Inicio / Belleza / Tratamientos / Cyclone: 5 tecnologías para un cuerpo 10

© iStock
Belleza

Cyclone: 5 tecnologías para un cuerpo 10

Miriam Aguilar
por Miriam Aguilar Publicado en 24 de abril de 2015
246 compartidos

En nuestra batalla contra la celulitis hemos probado prácticamente de todo. Cavitación, ultrasonido, LPG, radiofrecuencia… Te suenan todos estos nombres, ¿verdad? ¿Y si te dijéramos que existe un tratamiento que aúna 5 de estas tecnologías en un mismo equipo? Pues así es. Se llama Cyclone y está preparado para dejarnos un cuerpo estupendo de una vez por todas.

Impresiona ver la cantidad de tratamientos corporales que tenemos a nuestra disposición hoy en día. Las opciones se han multiplicado en los centros médicos y estéticos, que ya pueden dar solución a todo tipo de situaciones. Retención de líquidos, volumen, celulitis, flacidez… pueden desaparecer gracias a una nueva aparatología, cada vez más especializada.

Con la operación bikini a la vuelta de la esquina, hemos querido probar un sistema capaz de moldear la figura eliminando grasa, drenando el exceso de líquidos, reafirmando la piel y mejorando la celulitis. ¿Te lo puedes creer? La máquina capaz de tales portentos se llama Cyclone y puedes probarla en Cristina Álvarez. Así lo hicimos nosotras, dispuestas a averiguarlo todo sobre esta tecnología no invasiva que arrasa, como un ciclón, con todo eso que no deseamos que esté en nuestro cuerpo.

5 tratamientos para un cuerpo 10 © iStock

No es que sea algo nuevo, pero como todo en el universo de la estética, hace falta un tiempo para comprobar que los resultados son los que se esperan. “La máquina fue creada en España y lleva unos 8 años funcionando”, nos cuenta la Paula Lostos, doctora especialista en medicina estética. “Permite una gran flexibilidad a la hora de aplicar el tratamiento y adaptarse al cliente según sea su tipo de grasa”, continúa la experta.

Para determinarlo, es vital que un profesional nos examine. En Cristina Álvarez, lo primero que hacen es pesar, medir los contornos y determinar el tipo de tratamiento en función del estado de la persona. “Según haya un tipo u otro de grasa (más compacta o más líquida), retención de líquidos o grandes volúmenes establecemos la forma en que aplicaremos el tratamiento, que es totalmente personalizable”, nos dicen en el centro. Y es que cada una de estas cinco tecnologías puede aplicarse más o menos tiempo, en mayor o menor intensidad, en función de cada cliente.

Los cinco tratamientos de Cyclone:

  • Ultrasonidos cavitacionales
  • Radiofrecuencia Monopolar
  • Video Tracking System
  • Ultrasonidos HIFU
  • Vacumterapia rotativa y Radiofrecuencia Bipolar

Si todo esto te suena un poco a chino, no te preocupes, que te lo explicamos:

Los ultrasonidos cavitacionales de Cyclone consiguen reducir grasa y drenar. Es el tratamiento ideal para la retención de líquidos. Además lleva incorporada una radiofrecuencia monopolar, que llega a las capas más profundas de la piel para quemar la grasa. Si te has hecho una cavitación alguna vez, habrás escuchado este pitidito del ultrasonido que llega hasta tus oídos y que resulta algo desagradable. En este tipo de cavitación, sin embargo, no escucharás absolutamente nada. Sentirás una ligera sensación de calor, pero eso es todo. De lo más relajante. Esta parte del tratamiento está indicado para acabar con la celulitis, las adiposidades localizadas y la piel de naranja.

