Inicio / Cocina / Cocina internacional / ¡Bon appétit! Aprende a preparar macarons

Cocina

¡Bon appétit! Aprende a preparar macarons

por Laura Sutil Creado en 15 de julio de 2015
18 074 compartidos
© iStock

Hace tiempo que los macarons están en nuestra lista de postres imprescindibles. Estas pequeñas delicias procedentes de Francia guardan en su textura uno de sus principales alicientes. Su fragilidad nos hace pensar en ellos como uno de esos postres aptos solo para las manos más experimentadas en la cocina. ¡Te demostramos que no es así con estas deliciosas recetas!

Video por Carla Dominguez

Son pequeños, delicados y también bonitos. Porque si hay una comida de la que podemos decir que nos gusta hasta su apariencia, esa es el macaron. Estos dulces procedentes de la cultura francesa están hechos de clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar. Con estos ingredientes podemos obtener las bases clásicas. A partir de ahí, todo depende del gusto de cada una y de dejar volar la imaginación tanto como se quiera. Nosotras te traemos a continuación cuatro recetas para que elijas la que más te guste. ¿Estás preparada?

© iStock

Macarons de chocolate

Son unos de los más clásicos del recetario francés y, ¿por qué no decirlo? Unos de nuestros favoritos porque su relleno es de ganache de chocolate. ¿Cómo vamos a resistirnos?

Ingredientes (para 50 macarons)

  • 180 g de harina de almendras
  • 200 g de azúcar glas
  • 2 x 80 g de claras de huevo
  • 30 g de cacao en polvo
  • 200 g de azúcar en polvo
  • 8 cl de agua
  • Colorante marrón


Para el ganache:

  • 250 g de chocolate negro
  • 20 cl de nata líquida
  • 70 g de mantequilla
  • 3 gotas de extracto de café

Modo de preparación:
El día anterior prepararemos la crema de vainilla. Para ello, calentaremos la leche a fuego lento con media vaina de vainilla. En un cuenco, mezclaremos las yemas de huevo y el azúcar para añadir después la harina y la maizena y continuamos batiendo. A continuación, verteremos la leche bien caliente sobre la mezcla que tenemos en el bol y volvemos a ponerlo a fuego suave durante 3 o 4 minutos mientras removemos sin cesar hasta que espese. Una vez que hayamos retiramos del fuego, añadiremos la mantequilla cortada en trocitos, esperaremos a que se enfríe y meteremos en un recipiente hermético en la nevera.

Ahora, llegamos a uno de los momentos más importante de la receta, el de moler y tamizar la harina de almendras y el azúcar glas hasta obtener un polvo muy fino. En este caso, tamizaremos también el cacao en polvo junto a esta mezcla. Mientras tanto, en una cacerola, llevaremos a ebullición el agua y el azúcar en polvo sin remover. Vigilaremos que la temperatura de este almíbar que estamos elaborando no supere los 110º mediante un termómetro de cocina.

En un bol aparte, montaremos lentamente los 80 g de claras de huevo hasta que alcancen el punto de nieve. Después, aumentaremos la velocidad de la batidora cuando la temperatura del almíbar supere los 100ºC. Una vez que haya alcanzado los 110ºC, interrumpimos la cocción y vertemos en hilo sobre las claras montadas. Batiremos este merengue hasta que esté frío y lo dividiremos en tres partes.

Por otro lado, comenzaremos a mezclar nuestro polvo de harina de almendras y cacao con los otros 80 g de claras de huevo que hemos reservado hasta que consigamos una pasta homogénea. Después, verteremos esta mezcla en tres cuencos e iremos añadiendo colorante para obtener tres tonalidades de marrón diferenciadas. Con la ayuda de una espátula flexible, añadiremos una pequeña cantidad de cada tercio de merengue a las tres pastas de almendras para hacerlas un poco más fluidas y después agregaremos el resto del merengue cuidadosamente.

Tras esto, llenaremos tres mangas pasteleras con una boquilla de 8 mm e iremos depositando punto de esta pasta sobre el papel sulfurizado de la bandeja del horno. Formaremos pequeñas bolas regulares bien separadas y dejaremos enfriar a temperatura ambiente durante una hora. Puedes espolvorear cacao en polvo sobre algunas de ellas.

Llega el momento de hornear: preclanetaremos el horno a 145ºC y hornearemos durante unos 13 minutos. Cuando hayamos sacado del horno, deslizaremos el papel sulfurizado sobre la superficie de trabajo previamente humedecida para que las conchas se despeguen más fácilmente. Por último, con la ayuda de una manga pastelera rellenaremos la mitad de las conchas con ganache y colocaremos encima las otras conchas para formar un macaron. ​

Macarons de grosella y chocolate blanco

Mientras en la otra receta, te hemos recomendado uno de los sabores más clásicos, ahora te traemos un sabor muy diferente pero tan delicioso que cuando lo pruebes una vez, te convertirás en una cocinillas para siempre.

