Inicio / En forma / Ejercicios / 7 posturas de yoga que te aliviarán el dolor menstrual

© iStock
En forma

7 posturas de yoga que te aliviarán el dolor menstrual

Laura Marcos
por Laura Marcos Publicado en 27 de marzo de 2017

Si eres de las que sufren intensos cólicos y contracciones durante la regla, tranquila. Te explicamos cómo puedes paliar el dolor con estas sencillas posturas. ¡Ponlas en práctica ya y no sufras más de lo necesario!

Cada mes, nuestras hormonas se ponen en "rompan filas". Al no haber fecundación, nuestro útero se prepara para deshacerse del "nido" que ha creado para albergar una supuesta nueva vida. Y, en el proceso, nuestro cuerpo sufre las consecuencias. Los cólicos y las contracciones son habituales y completamente normales durante la menstruación. Pero no tienes por qué resignarte a aguantarlos más de lo necesario.

Antes de optar por tomar agresivos fármacos para el dolor, puedes evitarte los efectos secundarios con una sencilla rutina de ejercicios de yoga que puedes realizar tú misma en casa. Sólo necesitarás una colchoneta, una toalla y algo de música relajante... ¿Preparada? Te mostramos unas sencillas posturas de yoga que, según lel libro 'Yoga vital', de Noa Belling, te ayudarán a aliviar los molestos dolores menstruales de cada mes.

La pinza sentada © iStock

1. La pinza sentada

Colócate sentada y flexiónate completamente hacia delanta. Puedes dejar las piernas tanto estiradas como recogidas hacia ti, depende de tu flexibilidad. Esta postura estimula los órganos abdominales, incluidos los reproductivos. Además, estimula el proceso digestivo, la circulación linfática y fortalece el sistema inmunitario.

2. El niño o balasana

Es una de las posturas más relajantes y que más beneficios trae para tu cuerpo. De rodillas, lleva tu frente hacia y suelo y estira los brazos hacia delante todo lo que puedas. También puedes practicarla con los brazos hacia atrás. Así colocada, tonifica los órganos reproductores y la vejiga. Además de ser capaz de aliviarte los dolores menstruales, esta postura estira completamente los músculos de tu espalda. Es tan cómoda que te aseguramos que cuando la practiques querrás permanecer en ella mucho tiempo.

Según la fisioterapeuta Elena Periáñez, las posturas en flexión, como el niño o la pinza sentada, relajan todos nos nervios raquídeos lumbares relacionados con los ovarios. Por tanto, serán ideales para aliviar el dolor de la menstruación.

3. El zapatero o la mariposa

Sentada con la espalda recta, lleva tus talones hacia tu pelvis. Junta las palmas de tus pies y trata de tocar tu pelvis con ellos. Esta postura depende mucho de tu nivel de flexibilidad, así que no importa que no seas capaz de realizarla por completo. Lo importante es experimentar la tensión en tus músculos.

Esta postura tan sencilla alivia cualquier tensión premenstrual y otros dolores menstruales, y tiene propiedades increíbles para tu suelo pélvico: destensa el sacro y el cóccix e, incluso, prepara la zona pélvica para un parto más fácil. Además, mejora la movilidad articulación de las caderas y alivia la tensión en los muslos, las rodillas y los tobillos.

4. El héroe reclinado

Colócate de rodillas y con la espalda recta. Mantén las rodillas juntas, pero separa los pies todo lo que puedas. Entonces, comienza a echarte hacia atrás hasta que tengas la espalda y, si puedes, los glúteos pegados al suelo. Es una postura un poco complicada si estás empezando o si nunca has hecho yoga, pero poco a poco puedes llegar a ella si te lo propones.

La postura del héroe reclinado es perfecta para mejorar la circulación de las extremidades, reduciendo la inflamación. Además, mejora la postura de la espalda y flexibiliza las rodillas y los tobillos. Puede ser una postura muy cómoda si puedes mantenerla durante un rato.

5. El Shiva Twist

La menstruación también suele traer dolores en la zona lumbar. Por eso, la postura Shiva Twist es perfecta para aliviar toda esa clase de tensiones. Puedes practicarla tanto tumbada como sentada, y se trata de flexionar una de tus rodillas y tratar de llevarla al lado opuesto. Tumbada, hombro y rodilla opuestos deben tocar el suelo. Si la practicas bien, has de notar cómo toda tu espalda se estira por completo.

6. La media cobra

Túmbate boca abajo con las piernas estiradas y juntas. Apoyándote en tus antebrazos, eleva el pecho y dirígelo hacia atrás. Notarás cómo se estira tu zona abdominal. Así, ayudarás a mejorar el funcionamiento de intestino y ovarios.

7. La flor de loto

Por último, una de las posturas más comunes, y básica para realizar la meditación, la flor de loto. Una vez sentada, debes tratar de colocar cada pie sobre el muslo, o bien la rodilla, contrarios. Puede costar al principio si no tienes demasiada flexibilidad, pero la postura de la flor de loto te permite abrir y fortalecer las caderas, y proporciona paz interior.

Si has logrado colocarte en posición de loto, te aconsejamos que trates de meditar. Para ello, deja tu mente en blanco y cuenta hasta 40 respiraciones lentas y profundas. Notarás enseguida cómo te relajas y el estrés se elimina. En el caso de las molestias de la menstruación, puedes concentrarte en el dolor mientras vas respirando e imaginas cómo las respiraciones lo van eliminando poco a poco. ¡Éxito asegurado!

No dudes en incluir el deporte entre tus hábitos diarios de vida sana. 30 minutos de ejercicio moderado al día son clave para mantener la salud, ¡y la línea! Aquí tienes algunas ideas para empezar a practicar.

Y además...
Yoga para principiantes: claves para practicar este saludable deporte
21 razones por las que el yoga es el mejor entrenamiento del mundo

por Laura Marcos