Inicio / En forma / Bienestar / Cúrcuma: propiedades y beneficios de esta planta para la salud

En forma

Cúrcuma: propiedades y beneficios de esta planta para la salud

por El equipo editorial Creado en 10 de diciembre de 2019
Cúrcuma: propiedades y beneficios de esta planta para la salud© Getty

Protege tu corazón, mejora el aspecto de tu piel, puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer... ¿sabes todo lo que la cúrcuma puede hacer por ti? Descubre los principales beneficios de planta originaria del suroeste de la India.

¿Has probado alguna vez la cúrcuma? Esta especie amarilla tan utilizada en países como China o India no sólo aporta un sabor intenso a las comidas, si no que posee incontables propiedades casi milagrosas que la convierten en un producto imprescindible en cualquier dieta. La cúrcuma, una de las estrellas de la medicina alternativa, se puede tomar en polvo, incorporada en comidas como sopas, guisos o batidos, en pastillas, o en su estado natural, en una raíz parecida al jengibre. Si quieres saber qué beneficios te puede aportar este alimento, ¡sigue leyendo!

Video por Carla Dominguez

Valores nutricionales de la cúrcuma

Antes de conocer en detalle todos los beneficios que puede aportar el consumo de cúrcuma, vamos a repasar sus valores nutricionales, para así entender por qué la raíz de esta planta es tan valiosa. Para empezar, la cúrcuma contiene fibras, muchas vitaminas y minerales. Entre las vitaminas destaca la vitamina C, la E, la B1, B2, B6, B9 y K. En cuanto a los minerales, contiene hierro, calcio, potasio, cobre, magnesio, zinc y sodio.

Sin embargo, lo que hace única a la cúrcuma es su concentración de fitonutrientes denominados curcuminoides, entre los que predomina la curcumina, que le da el color amarillo. Además, contiene aceites como la turmerona, la atlantona y el zingibereno que le aportan su característico aroma.



Descubre: Cúrcuma: propiedades y beneficios de esta planta para la salud
Cúrcuma © iStock

1. Piel revitalizada

La cúrcuma se ha usado como un producto de belleza durante siglos tanto en India como en China. Debido a sus propiedades antisépticas y antibacterianas, la cúrcuma es eficaz contra el acné y la piel grasa, ya que reduce la inflamación y reduce la secreción de aceite de las glándulas sebáceas. Aplicada directamente sobre la piel, la cúrcuma también puede servir para aclarar manchas, disimular estrías y prevenir arrugas.

2. Regula tus ciclos menstruales

El ciclo menstrual está muy relacionado con la dieta, y si tienes una regla irregular, quizás debas mirar tu alimentación. La cúrcuma tiene la capacidad de regular la menstruación a largo plazo y además aliviar los síntomas previos al período, como son los dolores en el vientre, los cambios de ánimo o las migrañas. Eso sí, algunos estudios como uno de la Universidad de Filipinas afirman que tomar demasiada cúrcuma puede impedir la ovulación, tal y como hacen otros anticonceptivos orales.

3. Mejora los problemas respiratorios

La cúrcuma ha sido utilizada desde hace siglos para tratar la bronquitis, ya que la curcumina tiene una gran acción antibronquial y antiinflamatoria. Su utilización es perfecta para el tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica y se aconseja también en pacientes que sufran asma o problemas asociados con la respiración, como la congestión nasal, determinadas alergias o sinusitis.

4. Propiedades anti-tumorales

El rizoma de la planta de la cúrcuma contiene unos 10 componentes anticancerígenos, entre los que destacan la curcumina y los betacarotenos. Todos ellos tienen efectos protectores frente a algunos tipos de cáncer como el de piel, el de mama, el de colon o el de estómago. Un consumo de cúrcuma regular también mejora los efectos de la radioterapia y la quimioterapia y protege mejor al cuerpo para su resistencia; y debido a sus propiedades antiinflamatorias, puede ayudar a prevenir el crecimiento de tumores. Y es que según diversos estudios, la cúrcuma actúa sobre las células madre protumorales, evitando que éstas generen células cancerosas. Aquí tienes otros alimentos que te ayudarán a vivir más y mejor.

Descubre: 50 deliciosos alimentos que alargarán tu vida: ¡inclúyelos en tu dieta!
50 alimentos que te alargarán la vida © iStock

5. Alivia la artritis

La cúrcuma es un potente antiinflamatorio, por lo que puede ser útil para tratar enfermedades que causan con inflamación, como la artitris o el síndrome del túnel carpiano. No curan la enfermedad, pero actúan aliviando los síntomas y sobre todo, las dolencias, especialmente cuando otros calmantes ya no surten efecto.

