Inicio / En forma / Salud / 7 ideas para eliminar la sal de tus comidas sin renunciar al sabor

© iStock
En forma

7 ideas para eliminar la sal de tus comidas sin renunciar al sabor

por Redacción enfemenino Publicado en 26 de febrero de 2016
164 compartidos

Cada alimento tiene su sabor y lo que debemos aprender es a disfrutar de él. Tenemos la tendencia de coger el salero con la excusa de que lo que tenemos en el plato está soso, pues has de saber que ésta es una mala práctica. No solo porque anulamos todo el sabor de los alimentos, sino porque puede estar perjudicando a tu salud. Si un plato no tiene todo el sabor que esperas, puedes recurrir a otras alternativas como las especias. Vete olvidando de la sal, ¡te contamos 7 ideas para sustituirla!

La OMS (2013) recomienda limitar en adultos la ingesta diaria de sodio a un máximo de 2 gramos (5 gramos de sal). Con esta recomendación se pretende reducir la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Por esta razón, desde Medicadiet, queremos darte consejos para que puedas reducir el sodio de tus comidas y que estas sigan siendo deliciosas. Inspírate en estas recetas que te proponemos, llenas de sabor y muy saludables, ¡y no te pierdas estos consejos!

Gambas con curry y perejil © iStock

Dejar de utilizar la sal en nuestros platos parece una tarea difícil, pero siguiendo las pautas adecuadas se puede conseguir. Los expertos de Medicadiet nos han dado una serie de consejos fáciles de seguir y muy saludables, con los que no se perderá el sabor de los alimentos y las comidas serán mucho más sanas. ¡Anímate!

Ideas para disminuir el consumo de sal

1. Aumenta tu consumo de alimentos frescos. Estos productos no llevan aditivos (como la sal) para favorecer su conservación.

2. Utiliza otras sales bajas en sodio: cloruro potásico o magnésico, fosfato cálcico, citrato magnésico, etc.

3. Añade más condimentos en forma de hierbas aromáticas y especias a los alimentos: orégano, laurel, azafrán, comino, rúcula, enebro…. Existen infinitas posibilidades y la mayoría tienen beneficios para la salud.

4. Reduce el consumo en alimentos con sodio añadido: salazones, embutidos, quesos y encurtidos, conservas enlatadas, bollos y galletas (que pueden llevar además bicarbonato sódico). El sodio se añade para favorecer la conservación de estos productos.

5. Escoge alimentos que indiquen en el etiquetado “sin sal” o “bajo en sodio”.

6. Emplea técnicas culinarias que mantengan el sabor original del alimento, para evitar que se tenga que añadir sal. Por ejemplo, al vapor o cocido.

7. Cocina a baja temperatura los alimentos frescos, por ejemplo, a 80-95ºC, en vez de a 100ºC (muchos robots de cocina disponen de termostato). De esta forma se conservarán todas los sabores y aromas del alimento y no hará falta añadirles sal.

Ya cuentas con unos prácticos consejos que te ayudarán a reducir el contenido de sal de tus comidas, manteniéndolas sabrosas. Recuerda que es muy importante ceñirse a las recomendaciones de la OMS para reducir las posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Descubre: Recetas bajas en sal

Recetas con un bajo contenido en sal © iStock

Artículo elaborado por Vanessa Buitrago, nutricionista de Medicadiet, en colaboración con enfemenino.

Y además:
¿Has llegado a tu peso ideal? Claves para evitar el efecto yoyó
Las mejores dietas para adelgazar. ¿Cuál es la tuya?

por Redacción enfemenino 164 compartidos

Puede interesarte