El sistema de Vídeo delimita la zona a tratar, para asegurar que los disparos del HIFU se realicen correctamente. Pero ¿qué es el HIFU? Se trata de un ultrasonido de alta frecuencia que destruye el adipocito. Hay que hacer varios barridos con esta máquina y usar distintas intensidades de potencia para para ir a diferentes capas de la piel. La sensación que se tiene cuando lo aplican es parecida a la de cuando te hacen láser para eliminar el vello, aunque menos dolorosa. “Con retención de líquidos puede molestarte un poquito más el tratamiento”, nos cuentan en Cristina Álvarez. “Es la parte más potente del tratamiento”, nos cuentan, “ya que consigue reducir mucho el volumen”.

Cabezal de ultrasonidos cavitacionales © Cristina Álvarez

Con la Vacumterapia rotativa “se trabaja la fibra del adipocito hasta conseguir romperla”, nos cuentan en el centro. Se aplica con una crema anticelulítica y consigue movilizar la grasa. Se trata de un masaje que lleva succión y rotación que destensa los adipociots grasos y elimina la piel de naranja. “Cuanta más celulitis se tiene, más vacumterapia aplicamos”, nos explican. Puede molestar un poco, sobre todo en la primera sesión, cuando comienzas a mover la zona. Normalmente se aplica al principio del tratamiento, para mover la grasa, y al final del mismo, para drenar y moldear.

La Radiofrecuencia bipolar se puede aplicar a la vez que esta vacumterapia, ya que ambos sistemas están en el mismo cabezal. Esta parte del tratamiento estimula la síntesis de colágeno y elastina, favorece el drenaje y aumenta la firmeza de la piel, dando un efecto tensor a la zona tratada. Es muy importante, ya que evita que se produzca flacidez a causa de la reducción del volumen conseguido con las demás tecnologías.

Las sesiones de Cyclone suelen terminar con 20 minutos de presoterapia, para potenciar aún más ese efecto drenante que ayuda a la retención de líquidos y la circulación. “También viene muy bien beber agua o hacer un ejercicio moderado entre 15 y 20 minutos después del tratamiento”, añade la doctora Lostos.

Vacumterapia rotativa CRS con radiofrecuentcia bipolar © Cristina Álvarez

¿Y cuándo veré los resultados?

“Depende de la persona, pero pueden verse resultados desde el primer tratamiento”, comenta la doctora Lostos. “Ya desde la primera sesión se nota una mejora de la piel y una mayor compactación del volumen”. También depende del sobrepeso que se tenga, por eso es vital cuidarse mientras se realiza este tratamiento. Una alimentación adecuada y algo de ejercicio ayudarán a reducir el plazo. “Hay que tener paciencia, entre la sexta sesión y la octava se suele ver bien el resultado”, dice Lostos. Después habría que hacer alguna sesión de refuerzo, ya que “la celulitis es una patología crónica, y es normal que reaparezca si no tienes mucho cuidado”. Para unos resultados seguros, en Cristina Álvarez recomiendan de 12 a 24 sesiones, que puedes hacerte a través de bonos para que te salga más económico.

Se pueden reducir hasta 10 centímetros en algunos casos, según los estudios realizados por los doctores J. Riera y C. Rosell. Por eso Cyclone es muy adecuado en personas que tienen mucho volumen. En cualquier caso, se puede combinar con otras técnicas, como mesoterapia, carboterapia o LPG si se necesita potenciar el efecto. ¿Pensando en probarlo para comenzar tu cambio radical? Inspírate con los cambios de peso de estas famosas.

Las sesiones se realizan una vez por semana, y tienen una duración de 90 minutos.

Se puede hacer en la cara interna de los brazos, zona costal y cara interna de los muslos. Incluso tienen cabezales adaptados para el rostro.

¿En qué casos no se puede aplicar Cyclone?

Pacientes oncológicos, excepto bajo autorización del oncólogo.
Placas metálicas
Embarazo
Marcapasos
Recién operadas de esa zona

Para más información: www.cristinalvarez.com



Y también:
Celulitis: ¿cómo hacerle frente?
Tratamientos para combatir la celulitis

por Miriam Aguilar 246 compartidos

Puede interesarte