Inicio / En forma / Dietas

En forma

¿Sabes qué son realmente las calorías y cuántas necesitas cada día?

por El equipo editorial Creado en 27 de abril de 2015
¿Sabes qué son realmente las calorías y cuántas necesitas cada día?© iStock

Contar o no contar calorías, esa es la cuestión.

Video por Carla Dominguez
Índice
  1. Aporte calórico de la dieta
  2. Gasto calórico del cuerpo
  3. ¿Cuál es la necesidad diaria de cada persona?
  4. ¿Qué relación hay entre las calorías y la actividad física?
  5. El equilibrio

Nos pasamos la vida contando calorías, pero, ¿sabemos realmente lo que son? Si buscamos una definición muy técnica, te sonará raro: una caloría es la cantidad de calor que se necesita para elevar la temperatura de un gramo de agua un grado centígrado, a una presión de una atmósfera determinada. Es decir, son básicamente, unidades de energía térmica. De ahí que hablemos tan a menudo de "quemar calorías".

Sin embargo, cuando coloquialmente nos referimos a las calorías en alimentación, realmente hacen referencia a las “kilocalorías”, por eso, las encontraréis con la abreviatura de Kcal en las etiquetas de los alimentos. Cada alimento tiene un aporte de kilocalorías diferente, por lo que, como ves en la galería, 200 Kcal suponen cantidades muy diferentes de comida...

¿Cuánto son 200 calorías de cada alimento? © Getty. Si solo pudieras comer 200 calorías de un alimento, ¿cuál sería?
También te puede interesar

Este experimento demostraba hasta dónde puede llegar nuestro afán de contar calorías pero, ¿sabes realmente qué relación tienen estas con la alimentación?

Aporte calórico de la dieta

Como acabas de ver, todos los alimentos contienen nutrientes que aportan calorías, depende del nutriente aportarán mayor o menor cantidad: cada gramo de grasa aporta 9 Kcal, y cada gramo de hidratos de carbono o de proteínas aporta 4 Kcal. Nuestro cuerpo las utiliza para realizar las funciones vitales, por lo que son imprescindibles para la vida, pero lo importante más que el aporte calórico, es la función de cada nutriente en nuestro cuerpo, es decir, es mejor fijarse en la distribución de los nutrientes en la dieta que en el aporte calórico. Por eso es importante llevar una dieta equilibrada.

Gasto calórico del cuerpo

Cuando estamos en reposo, nuestro cuerpo también está “quemando” calorías, al estar en funcionamiento nuestros órganos vitales, como el cardiocirculatorio, respiratorio, digestivo, etc. Hay que destacar que este gasto en reposo es diferente en cada persona. Por otra parte, cuando realizamos ejercicio físico el gasto calórico aumenta, y este es variable en función del tipo de actividad y el peso corporal, a mayor peso haciendo la misma actividad física, mayor gasto.

¿Cuál es la necesidad diaria de cada persona?

Cada persona tiene unas necesidades diferentes debido a una serie de condicionantes como son el sexo, la edad, el peso y la altura. Así, mediante diferentes ecuaciones, en las que se utilizan como variables fundamentalmente edad, sexo y peso, podemos calcular el gasto metabólico basal (GMB), que es el gasto en reposo. Este gasto corresponde aproximadamente a un 60% de las calorías que gastamos a lo largo del día. Para calcular el gasto energético total (GET) multiplicamos el GMB por un coeficiente de actividad estandarizado (ligero, moderado e intenso). Pero para hacer este cálculo más personalizado se puede analizar cada actividad de forma pormenorizada.

Como veis, el gasto es diferente para cada persona, por eso una dieta tiene que estar adaptada a cada uno, de forma que al final de la dieta consigamos mantenernos en un peso consumiendo las mismas calorías que quemamos.

¿Qué relación hay entre las calorías y la actividad física?

Las cuentas están claras: ¡es pura matemática! A mayor actividad física el gasto es mayor, y el consumo de calorías en la dieta también debe serlo. Porque, por ejemplo, no es lo mismo andar media hora todos los días para ir al trabajo que practicar running o hacer natación de forma habitual.

Y es que el nivel de actividad física de cada persona es diferente, ya sea por su rutina diaria o por su trabajo. O sí ese trabajo es más activo o de fuerza, o es más sedentario. Y eso sumado al deporte que se realiza, en cuyo caso se debe aumentar el aporte de calorías fundamentalmente en forma de hidratos de carbono.

El equilibrio

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte