Inicio / En forma / Salud / 5 mitos sobre la dieta vegetariana que debemos desterrar

En forma

5 mitos sobre la dieta vegetariana que debemos desterrar

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 24 de febrero de 2017

Si alguna vez te has planteado hacerte vegetariana, es posible que se te hayan pasado por la cabeza algunos pensamientos que todos tenemos en torno a este tipo de alimentación, pero que en realidad son mitos. ¡Descúbrelos!

Existen muchos mitos y afirmaciones erróneas en torno al vegetarianismo, un tipo de alimentación en la que no se comen productos de origen animal. Las más comunes son pensar que un vegetariano tiene falta de nutrientes, que cuesta mucho dinero y tiempo seguir una alimentación libre de carne o que comer exclusivamente a base de verdura es lo más sano... Pero nada más lejos de la realidad. ¡Ya es hora de desterrar los mitos sobre esta alimentación!

'Las dietas vegetarianas implican déficits nutricionales'

¡Falso! Existe la creencia de que los vegetarianos son más propensos a sufrir anemia y otros déficits nutricionales de calcio, hierro y yodo, además de no consumir las proteínas necesarias. Sin embargo, muchos alimentos de origen vegetal contienen proteínas beneficiosas para el organismo, como el pan, los cereales, la pasta, el arroz o el tofu. Y en cuanto al hierro, se puede obtener de verduras como las espinacas o la remolacha o de productos como las patatas. Toda dieta vegetariana que esté bien planificada será saludable y nutricionalmente adecuada.

'Los vegetarianos necesitan tomar suplementos vitamínicos'

En línea con el punto anterior. Si la dieta vegetariana se lleva a cabo correctamente y con la ayuda de un dietista o nutricionista, no será necesario tomar ningún tipo de suplemento vitamínico. De hecho, la mayoría de los vegetarianos sanos no necesitan tomar suplementos. Sólo en casos más extremos, como en el veganismo (no confundir con vegetarianismo) o las dietas macrobióticas puede ser necesario tomar un suplemento de vitamina B12 o de hierro, que debe ser siempre indicado por un médico. En cualquier caso, estos alimentos no deberían faltar en la cocina de un vegetariano...

'La dieta vegetariana no es buena en el embarazo'

También se suele afirmar que no es recomendable que una mujer embarazada siga una dieta vegetariana. Sin embargo, una dieta vegetariana bien planificada es apta para todos los ciclos de vida, incluidos la gestación y la lactancia. Eso sí, el embarazo requiere controles analíticos frecuentes y es probable que una mujer embaraza que sea vegetariana deba tomar durante la gestación suplementos de vitamina B12 y ácido fólico.

'La dieta vegetariana es cara y difícil de seguir'

¡Para nada! ¿Acaso es cara la pasta, las verduras, las frutas o los cereales? Dependerá del tipo de dieta vegetariana y los límites de cada una, pero en general los vegetarianos no se gastan más dinero en comer que lo que haría una persona que come carne. Esta idea de que ser vegetariano supone pagar más a la hora de hacer la compra proviene del consumo de productos ecológicos (más caros), que muchas veces relacionamos con este tipo de alimentación. Al mismo tiempo, la variedad de alimentos aptos para vegetarianos es muy amplia, por lo que no es difícil serlo. ¡Todo depende la actitud!

'La dieta vegetariana es la más saludable'

No tiene por qué. Si no es equilibrada y no aporta todos los nutrientes necesarios que el organismo necesita, una dieta vegetariana no será más saludable que una que incluya carne y otros productos de origen animal. Muchos alimentos de origen vegetal presentes en dietas vegetarianas son ricos en grasas saturadas y poseen muchas calorías, como la bollería, los preparados sustitutivos de cárnicos o los cereales azucarados. Tampoco será saludable alimentarse únicamente a base de lechuga o fruta... la clave está en el equilibrio.

Y además:
¡Resuelve tus dudas! Verdades y mentiras sobre los carbohidratos
Hacer cinco comidas al día ayuda a adelgazar: ¿mito o realidad?

por Cristina Cañedo

Puede interesarte