Ingredientes (para 50 macarons):

  • 200 g de harina de almendras
  • 200 g de azúcar glas
  • 2 x 80 g de claras de huevo
  • 200 g de azúcar en polvo
  • 8 cl de agua
  • Colorante violeta y rosa frambuesa


Para el ganache:

  • 350 g de chocolate blanco
  • 20 cl de nata líquida
  • 50 g de mantequilla
  • 125 g de grosellas frescas o congeladas


Modo de preparación:
Prepararemos el ganache de grosella y chocolate blanco el día anterior. Para ello, trocearemos el chocolate en un bol y llevaremos la nata a ebullición. Después, la verteremos sobre el chocolate y mezclaremos hasta que este se haya fundido completamente. A continuación, añadiremos la mantequilla cortada a trocitos y seguiremos removiendo hasta que se funda. Dejaremos enfriar a temperatura ambiente y, por último, añadiremos las frutas. Reserva en la nevera hasta el día siguiente.

Al igual que en la receta anterior, ahora será el momento de tamizar el azúcar glas y la harina de almendras y preparar posteriormente el almíbar. Así, crearemos el merengue por un lado y la pasta de almendras, agregando al final el colorante violeta y una punta de rosa frambuesa para realzar el color.

A continuación, igual que hemos hecho con la otra recetas mezclaremos el merengue y la pasa de almendras y con la ayuda de una manga pastelera, iremos creando las bolas regulares sobre la bandeja del horno. Hornearemos durante unos 13 minutos y, siguiendo las recomendaciones de la receta anterior, colocaremos el ganache sobre una de las conchas y cubriremos con las restantes para obtener la forma de macaron.

Macarons de pistacho

​Es otro de los clásicos de la cocina francesa. Su peculiar sabor y su color intenso nos encanta. Además, hará las delicias de las amantes de los frutos secos. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Ingredientes (para 50 macarons)

  • 250 g de harina de almendras
  • 200 g de azúcar glas
  • 2 x80 g de claras de huevo
  • 200 g de azúcar sémola
  • 8 cl de agua
  • Colorante verde y amarillo


Para la crema de pistacho:

  • 220 g de mantequilla
  • 125 g de azúcar glas
  • 70 g de harina de almendras
  • 120 g de pistachos sin cáscara y sin sal (+2 gotas de colorante verde si lo necesitase)
  • Una cucharada sopera de sirope de horchata


Modo de preparación:
En este caso, comenzaremos directamente por elaborar la masa de los macarons siguiendo el mismo proceso que en las recetas anteriores. A la hora de elaborar la pasta de almendras, agregaremos el colorante verde y una pizca de amarillo para aproximarse al color pistacho. Todo será igual hasta después de hornear durante 13 minutos como en el resto de recetas.

El principal atractivo de esta receta está en la crema de pistacho. Para elaborarla, moleremos los pistachos muy finos y agregaremos el sirope de horchata con el fin de obtener una pasta de pistacho. Si lo creemos necesario, podemos añadir en este punto colorante.

Por otro lado, batimos enérgicamente la mantequilla con la ayuda de unas varillas o una batidora eléctrica hasta que consigamos una textura lisa y uniforme. A continuación, agregamos el azúcar glas y batimos de nuevo. Por último, añadimos la harina de almendras y la pasta de pistacho y volvemos a batir unos minutos hasta que la crema adquiera una textura espumosa y ligera a partes iguales. Por último, con la ayuda de una manga pastelera, iremos rellenando las conchas de macaron para darle su forma definitiva.

Macarons al caramelo de mantequilla salada

Estos macarons nos tienen completamente conquistadas. Son muy dulces pero tienen un toque salado que nos encanta. ¿Quieres probarlos?

Ingredientes (para 50 macarons):

  • 200 g de harina de almendras
  • 200 g de azúcar glas
  • 2x 80 g de claras de huevo
  • 200 g de azúcar de sémola
  • 8 cl de agua
  • Colorante caramelo o unas gotas de extracto de café + 2 gotas de extracto amarillo


Para el caramelo de mantequilla salada:

  • 250 g de azúcar en polvo
  • 8 cl de agua
  • 12 cl de nata líquida entera
  • 200 g de mantequilla salada


Modo de preparación:
Comenzaremos a preparar el caramelo la noche anterior a hornear la masa. Para ello, calentamos a fuego medio el azúcar y el agua hasta que obtengamos el caramelo. Poco a poco, iremos añadiendo la nata líquida y removiendo a la vez con una espátula. Una vez que tengamos una masa bien homogénea, sumergiremos el termómetro y controlaremos la temperatura. Cuando alcance 108ºC, retiraremos del fuego y añadiremos la mantequilla cortada en trozos y volvemos a batir hasta que el caramelo sea homogéneo. Por último, pondremos en un recipiente hermético y reservamos en la nevera.

Una vez que hemos completado esta primera parte, es el momento de ponernos manos a la obra con la masa de los macarons. Seguiremos el proceso de las recetas anteriores y, a la hora de elaborar la pasta de almendras, agregaremos el colorante o el extracto de café hasta alcanzar un color caramelo clarito. Una vez que hayamos mezclado el merengue y la pasta de almendras y después de hornear, habrá llegado el momento de darle forma a estos dulces.

¡Ah! Es muy importante que no desesperes. La fragilidad de este postre, hará que haya algún que otro fracaso hasta que salga bien. Tranquila, el resultado merecerá la pena.

Recetas del libro Macarons al estilo francés de José Maréchal.

Y además:
¡Para chuparse los dedos! Las tartas femeninas más originales
Las 10 cuentas más dulces de Instagram: ¡Irresistibles!

por Laura Sutil 18 074 compartidos