Inicio / En forma / Dietas

En forma

La soja, nuestra mejor compañera para adelgazar

por Redacción enfemenino Creado en 11 de enero de 2015
La soja, nuestra mejor compañera para adelgazar© Getty

Existen alimentos que, si bien no nos hacen adelgazar, sí que nos ayudan a mantener a raya nuestro peso por sus proteínas vegetales y sus propiedades saciantes. La soja es uno de ellos. Te mostramos a continuación por qué esta leguminosa puede ser nuestra mejor amiga en esta lucha contra los kilos de más. ¡Toma buena nota!

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar de los beneficios que puede aportar la soja a nuestro organismo. Constituye un excelente alimento, aportando proteínas vegetales de gran calidad. Ya sólo por esto merecería la pena consumir soja y derivados. Además, tiene un efecto muy interesante: la soja ayuda a adelgazar, según señala el Doctor Javier Haya, Presidente de la Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica y Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia de Ciudad Real. Eso sí, el experto deja claro que, para que este efecto sea apreciable, es necesario consumir regularmente soja. El tomar algún producto de la soja de manera ocasional no tiene ningún efecto.

© Getty

La siguiente pregunta que te plantearás tras leer esto es cuáles son los motivos por los que la soja ayuda a adelgazar. Pues bien: por un lado, la proteína vegetal que contiene es saciante. Esta es una característica propia de todo tipo de proteína, tanto de origen animal como vegetal. Por ejemplo, a igualdad de peso, nos sentimos más saciadas cuando consumimos carne que cuando consumimos ensalada de pasta.

Por otro lado, las isoflavonas que contiene la soja nos ayudan a quemar ácidos grasos, consiguiendo que nuestro organismo gaste más energía. Ahora que se acerca una época de excesos navideños a la mesa, es un buen momento para que comiences a consumir, por ejemplo, bebida de soja preparada a partir de sus semillas. Aproximadamente dos vasos diarios de este alimento nos aportan la cantidad recomendada de este producto, ya que nos proporciona los niveles óptimos de isoflavonas y de proteínas vegetales de alta calidad para alcanzar el deseado equilibrio en el porcentaje de proteínas de ambos tipos (animal y vegetal) que consumimos.

Seguro que uno de tus propósitos para el año que comienza es reponerte de los excesos navideños, mantener tu peso o empezar a comer de un modo más saludable. Sea lo que sea lo que te hayas propuesto, ¡ponte en marcha con la ayuda de la soja!