡al fin! pudieron recorrer la pista catalana sin perder el ritmo 10 kilómetros. Además, fue en el año 2000 cuando se amplió el espacio para que las mujeres compitieran por 20 kilómetros sobre la pista de las olimpiadas de Sídney (Australia).

Nuestra heroína particular entonces fue la atleta María Vasco, que con solo 24 años alcanzó a llevarse la medalla de bronce. También fue el atleta Daniel Plaza quien en el ano en el que se celebraron las olimpiadas en Barcelona alcanzó la medalla de oro por caminar 20 kilómetros de distancia, con una ejecucion limpia y memorable. Unos años mas tarde, en 2004, Francisco J. Fernández levantó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas por "marchar" la misma distancia que su compañero.

Jesús Ángel García Bragado, popularmente conocido como es otro de los nombres que tampoco podemos dejar de recordar en esta disciplina: fue campeón del mundo en el año 1993 en Stuttgart (Alemania) en la distancia de 50 kilómetros marcha y tres veces subcampeón en los años 1997, 2001 y 2009, respectivamente.

Síguenos en Facebook  
Noelia Murillo
Noelia es redactora de enfemenino, un medio con el que ha experimentado por primera vez la escritura de artículos relacionados con la maternidad, la salud y la belleza. Se graduó …