Inicio / Moda / Lencería / Pezoneras, lencería extrema

© Agent Provocateur
Moda

Pezoneras, lencería extrema

Cristina García-Adán
por Cristina García-Adán Publicado en 20 de septiembre de 2015
72 compartidos

Sexy parece, no siempre lo es. Hablamos claro y profundo sobre este accesorio lencero tan útil y comprometedor.

Ha pasado mucho tiempo ya desde que se emitió la famosa serie Mazinger Z, donde éste mostraba su fuerza a través de los puños y Afrodita A, la mostraba en sus pechos disparando misiles.

En aquel momento, nadie censuraba este tipo de imágenes, e incluso nos parecían graciosas. No se apreciaba un componente sexual y, normalmente nuestros padres y educadores, no encontraban en esas imágenes algo contraproducentes para nuestra evolución, desarrollo y educación. Hablamos con Marta Fernández Cuevas, creadora de Pillow Bra, el único sujetador anti aging del mercado, y nos damos cuenta que los pezones son un tema peliagudo y que la lencería ofrece cada vez más opciones tanto para ocultarlos como para destacarlos. Es todo una cuestión de actitud.

Desde entonces, el pecho se ha convertido en un símbolo de la liberación de la mujer, que desgraciadamente y, a pesar del siglo en el que vivimos, cada vez se trata con mayor frecuencia como una herramienta libidinosa y fuente de “pecado” que poseemos las mujeres. "Desde mi punto de vista, el problema no está en el pecho en sí, sino en los prejuicios de la gente que lo mira con otros ojos, en ocasiones retrógradas y machistas, llegando a censurar imágenes, videos o visuales relacionados con ello. Además, no debemos olvidar que es una parte del cuerpo que no sólo tenemos las mujeres." comentaba Marta.

Asistimos, especialmente en las últimas semanas, a un ataque feroz de algunas redes sociales y grandes corporaciones, contra el pezón de las mujeres. Una parte del cuerpo femenino, cuyo objetivo principal en la mujer, es algo tan natural como alimentar a nuestros hijos.

A pesar de todo, las mujeres no hemos dejado de ser nunca conscientes de la reacción que provoca una transparencia, el perfilado de un pezón a través de una camiseta o de una sutil sombra a través de una gasa, pudiendo llegar a pasar un mal rato en alguna ocasión con comentarios como: “se te marca todo… ¿Tienes frío ? … Cruza los brazos que estás llamando la atención… Fíjate como te miran… etc., etc…”

En muchas ocasiones toda mujer ha podido vivir situaciones como: dejar de comprarse un vestido o top deseado, una lencería especial porque marca los pezones, salir del mar cruzando los brazos o muchas más situaciones incómodas para no llegar a sentirnos un posible objeto sexual.

Si lo analizamos, es una situación similar a la de si no pudiéramos mostrar nuestras manos, labios, ojos o escote. Todo forma parte de nuestro cuerpo y no debería ser algo pecaminoso. Debemos acabar con estos pensamientos y normalizar una parte de nuestro cuerpo tan natural como nuestros pezones. Además, con los pezones del sexo opuesto no ocurre lo mismo, no se piensa la misma manera.

Por muchos de estos motivos, se ha creado todo un universo de productos relacionado con ello, que pasa por protectores y coberturas que nos evitan pasar ese mal rato a las menos osadas, llegando a las originales carcasas de pezones llamativos, para las más atrevidas. Aquí encontrarás algunos ejemplos para todas vosotras, seáis como seáis.

-Los pezones postizos de silicona, los pusieron de moda, las chicas de Sexo en Nueva York y sin duda pasarás un rato muy divertido al igual que Carry y sus amigas. Los puedes adquirir en Sex Shops o si lo prefieres, puedes adquirirlo en la web The Breat Form Store. Disponen de 4 tamaños diferentes y su precio ronda los 25 Euros.

Y se presentan en diferentes tonalidades en función de tú tipo de piel.

- Si en cambio, lo que deseas es que no se marquen a través de tú ropa, siempre puedes recurrir a los cubrepezones adhesivos de silicona, que encontraras de varios usos o desechables. Puedes encontrarlos en cualquier tienda de lencería o mercería. Y su precio aproximado es de unos 15 euros. En España los más habituales son de la marca Comfort Care & Beauty Line.

-Otra opción muy diferente son las pezoneras eróticas, un accesorio picante e indispensable si estás buscando sorprender. Las pezoneras series se crearon en la década de 1920 para espectáculos burlesques y shows eróticos. Actualmente también se llevan debajo de tops o vestidos transparentes.

- No podemos olvidarnos de las mamás, cuyos pezones se ven sometidos a grandes cambios durante el embarazo y el período de lactancia: aumento de su tamaño y coloración, grietas molestas, las dolorosas e incómodas perlas de leche, pezón invertido, etc.

- A las grietas hay que prestarles especial atención, ya que pueden degenerar en una mastitis. Lo más recomendable es mantener los pezones hidratados con Miracle Balm de Alchemy, que es muy hidratante y totalmente natural. Para evitar al máximo que el niño entre en contacto con ellas, se recomienda el uso de pezoneras. Suavinex (5,80€ 2 Unidades), de venta en farmacias, son muy suavecitas y harán los momentos de la lactancia, más satisfactoria para la mamá y el bebé succionará de un modo más correcto. Además, el uso de pezoneras, evitará que el niño entre en contacto directo con pequeñas heriditas (si las hubiera). No obstante, no debéis de olvidar, que el médico siempre tiene la última palabra.

Evitaras las molestias, dolores y rozaduras que te provoca la ropa debido al aumento de la sensibilidad de los pezones y las heridas provocadas por las grietas con las conchas protectoras. Su precio aproximado es de unos 11€.

- Por último, en el caso de que tengas el pezón invertido o plano, no te impedirá que amamantes a tú bebé, pero hará que le resulte más difícil hacerlo, por lo que déjate aconsejar por tú ginecólogo y con la ayuda de los formadores de pezones, que podrás utilizar durante el embarazo para intentar sacar el pezón (se llevan por dentro del sujetador), cuando llegue el momento podrás hacerlo con mayor facilidad. Deberás de utilizarlo también una vez que comiences con la lactancia, entre toma y toma.

Existen, como veis, mil motivos para estar orgullosas de cada parte de nuestro cuerpo. Movimientos como @FreeTheNipple han surgido para reivindicar y exigir el respeto por lo que la naturaleza nos ha regalado y como protesta ante la doble moral por algo que tan sólo se censura en el sexo femenino.

Y además...
Las braguitas que reemplazan a los tampones, ¡ahora son reales!
Firmas de lencería nuevas

por Cristina García-Adán 72 compartidos

Puede interesarte