Inicio / En forma / Salud / ¿Por qué el desayuno es la comida más importante del día?

© Getty
En forma

¿Por qué el desayuno es la comida más importante del día?

por Carla Dominguez Publicado en 9 de abril de 2019

El desayuno siempre ha sido considerado una de las comidas más importantes del día, aunque muchos han dicho que esto es realmente un mito. ¡Te lo contamos!

La primera comida del día se ha considera siempre importante porque pasamos más de ocho horas sin alimento en nuestro cuerpo. Luego normalmente comenzamos la jornada laboral o hacemos ejercicio por lo que deberíamos tener un buen aporte de energía extra si queremos afrontar el día con buen pie. Sin embargo, no es la comida más importante. Todo lo que comemos durante el día es vital y debe ser siempre con alimentos sanos y saludables. Eso sí, por las mañanas sí que se recomienda que añadamos buenos nutrientes a nuestro organismo más que un simple café con leche.

¿Eres de las que se levanta y solo se toma un café con leche? ¿Tu primera comida del día es a media mañana? ¿Desayunas un bol de cereales y nada más? Si es así, no lo estás haciendo muy bien. La sociedad actual se mueve tan deprisa que ha olvidado la importancia de un buen desayuno. Vamos con tanto estrés por las mañanas que nos da pereza levantarnos antes para tomar buenos alimentos. Sobre todo esto se ha intensificado porque hemos reducido nuestras horas de sueño, e intentamos alargar por las mañanas las horas de descanso.

El desayuno es una de las comidas más importantes del día, básicamente porque pasamos muchas horas sin comer. Comenzar con buenos alimentos hará que al mediodía, tengamos menos hambre, y así de manera sucesiva hasta la cena. Así, la primera comida del día aporta la energía necesaria para comenzar la jornada con vitalidad, además de favorecer el rendimiento físico e intelectual, la concentración y la memoria. Es necesario desayunar a primera hora de la mañana algo sólido, para recargar las reservas de glucosa, la gasolina que nuestro organismo necesita para activarse, un hecho fundamental en el caso de los niños escolares y universitarios. Para saber qué debes desayunar, consulta el artículo desayuno saludable, pues debemos ingerir varios alimentos, no solo café y galletas procesadas.

© iStock

¿Cómo debería ser el desayuno sano e ideal?

Un desayuno completo y saludable debe contener fruta, cereales, lácteos bajos en grasa, pan, mejor si es integral, y alguna grasa vegetal, como la margarina o el aceite de oliva. En este sentido, siempre ha habido una gran controversia a la hora de incorporar a nuestra alimentación alimentos como el pan, la mantequilla o la margarina, especialmente si se seguía una dieta o un plan para bajar de peso. Sin embargo, las últimas guías de alimentación otorgan mucha más importancia al pan y a los cereales integrales, por su aporte en fibra, vitaminas y minerales.

Con respecto al consumo de lípidos, aún existe la creencia de que todas las grasas son malas, pero nuestro cuerpo las necesita porque aportan vitamina E y ayudan a la absorción de las vitaminas E, D, K y A. Son más recomendables las grasas vegetales como el aceite de oliva, pero si estás entre la mantequilla o la margarina te explicamos cuál es la diferencia entre una y otra. Te damos algunas ideas de desayuno saludable y lleno de energía. ¡Te encantarán!

Tostas con aguacate y huevo

Las tostadas con aguacate y huevo son un clásico que está delicioso, además de ser muy fácil de preparar. Este tipo de desayuno hará que no tengas mucha hambre hasta el mediodía, y así no piques entre horas. Además, el aguacate es uno de los alimentos de moda que más vitaminas tiene para comer por la mañana. El aguacate contiene grasas saludables como el aceite de oliva, y también es rico en vitamina E. Si por ejemplo, vas a arrancar la mañana con deporte es una forma de añadir más energía.

