Inicio / Maternidad / Embarazo / ¿Cómo reconocer cuándo he roto aguas?

Maternidad

¿Cómo reconocer cuándo he roto aguas?

por Blanca Nieto Creado en 24 de septiembre de 2019
¿Cómo reconocer cuándo he roto aguas?© iStock

¿Qué es romper agua? ¿Cuáles son sus síntomas y cómo saber si ya lo has hecho y qué hacer después? Te contamos todo para que sepas reconocer cuándo tu bebé está en camino.

Cuando rompes aguas quiere decir que el parto ha comenzado y tu bebé está en camino. Este acontecimiento tiene lugar cuando se rompe el saco amniótico, la bolsa que contiene el líquido amniótico y garantiza la seguridad y correcta evolución del feto. Pero, ¿la rotura del saco amniótico es igual en todos los casos? ¿Cómo reconocer cuándo has roto aguas? Te lo contamos.

Video por Patricia Álvarez

Cómo saber si has roto aguas

La salida del líquido ambiótico suele ser bastante gradual en la mayor parte de los casos pero, aunque el saco amniótico también puede romperse de forma súbita e inesperada (mucho menos frecuente). Saber diferenciar entre orina y líquido amniótico puede ser complicado. Las pérdidas de orina son comunes durante las últimas semanas de embarazo, por lo tanto, si rompes aguas mientras duermes, al despertar puedes dudar de si realmente se trata de líquido amniótico o de una pérdida común. Una forma de saber si has roto aguas es a través del olor, mucho menos fuerte que la orina. Si el líquido tiene un tono verde o marrón, debes llamar al médico inmediatamente, puede indicar que el feto está teniendo algún problema o que ha expulsado el meconio, pudiendo ser peligroso para él.

¿Qué debes hacer si rompes aguas?

Si sospechas que has roto aguas, acude al hospital más cercano, ya que el parto es inminente y empezará tras 12-24 horas tras la ruptura de la bolsa amniótica. En general, si el líquido amniótico es transparente puedes mantener la calma, no necesitas acudir al médico al instante, aunque es recomendable hacerlo lo antes posibles. Si el líquido es oscuro o tiene sangre, lo mejor es acudir inmediatamente al hospital para descartar algún problema.

Cuando rompes aguas, el bebé está menos protegido contra las infecciones y, por ello, debes ser muy cautelosa con la higiene personal. No hagas nada que pueda significar que entren bacterias en la vagina. Utiliza compresas estériles para no mojarte con el líquido amnniótico y mantener la zona limpia.

Romper aguas de forma prematura

Aunque romper aguas te cause una sensación extraña, no debes preocuparte cuando suceda, menos aún, si ya estás cerca de salir de cuentas. Sin embargo, si rompes aguas de forma prematura, es decir, antes de las 37 semanas de gestación, debes acudir al hospital inmediatamente. Se trata de una situación anormal que debe ser valorada por el ginecólogo. De igual forma, si notas cualquier cosa rara, como alguna mancha de tono verdoso o marrón, debes ir lo antes posible al centro médico más cercano.

Y además...

Moco cervical: cómo reconocerlo durante y después de la ovulación
Síntomas de la ovulación: 5 signos para saber si eres fértil
Ácido fólico durante el embarazo: todo lo que debes saber sobre cómo tomarlo
Manual para organizar el baby shower perfecto
Las mejores posturas para dormir bien durante el embarazo