Inicio / Belleza / Cabello / 5 tips para sobrevivir a un pelo graso

© Unsplash
Belleza

5 tips para sobrevivir a un pelo graso

por Redacción enfemenino Publicado en 8 de noviembre de 2018
A-
A+

Tranquila, no eres la única víctima del pelo graso. ¡Sabemos cuáles son los trucos para sobrevivir a este tipo de cabello y vamos a contártelos!

Si tienes el pelo graso seguro que has probado más de un consejo de belleza, ¿verdad? Lo cierto es que no existe una fórmula mágica para acabar con el exceso de grasa capilar, pero sí determinados hábitos diarios que pueden ayudarte a controlarla y mejorar el aspecto de tu cabello notablemente.

Es importante tener en cuenta que este exceso de sebo se debe al funcionamiento de las glándulas sebáceas que se encuentran tanto en la piel como en el pelo. En el caso de las personas con cabello graso, dichas glándulas son más activas de lo normal, lo cual puede apelmazar y ensuciar el pelo.

A pesar de que cuando ocurre esto puede resultar muy molesto, lo cierto es que la función del sebo es muy necesaria para proteger la piel de agresiones externas y evitar la sequedad. Por eso, el objetivo de estos trucos es darle al pelo graso los cuidados adecuados para que se mantenga saludable y brillante. ¡Apunta!

1. Lávate el pelo con agua templada o fría

Sí, sabemos que en invierno llevar a cabo este truquito no apetece mucho, pero al menos te recomendamos que intentes lavarte el pelo con agua templada y finalices con un chorro de agua fría. Al contrario que el agua caliente, que favorece la producción de grasa, el agua a temperaturas más bajas cierra la cutícula y aumenta el flujo sanguíneo, lo que mejora el aspecto del pelo.

El tema de la temperatura debes trasladarlo también al secador o a cualquier otra herramienta con calor, ¡mejor utilízalos a baja temperatura! Sabemos que vas a tardar más, pero a la larga lo agradecerás.

2. Procura no frotar demasiado el cabello al lavarlo

Aunque puedas pensar que frotando mucho eliminarás toda la grasa, ¡esto no es así! Lo ideal es que laves tu cabello de forma suave, haciendo movimientos circulares. De esta forma aumentará la circulación del cuero cabelludo y propiciarás la eliminación de los depósitos de sebo.

3. Utiliza los productos adecuados

Para controlar el exceso de grasa capilar, uno de los pasos fundamentales es utilizar los productos adecuados para este tipo de pelo. Sin embargo, como ya indicamos al inicio, no se trata de eliminar la grasa con un producto agresivo que irrite el cuero cabelludo, sino de optar por un producto que limpie e hidrate sin apelmazar o generar sensación de grasa. El champú y el acondicionador en espuma de la colección Purificante de Pantene son tus aliados para ello. Estos productos eliminan las impurezas, revitalizan y proporcionan un aspecto sano.

Es frecuente que las personas con el pelo graso renuncien al uso de acondicionadores o mascarillas por miedo a aumentar el problema, pero lo cierto es que estas sí son necesarias para evitar que los medios y puntas estén secos y sin vida. Por eso, un acondicionador específico como el Purificante de Pantene en espuma y con una textura ultra ligera, es clave para proporcionar al pelo la nutrición que necesita sin apelmazarlo. ¡Notarás la diferencia!

4. ¡No te lo toques!

Ya sea para peinarlo o a modo de distracción, tocar el pelo con las manos es un gesto muy habitual. Sin embargo, este acto, que puede parecer totalmente inofensivo, ensucia el pelo y puede aumentar notablemente el apelmazamiento de tu cabello. Así, ya sabes, ¡las manos quietas!

Un truco que puede ayudarte es llevar el pelo recogido. Como nos encantan los moños bajos, aquí te dejamos varias ideas que pueden servirte de inspiración:

Descubre: Peinados moño bajo

5. Cuida tu alimentación

Como ya sabes, tu alimentación afecta de forma determinante a todo tu cuerpo y tu cabello no iba a ser menos. Por eso, nuestra recomendación es que procures comer de forma saludable la mayor parte del tiempo, esto beneficiará de forma general a tu estado de salud y tu pelo tendrá mucho mejor aspecto. Apuesta por una dieta rica en alimentos no procesados (verduras, frutas, legumbres...) y deja a un lado los ultraprocesados ricos en grasas saturadas, azúcares añadidos y harinas refinadas. ¡Te sentirás mucho mejor por dentro y por fuera!

Y además:
Cómo purificar y revitalizar el cabello
8 peinados ideales para poco cabello y fino
¿Pelo apelmazado? 10 tips que te ayudarán en los días de crisis capilar

por Redacción enfemenino