Inicio / Ocio / Viajes / Los mejores mercadillos navideños europeos para vivir las fiestas intensamente

© iStock
Ocio

Los mejores mercadillos navideños europeos para vivir las fiestas intensamente

Adrián Martín
por Adrián Martín Publicado en 12 de diciembre de 2016
330 compartidos

Europa ya se está preparando para la llegada de la Navidad, y qué mejor manera de hacerlo que poniendo en marcha sus famosos mercadillos navideños en los que no faltan las luces, los adornos, el vino caliente y los dulces. ¡Descubre los más encantadores!

Desde principios de diciembre hasta después de Navidad, los mercadillos navideños inundan las calles más céntricas de numerosas ciudades europeas. Esta tradición está especialmente arraigada en el centro y en el norte del continente, donde los puestos se encuentran rodeados de edificios al más puro estilo del cuento Hansel y Gretel. ¿Se te ocurre una forma mejor de conocer Europa que a través de esta bonita tradición navideña? Te invitamos a que disfrutes de estos mercadillos navideños europeos tan llenos de encanto. Y, ya de paso, de sus grandes ciudades completamente cubiertas de nieve... Apetecible, ¿verdad?

Praga (República Checa) © iStock

Mercadillo navideño de Estrasburgo

Para empezar, te presentamos el mercadillo navideño de Estrasburgo, que data de 1570. La ciudad merece una visita por sí misma, pero con la llegada de la Navidad, Estrasburgo se llena de luces y, en el centro de la ciudad, siempre hay un maravilloso olor a vino dulce y pastel.

Junto a la imponente catedral, no faltan los puestecitos con los productos más típicos de la zona: pan de especias, crepes, figuritas de navidad… Y, como no podía ser menos, una pista de patinaje y un gran árbol de Navidad. ¿Quién no va a tener espíritu navideño después de pasar unos días en Estrasburgo en Navidad?

Mercadillo navideño de Copenhague

El mercadillo navideño de Copenhague se coloca todos los años en el Tívoli, el parque de atracciones más antiguo de Europa. Toda la decoración parece sacada de un cuento del famoso escritor danés Christian Andersen. Además, dentro del parque hay un gran lago que durante la Navidad se convierte en una preciosa pista de patinaje.

En lo que se refiere a la gastronomía, no te vayas sin probar el famoso gløgg & æbleskiver, una bebida caliente hecha a base de vino tinto y especiada que se acompaña por unas bolitas de pan fritas con azúcar y mermelada.

Mercadillo navideño de Liubliana

Liubliana es la capital de Eslovenia y se encuentra a pocos kilómetros de Italia, ¡puedes aprovechar para hacer una visita! La ciudad estuvo durante muchos años gobernada por los Austrias y esto se ve reflejado en sus edificios y en el propio mercado.

El mercadillo se extiende a lo largo del río Ljubljanica y se ubica en el corazón del casco histórico. En él puedes encontrar todo tipo de regalos para tus seres queridos y amigos. Además podrás probar las comidas típicas de la navidad eslovena y visitar las bonitas tiendas de la ciudad que se decoran para las fiestas.

Mercadillo navideño de Bruselas

El mercadillo navideño de Bruselas tiene un gran protagonista: el chocolate. Este mercadillo, situado en la imponente Grand Place, tiene puestecitos representado a cada país europeo, pero no faltan los productos típicos belgas.

Como ocurre en muchos de estos mercadillos, también hay una pista de patinaje en la plaza de Santa Catherine, de la cual se dice que es la mejor de toda Europa. ¡No solo es para amateurs! También hay exhibiciones de patinadores profesionales. ¿Te atreves a probarla?

Mercadillo navideño de Dresden

El mercadillo navideño de Dresden tiene casi seis siglos de historia. Situado en la plaza de Altmark, debe su nombre, Striezelmarket, a una tarta de frutas llamada striezel. Además, el segundo fin de semana de diciembre se celebra un concurso en el que se elige la mejor tarta del año.

En el centro del mercadillo, hay una pirámide de 14 metros donde cada año se celebra una competición de canto con música vocal navideña. Con tantas actividades, ¡imposible aburrirse en Dresden!

Mercadillo navideño de Berlín

El mercadillo navideño de Berlín tiene un aire más cosmopolita y moderno, pero sin perder los elementos típicos de los mercadillos alemanes. Está situado en torno a laKaiser Wilhelm Gedächtniskirche, una zona sin reconstruir de la Segunda Guerra Mundial.

¡Pero no es el único mercadillo de Berlín! Por toda la ciudad podemos encontrar un gran número de puestos con los productos más típicos de la zona y una preciosa decoración.

Mercadillo navideño de Tallin

El mercadillo navideño de Tallin se sitúa en el barrio antiguo de la ciudad, lo que le otorga a esta zona de la ciudad un espíritu navideño mucho más latente, gracias a los puestos y a las luces. En los puestos podemos encontrar cosas de lo más variopintas, desde los alimentos más típicos hasta un coro para amenizar la visita a los curiosos que pasean por el mercadillo.

La mayor atracción de este lugar es sin duda el enorme árbol de Navidad que domina sobre el mercadillo, donde se encuentra Papá Noel para recoger las cartas de los más pequeños. Además, este impresionante mercadillo es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. ¿Te lo vas a perder?

Mercadillo navideño de Praga

Praga es una de las ciudades más visitadas de Europa durante todo el año, pero durante la Navidad encontramos un aliciente más para visitar esta ciudad, su mercadillo navideño. Si bien es cierto que los checos no son muy religiosos, su mercadillo es uno de los más imponentes de toda Europa.

Este mercadillo, que empieza cuatro sábados antes al día de Nochebuena, se encuentra en el casco antiguo de la ciudad. Paseando entre los puestos podemos encontrar desde cristal de bohemia hasta juguetes hechos a mano para los niños.

Desde las montañas de Krkonose, llega todos los años un árbol de Navidad que se adorna con infinidad de luces para que ilumine este mágico mercadillo. Así que si buscas los regalos más originales y pasar la Navidad de una forma diferente, ¡Praga es tu mejor opción!

Mercadillo navideño de Madrid

En Madrid tenemos el mercadillo de la Plaza Mayor, uno de los lugares que tienes que visitar si te encuentras en estas fechas en la capital española. La plaza se llena de puestos en los que poder ir con amigos o en familia a comprar todo tipo de adornos y artilugios de broma. Además, ¡todos los años se abre una exposición de belenes que no tiene desperdicio! Madrid, además, cuenta con unas preciosas luces por toda la ciudad en las que disfrutar al máximo de la Navidad. Es una de nuestras ciudades favoritas para disfrutar de las luces, pero hay muchas más...

Mercadillo navideño de Múnich

El mercadillo navideño de Múnich es una visita imprescindible si te gusta la Navidad. Aunque hay varios mercadillos por toda la ciudad, el más importante es el de la Marienplatz, en el centro de la ciudad. Las luces se encienden el día 1 de diciembre a las 5 de la tarde, en este mercadillo que se lleva celebrando desde el siglo XIV. Durante todas las Navidades podremos ver lucir un abeto de 30 metros de alto con más de 2.000 bombillas.

En el Nuevo Ayuntamiento, que se encuentra en un lateral de la plaza, podrás contemplar un belén gigante hecho por un importante escultor local, Reinhold Zellner.

Mercadillo navideño de Nuremberg

El mercadillo navideño de Nuremberg se inaugura cada año el viernes anterior al primer domingo de adviento con un discurso que recita un chico vestido de ángel a las puertas de la iglesia. Uno de los mayores atractivos de este mercadillo es probar sus famosas Bratwurst (un tipo de salchichas) o el Gluehwein (vino calentado al fuego), así como los inconfundibles bocadillos de salchichas, tan típicos en Alemania.

Los niños tampoco se aburrirán en este mercadillo: Papá Noel irá a hacer su visita como cada año y también hay un gran número de atracciones para los más pequeños. ¡El plan perfecto para toda la familia!

Mercadillo navideño de Viena

El mercadillo navideño de Viena, que tiene más de siete siglos de antigüedad, se encuentra situado frente al ayuntamiento gótico y rodeado de un parque, donde los árboles se adornan con luces típicas de Navidad. Viena tiene uno de los mejores mercadillos de toda Europa, donde podremos encontrar puestos por prácticamente toda la ciudad, con artesanía típica de la ciudad, adornos navideños y la mejor gastronomía local.