Tostas con tomate y aceite

Desayunar pan con aceite de oliva y tomate es uno de los desayunos más populares de nuestro país. Se trata de un desayuno barato y equilibrado para comenzar el día. El aceite de oliva en crudo tiene multitud de propiedades que ayudan a la mejora del funcionamiento cardiovascular, por lo que es ideal para comenzar el día y añadirlo a nuestra dieta. El tomate es una verdura que tampoco se queda atrás en propiedades. Tiene casi un 95% de agua y nada de azúcar por lo que es una opción muy buena para desayunar. Lo que sí que debes tener en cuenta en este y el desayuno de tostas con aguacate es el pan. Lo mejor es que sea de harina integral y sin nada de aceites o azúcares.

Pudding de chía, moras, coco, granola y naranja

El pudding es muy fácil de hacer, y puedes prepararlo tanto con chía como con avena. Ambas son opciones muy saludables y ricas en nutrientes para desayunar. Lo ideal es prepararlo en un bol y mezclarlo con otras fritas como moras, coco, granola o incluso naranja. Este tipo de platos se han puesto muy de moda para desayunar. Dependiendo de la temporada puedes añadir un tipo de frutas u otras.

Smoothie de cacao y maca

El cacao aunque no lo creas no debes estar fuera de la dieta. Si no lo sabías el cacao puro es considera como un superalimento ya que tiene más de 50 propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Siempre que lo consumas puro y sin azúcares no hay ningún problema. Una buena forma de hacerlo es cuando se mezcla con otros alimentos como por ejemplo la maca. Si tienes falta de hierro, la maca es muy buena para darte un mayor aporte de fuerza. Es muy consumida por deportistas, ya que aumenta la resistencia y fuerza. También aumenta la líbido y el deseo sexual. Como tiene un sabor un tanto amargo es mejor combinarlo con cacao, y así poder empezar a consumir este superalimento. Un smoothie de cacao y maca es una de las mejores opciones para comenzar el día, y empezar a sustituirlo por el café.

¿Cómo organizarnos para desayunar bien?

Lo importante para desayunar bien y saludable es levantarte con tiempo por la mañana. Para ello, es imprescindible que te acuestes pronto y descanses lo suficiente. Si lo prefieres deja preparado lo que querrás hacerte por la mañana, o cómpralo el día anterior para que por la mañana ya sepas que desayunar.
Si te levantas con tiempo incluso podrás ducharte con tranquilidad y disfrutar de un buen desayuno lleno de energía, y vitalidad. Si no desayunas bien será mucho más difícil afrontar la jornada.

¿Desayunar adelgaza?

Parece lógico pensar que desayunar contribuye a repartir mejor la ingesta de calorías durante el día y evita picar entre horas, por lo que es probable que puedas controlar mejor tu peso. Además, por la mañana nuestro organismo metaboliza mejor los azúcares. No obstante, a la hora de afirmar que el desayuno ayuda a perder peso aún hay mucha confusión entre las diferentes investigaciones que han tratado este tema, y por lo tanto, no se puede asegurar que desayunar adelgaza.

El desayuno infantil, aún más importante

Según un reciente estudio sobre hábitos de desayuno en la infancia elaborado por Tulipán, en colaboración con la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN) y la Sociedad Española de Pediatría Social (SEPS), aproximadamente un 8% de los niños españoles mayores de 6 años no desayunan todos los días, lo que puede afectar negativamente a su desarrollo físico e intelectual. “Es prudente potenciar el hábito de desayunar pues podría ser clave para el crecimiento y la educación alimentaria de los niños, por ello, los padres deben prestar especial atención a este momento. Lo ideal es que desayunen siempre en compañía de algún familiar y que aprovechen este momento para incorporar alimentos con una buena calidad nutricional como frutas, cereales integrales, lácteos bajos en grasa o alimentos que aporten grasas saludables como el aceite de oliva, los frutos secos o las margarinas”, afirma el nutricionista Giuseppe Russolillo, de la FEDN.

Y además:
Recetas de tortitas muy healthy con las que te chuparás los dedos
8 desayunos saludables y deliciosos que te ayudarán a cuidar la línea
4 recetas con avena que cambiarán tu forma de desayunar

por Carla Dominguez

Puede interesarte