6. Aumenta las defensas

¿Enfermas con facilidad? ¿Te sientes cansada a menudo? La cúrcuma puede ser tu gran aliada, ya que fortalece el sistema inmune del cuerpo, es decir, las barreras que nos protegen de ciertas enfermedades, sobre todo las que se producen por causa de los virus. Esta especia tiene una capacidad inmejorable como inmunomoduladora, por lo que resulta ideal tomarla en épocas de estrés, en etapas de exámenes o en invierno, cuando somos más propensos a contraer resfriados o gripe.

7. Protege el hígado

La cúrcuma presenta muy buenos efectos como protectora del hígado, ya que ayuda a eliminar las piedras biliares, tiene efecto antiinflamatorio y permite el drenaje y vaciado de la vesícula. Puede ser beneficioso consumirla en casos de cirrosis, ictericia, enfermedades hepáticas o trastornos en la vesícula biliar. ¿Te has pasado con el alcohol? Aunque lo más recomendable es que procures no beber más alcohol de la cuenta, el consumo cúrcuma puede ayudar a tu hígado durante el proceso de eliminación del alcohol.

Descubre: Alimentos increíbles para una cura detox
Alimentos increíbles para una cura detox © IStock

8. Adiós a los gases

La cúrcuma es muy buena para eliminar los gases y la hinchazón del estómago, al ser carminativa. Sus componentes, como el eugenol, ayudan a expulsar los gases del intestino y a aliviar los cólicos, y facilitan la digestión al estimular los jugos gástricos. Por ello, la cúrcuma está especialmente recomendada a todas aquellas personas que padecen dispepsia, digestiones lentas, gastritis crónica o inapetencia.

9. Antidepresivo natural

La Medicina Tradicional China ha utilizado la cúrcuma como medida antidepresiva desde hace muchos años. Tanto el extracto de cúrcuma como la cúrcuma en polvo estimulan el sistema nervioso, mejorando el estado de ánimo, reduciendo los niveles de éstres y provocando un aumento en la producción de serotonina, una hormona que contribuye al bienestar y felicidad. Por ello, esta especia es muy útil para tratar la depresión y los trastornos relacionados con la tristeza o la infelicidad.

10. Cuida tu corazón

¿Sabías que la cúrcuma es tan beneficiosa para el corazón como el ejercicio físico? La cúrcuma es un medicamento natural maravilloso para tratar y prevenir enfermedades cardíacas, ya que mejora la función endotelial, ayuda a reducir el colesterol malo y reduce el riesgo de sufrir infartos. Estos efectos son especialmente notables en mujeres que han pasado la menopausia y que tienen mayor probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, según concluye un estudio de la Revista Americana de Cardiología. Así que si quieres un corazón fuerte, ¡toma cúrcuma y practica algún deporte!

Descubre: ¡A entrenar! 25 beneficios de practicar algún deporte
25 beneficios de practicar deporte para la salud © iStock

Consumo de la cúrcuma, ¿tiene alguna contraindicación?

Como hemos visto, la cúrcuma es una especia cargada de beneficios. Además, es muy utilizada en la gastronomía del sudeste asiático, forma parte de su cocina diaria y de muchas de sus recetas tradicionales por su característico sabor y su aroma. De hecho, es uno de los ingredientes del famoso curry, originario de la India.

Sin embargo, desde que la cúrcuma se ha hecho popular a nivel internacional, su consumo se ha disparado en otras zonas del mundo, por lo que son muchos los que experimentan con ella para dar un toque diferente a sus recetas y obtener todos sus beneficios.

¿Pero tiene contraindicaciones? ¿Hay que limitar su dosis? En principio, aunque la persona no tenga ningún problema de salud, se recomienda tomar esta especia de forma relativamente moderada, ya que contiene una cantidad considerable de micotoxinas, que aunque no tienen por qué producir ningún problema, es mejor consumir de forma controlada.

Además de esto, el consumo de cúrcuma no está recomendado en los siguientes casos:

  • Embarazadas.
  • Niños menores de 3 años.
  • Determinadas enfermedades del hígado, pues aunque es una especia con propiedades beneficiosas para el hígado, no está indicada en todos los casos.
  • Problemas de la vesícula biliar.
  • Personas que estén tomando medicación para problemas de la circulación o del corazón.
  • Antes de intervenciones quirúrgicas.


Por lo tanto, si existe cualquier problema de salud, lo más adecuado es consultar al médico antes de consumir la cúrcuma para evitar cualquier tipo de riesgo. En caso de que este te diga que puedes consumirlo de forma moderada, puedes utilizarla como condimento para añadir sabor a algunas de tus recetas y así reducir el consumo de sal. ¡Con media cucharadita será más que suficiente para aportarte sabor y mucho color a tus platos!

Y además:
Dieta del hígado: claves para descubrir si funciona
Vitaminas antioxidantes, ¿dónde las encontramos?
Antioxidantes naturales: minerales y vitaminas que cuidan de tu salud