Mercadillo navideño de Kaysersberg

Kaysersberg es un pequeño pueblo de Alsacia con menos de 3.000 habitantes. Es un tesoro de origen medieval y su mercado navideño es uno de sus eventos más importantes. El mercado abre los cuatro fines de semana de adviento y el 23 de diciembre de 10:00 a 20:00. En estas fechas todo el centro histórico se ilumina convirtiéndose en un lugar mágico. En el mercadillo puedes encontrar artesanía local: arreglos florales, cerámica, vidrio soplado y numerosas especialidades de la cocina alsaciana. ¡Un tesoro en la bella Francia!

Mercadillo navideño de Sibiu

Sibiu es una ciudad histórica muy importante de Rumanía, situada en la región de Transilvania. La ciudad ha sido una parada obligada para comerciantes y durante muchos años estuvo habitada por alemanes, de ahí proviene el nombre de su mercadillo "Targul de Craciun din Sibiu".

El mercado de Navidad de Sibiu se lleva a cabo en la plaza de Piata Mare y reúne a más de 60 productores de toda Rumanía. En él puedes encontrar artículos de artesanía, pasteles y comidas típicas y muchos regalos que poder llevarte a casa. Además hay atracciones: pista de patinaje, un tren y muchos eventos para los más pequeños.

¡Parece una buena opción para visitar el centro europeo con la familia! Aunque, la verdad, es que hay innumerables pueblos en los que encontrarás mercadillos y casi todos ellos parecen sacados de un cuento...

Mercadillo navideño de Helsinki

Helsinki es la capital de Finlandia, ¡la tierra de Santa Claus! Fue fundada por suecos y después de su independencia se construyeron algunas de las zonas más importantes de la ciudad, como el famoso Esplanadi, un jardín lleno de estatuas y fuentes. La fortaleza de Suomelinna, cerca de la ciudad, ¡es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO! El mercado de Navidad de Helsinki es el principal mercado en Finlandia, está situado en la plaza del Senado y tiene cerca de ¡120 puestos! Está lleno de artesanía finlandesa, adornos navideños hechos a mano, postres y bebidas típicas de Finlandia.

Mercadillo navideño de Wroclaw

Polonia es otro de esos países centroeuropeos con una gran tradición de mercadillos navideños y nos encanta. Uno de los más conocidos es el de Wroclaw, una ciudad con gran peso universitario que en época de Navidad ocupa sus calles principales (e impresionantes) con puestos y atracciones. Pero si viajas a Polonia en estas fechas, no pierdas ocasión de trasladarte también a otras preciosas ciudades con mercadillos como Cracovia o Varsovia. Y una última recomendación: visitar Zakopane, una pequeña ciudad con un extensísimo mercadillo que termina, literalmente, en lo alto de las montañas nevadas. ¡A ver si eres capaz de llegar hasta el final!

Si después de estas propuestas sigues teniendo dudas de dónde deberías viajar estas Navidades, no tienes más que hacer nuestro test para resolver el dilema. Y es que por mucho que te atraiga alguno de estos mercadillos, puede que lo tuyo no sea el bullicio de una gran ciudad y prefieras un pequeño pueblo o todo lo contrario. O, por qué no, igual prefieres visitar algún destino mucho más paradisiaco y alejarte de este frío...

Espíritu navideño estés donde estés

Está claro, estos mercadillos te harán disfrutar de la Navidad como una niña, pero si no tienes uno cerca de ti o estás cansada de visitar el de tu ciudad hay muchos más planes navideños que te podemos proponer. ¿Qué tal una comilona navideña con villancicos de fondo? ¿Y hacer tu propia postal de Navidad con algunas de estas memorables frases? ¿Y una tarde de sofá y series o peli navideña? Mira nuestras opciones, seguro que te convencen... ¡Déjate invadir por el espíritu navideño!

Y además
Planes para pasar la Nochevieja fuera de España
Las mejores ideas para pasar la Navidad en Europa

por Adrián Martín 330 compartidos

Puede interesarte