Inicio / Maternidad / Embarazo

Suplementos nutricionales durante el embarazo: todo lo que debes saber

por María Viéitez Creado en 4/5/20 a las 9:00
Suplementos nutricionales durante el embarazo: todo lo que debes saber © GettyImages

¿Es necesario o no tomar suplementos nutricionales durante el embarazo? Te contamos cuáles son sus beneficios y en qué casos están recomendados.

La alimentación es uno de los aspectos que más debemos cuidar durante el embarazo, ya que en esta etapa no es solo nuestra salud la que depende de ello, sino también la de nuestro bebé. Para mantenerte en forma y procurarle a tu pequeño un correcto desarrollo, debes asegurarte de tomar el aporte que ambos necesitáis de todos los nutrientes. Sin embargo tú, además, precisarás un aporte extra de energía y nutrientes, y aunque no sea necesario comer por dos, tal y como se suele decir, tampoco es momento de hacer dietas con el objetivo de mantenerte en tu peso. Así, lo más recomendable es llevar una dieta completa, equilibrada y variada, absteniéndote, por supuesto, del alcohol y el tabaco.

Una buena dieta debe cubrir para la mamá y el bebé las necesidades de nutrientes como el calcio; el hierro; las vitamina B12, C y D; ácidos grasos esenciales omega-3 y folatos, uno de los nutrientes más importantes. Entonces, siguiendo una dieta completa, ¿son necesarios los suplementos nutricionales?

Durante el embarazo nuestro cuerpo experimenta cambios y reajustes a nivel físico necesarios para que la gestación se desarrolle de la forma adecuada, tanto para la mamá como para el bebé. Como consecuencia, nuestro cuerpo requiere un aporte extra de micronutrientes y macronutrientes. Y uno de los más importantes, como decimos, son los folatos (ácido fólico), distintas formas de vitamina B9, ya que contribuyen al crecimiento de los tejidos maternos durante el embarazo, al proceso de división celular y a la formación normal de aminóacidos y células sanguíneas.

El ácido fólico se encuentra en los panes integrales y los cereales en general, el hígado, las verduras de hojas verdes, el zumo de naranja, las lentejas, los frijoles y muchos otros alimentos. Pero durante esta etapa, con el objetivo de contribuir al correcto desarrollo y cierre del tubo neural del feto, que se cierra entre los días 22 y 27 después de la concepción¹, se deben consumir alrededor 400 mcg diarios de ácido fólico², ya que la ingesta suplementaria de ácido fólico incrementa el nivel de folato materno, y una cantidad baja de folato materno es un factor de riesgo de defectos del tubo neural en el feto en desarrollo. Este aporte extra se debería iniciar un mes antes de la concepción y lo ideal es que se extienda hasta que se cumplan los tres meses de gestación. ¿Cómo podemos cubrir estas necesidades?

Cuando nuestro cuerpo desarrolla necesidades específicas es necesario ayudarle con soluciones específicas. Femibion Pronatal 1 es un sumplemento polivitamínico con un alto contenido en folatos especialmente recomendado desde la fase de planificación de tu embarazo hasta cumplir el primer timestre. Pero, ¿sabías que el 50% de las mujeres no metaboliza adecuadamente el ácido fólico³? Esto es, precisamente, lo que hace que este complemento sea tan especial, ya que contiene una forma activa de folato, el Metafolin®, que puede ser directamente utilizado por el cuerpo de la futura mamá sin necesidad de ser transformado. Esta fórmula, además, está enriquecida con yodo y vitaminas B, C y E.

¿Y a partir del tercer trimestre?

María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …
Puede interesarte