Inicio / Psico / Consejos / ¡Atrévete a ser más feliz! 10 razones para hacer coaching

© iStock
Psico

¡Atrévete a ser más feliz! 10 razones para hacer coaching

por Redacción enfemenino Publicado en 30 de junio de 2016
A-
A+

Hacer coaching puede hacerte ver una nueva perspectiva de las cosas y, quizás, sea la mejor forma para que comiences a valorarte, quererte y vivas en armonía con quienes te rodean. La terapeuta Verónica Rodríguez nos da algunas razones por las que resulta importante practicar el coaching emocional. ¿Te animas?

Los terapeutas aseguramos que una de las cosas que las personas lamentan al final de sus vidas es el no haber sido más osados, el no haberse atrevido a arriesgar mucho más, el que no dieron un paso para realizar sus verdaderas metas y concretar sus recurrentes sueños. Para superar estos obstáculos que nosotros mismos nos colocamos en el camino limitándonos e impidiéndonos avanzar, para congraciarse con uno mismo evitando el auto reproche, el coaching se presenta como una eficaz herramienta a nuestro alcance que posibilita extraer el máximo de nuestro potencial y desbrozar la senda de las dificultades que coartan y limitan nuestro crecimiento personal.

Descubre: Frases mejorar autoestima

Frases para mejorar tu autoestima © Girls

El coach es el profesional encargado de acompañar nuestros propósitos y de guiarnos por la travesía que nos lleva hasta ellos. Nunca nos va decir que tenemos que hacer esto o aquello, sino que nos proporciona los instrumentos adecuados para analizar y comprender exactamente lo que nos ocurre y para posteriormente poder superarlo; nos acompaña en el provechoso ejercicio de la auto-observación diaria.

Mucha gente tiene la idea de que el coaching es una especie de disciplina de snobs asociada a los altos ejecutivos que persiguen eliminar el estrés y ser mucho más competitivos y eficientes en su propio mundo depredador. Esta no es sino una idea distorsionada y errónea puesto que el coaching simplemente favorece la resolución de conflictos personales en todo ámbito y en toda escala social.

Dentro del coaching existen dos opciones delimitadas y diferenciadas: la primera y más genérica es la atención personalizada e individual. A esta posibilidad se le contrapone el coaching grupal que persigue el aprendizaje y la consecución de las metas perseguidas apoyándose en la dinámica del grupo. Esta fórmula permite enfrentar situaciones complicadas en un clima de seguridad compartida al sentir el soporte y el respaldo decidido de otras personas de características afines y de unos profesionales a nuestra disposición.

¿Cómo puede ayudarnos el coaching grupal?

Las técnicas grupales que se desarrollan en Coaching Club son una buena forma de acercamiento a tu mundo interior y a tus potencialidades, ya que está comprobado empíricamente que compartir este tipo de experiencias en grupo fortalece nuestra capacidad de vincularnos sanamente con el entorno y con nosotros mismos.

De esta manera, el cimiento emocional que aporta el grupo a la hora de conocer lo que nos pasa es esencial y supone el punto de arranque para diseñar objetivos y planes de acciones futuros para continuar con el trabajo de cada persona.

Sabemos que el equilibrio no consiste en estar bien siempre, sino en saber gestionar emocionalmente aquellas etapas de cambio vital por la que todos pasamos a lo largo de la existencia.

Este aprendizaje se puede desarrollar tanto en grupo como individualmente pero, en cualquier caso, lo fundamental es no abordar en solitario y sin asistencia ciertos problemas que nos sobrepasan.

Razones para iniciar un proceso de coaching

  • Si sientes que no entiendes tus emociones o te cuesta gestionarlas.
  • Si deseas cambiar tu situación laboral o convertirte en "emprendedor".
  • Si estás desempleado y te estás enfrentando a procesos de selección laboral.
  • Si deseas aumentar tu productividad y gestionar mejor el tiempo.
  • Si te cuesta tomar decisiones o resolver conflictos Detrás de una dificultad de este tipo se encuentran muchas veces pensamientos o convencimientos limitadores, también miedos irracionales como, por ejemplo, al fracaso o al rechazo.
  • Si quieres encontrar tu vocación y auto-realizarte. Descubrir tus talentos, tu pasión, encontrar eso que se denomina, “tu salsa”, encontrar una actividad que encaje con tu personalidad y valores en la que destaques y seas único y especial en el plano profesional.
  • Si tropiezas con los mismos obstáculos una y otra vez y no logras salir de un bucle que se retroalimenta.
  • Si dejas todo para mañana y no separas lo urgente de lo prioritario.
  • Si vives más pendiente de los demás que de ti mismo.
  • Si tienes dificultades para vincularte sanamente con una pareja y se repiten las mismas situaciones indeseables de siempre.

Está claro que el coaching puede ser un muy buen comienzo para empezar a quererte más. No te pierdas nuestro test en el que descubrirás cuál es tu nivel de autoestima.

Artículo realizado en colaboración con la terapeuta Gestalt Verónica Rodríguez Orellana, Directora de Coaching Club.

​Y además:
¿Agobiada por la rutina? 8 métodos alternativos para relajarte
12 pequeños gestos que nos hacen la vida más feliz

por Redacción enfemenino

Puede interesarte