Inicio / Belleza / Cabello / Pelo dañado: cómo repararlo

© iStock
Belleza

Pelo dañado: cómo repararlo

por Redacción enfemenino Publicado en 14 de noviembre de 2018
88 compartidos
A-
A+

Las herramientas de calor, los tintes y el sol dañan nuestro cabello, sin embargo, a día de hoy conocemos diferentes remedios para repararlo. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Atenta!

¡No nos engañemos! A todas nos encanta lucir ondas perfectas en nuestro pelo, dar volumen al cabello si lo tienes fino y laceo o definir bien tus rizos con el secador. Todos estos peinados implican en la mayoría de los casos herramientas como el secador o la plancha que aunque cada vez son mejores y de mayor calidad cuidando más nuestro cabello, inevitablemente para aquellas que tienen el pelo más fino, seco o teñido deben tener un especial cuidado al utilizarlas.

Lucir un pelo sano y bonito no siempre es fácil sobre todo después del verano. Además de los utensilios de peinado otros factores externos como el sol, el salitre o el cloro también pueden dañar el cabello y hacer que este pierda elasticidad y acabe quebrándose. Un problema que sobre todo afecta a los cabellos más largos y que es similar a las famosas puntas abiertas ya que las causas son las mismas.

La falta de proteínas e hidratación suelen ser dos factores determinantes para la salud de tu pelo así que te recomendamos que lleves una dieta sana y completa rica en vitaminas, grasas naturales y proteínas combinada con los dos litros de agua diarios recomendados. Si sufres de pelo quebradizo, no te preocupes porque te vamos a dar una serie de consejos para que consigas reparar tu cabello y que así logres que luzca sano, bonito y con brillo.

Descubre: Peinados para disimular el pelo sucio

¿Pelo sucio? Peinados para disimularlo cuando no tienes tiempo de lavarlo © Pinterest

Hidrata tu pelo empezando por el champú

Los cabellos dañados por tratamientos químicos como tintes, mechas o decoloraciones son los que más sufren de este problema. Además de hidratarte por dentro, tu cabello está pidiendo a gritos un extra de hidratación que debes aportar con tu champú. La línea Repara & Protege de Pantene te ayudará a conseguir tu objetivo: aplícalo diariamente y en seguida notarás un pelo más suave, fácil de peinar y con brillo. Y sobre todo, mima tu pelo y cuero cabelludo cuando apliques tu champú con un suave masaje sobre el cabello mojado creando espuma. Aclara bien con agua tibia y por último aplica el acondicionador de la misma línea Repara & Protege para conseguir un mejor resultado. También puedes añadir a tu rutina de belleza un extra de hidratación semanalmente con las ampollas rescate 1 minuto de Pantene con una fórmula ultrareparadora con una inyección de nutrición que repara de forma inmediata el cabello.

Cuidado cuando lo seques con la toalla

Los cabellos quebradizos se caracterizan por ser muy débiles por ello a la hora de cubrir el pelo mojado recién lavado con la toalla hazlo siempre con la mayor suavidad posible. Lo más natural es ponernos bocabajo y secarlo con la toalla para quitar el exceso de agua pero evita siempre la fricción de la toalla con el pelo ya que podrías provocar que este se rompa más y acabe partiéndose. Aprieta la toalla presionándola poco a poco con el cabello y de forma muy suave hasta que quites el exceso de humedad (siempre sin frotar) y prepara tu cabello para el siguiente paso.

Ármate de paciencia con el cepillado

Con el cabello húmedo te recomendamos que utilices los peines más delicados del mercado para que al cepillar no se rompan las puntas. Ármate de paciencia y con la mayor suavidad posible comienza a peinar tu cabello mechón por mechón. Los peines de púa son los más recomendados para este tipo de cabellos pero también puedes probar con los cepillos para desenredar que suavizan la cutícula y son capaces de deshacer nudos de forma suave y sin dañar el cabello.

No te pases con la plancha

Hoy en día existen productos maravillosos que cuidan tu cabello a la vez que le dan forma y estilo como por ejemplo son las planchas o los secadores que en tiempo récord secan los cabellos más difíciles. ¡Nos encantan! Pero cuidado, porque si tienes el pelo quebradizo quizás no es la mejor opción para cuidar tu cabello. Puedes usarlos, claro que sí, pero no abuses de ellos. Utilízalos en ocasiones especiales como un evento más importante, una cena especial o un día que te apetezca arreglarte un poquito más... Y cuando utilices estas herramientas de peinado ten en cuenta:

  • El nivel del calor que apliques debe ser bajo.
  • Aplica un protector de calor antes de comenzar a utilizar la herramienta. Te recomendamos que sea un spray o un producto de textura muy ligera. Te recomendamos el aceite seco Repara & Protege de Pantene con vitamina E. Aplica una pequeña cantidad de medios a puntas y sécalo al natural o con secador.
  • Cuando lo apliques no dejes la herramienta durante mucho tiempo en contacto con el cabello. Hazlo siempre de forma comedida y sin abusar.

Sanea con frecuencia tu cabello

Si para todo el mundo es una obligación sanear las puntas al menos una vez cada dos o tres meses, para aquellas que tenéis el cabello quebradizo se convierte casi en un ritual. Será fundamental tener unas puntas cuidadas para que tu cabello se vaya saneando y luzca con más brillo, más bonito y lo más importante, sano.


Y además:
5 tips para sobrevivir a un pelo graso
¿Rizos definidos? ¡Sabemos cómo conseguirlos!
7 trucos para tratar el pelo encrespado

por Redacción enfemenino 88 compartidos