Inicio / Ocio / Entretenimiento / ¿Cómo es estar en la zona VIP de los festivales más posturetas del mundo?

© Pinterest vía Camii
Ocio

¿Cómo es estar en la zona VIP de los festivales más posturetas del mundo?

Maria Calvo
por Maria Calvo Publicado en 11 de abril de 2018
A-
A+

Hay tantas formas de ir de festival como tipos de festivaleros. ¿Quieres saber lo que se cuece en las zonas VIP?

Festival: acto social con música ininterrumpida, conciertos solapados y fauna digna de estudio, al que todo el mundo ha ido o debería ir en algún momento de su vida. (No lo pone ni en la RAE ni en la Constitución, pero esto es así).

Festival de Coachella

La temporada festivalera comienza a lo grande en Coachella, con su eterno empacho de flecos y flores, en lo que parece ser un continuo día de la marmota. Sin duda, es el evento musical con más repercusión mediática, donde el postureo campa a sus anchas y las celebrities sacan humo al móvil con dos mil selfies al minuto.

Coachella es una burbuja elitista donde la música ha pasado a un segundo plano en pro de lucir palmito concierto arriba, concierto abajo. Los precios de las entradas son desorbitados y los servicios que ofrecen, exclusivos. Desembolsando los 899 dólares que cuesta una entrada VIP podrás, por ejemplo, probar una carta de cocktails selectos al lado de Katy Perry o las hermanas Jenner. Por 225 dólares degustarás una cena deluxe para cuatro personas en el exclusivo “Jardín de las rosas”, y por 6.500 dólares podrás alojarte en una de las tiendas de estilo safari que cuentan hasta con aire condicionado por si aprieta el caloret.

Festival de Glastonbury

Cruzamos el charco y ponemos rumbo a Glastonbury, cuna del barro y las botas Hunter. El festival inglés es el favorito de muchos melómanos por aunar siempre carteles de excepción, menos dosis de postureo y un ambiente exquisito de fraternidad dentro del caos característico de un evento así. Las lluvias de Reino Unido no son buenas consejeras para acampar, por eso en un alarde de consideración y por unos 11.000 euros de nada, el festivalero deluxe porque los indies de a pie están condenados al lodazal podrá pasar su estancia en un “Pop Up Hotel” situado en la zona VIP. Disfrutarán de spa, baño privado, restaurante y alojamiento de lujo a prueba de barro.

¿Y en España?

En territorio patrio, esta moda para altas esferas ha proliferado en los últimos años. Parece que el “hommo festivalerus” evoluciona, dejando atrás tendencias como la de no ducharse en tres días o dormir (un par de horitas con suerte) sobre una colchonetilla que se pincha la primera noche. ¿Has oído hablar del Glamping? Su nombre procede de la suma de “glamour” y “camping” y son servicios de alta gama que aúnan acampada y confort. Festivales como el FIB, el Arenal Sound o el BBK, ya se han rendido a sus encantos y deleitan al público VIP con tiendas de estilo inglés (o Bell Tents, que suena más VIP todavía) de cinco metros de diámetro y capacidad para cuatro personas. Cada una cuenta con desayuno buffet, colchones auto-hinchables con ropa de cama, césped artificial, servicio de limpieza y cocktail de bienvenida entre otras lindezas. Te gusta, ¿verdad?

Ser VIP en un festival es algo así como reventar el gafapastódromo de lo mucho que molas. Ya seas moderna, hipster, indie o rumbera (ojo a los Chichos, que son el plato fuerte de este Primavera Sound), que sepas que existen estos refugios idílicos dentro del caos para vivir un festival a todo trapo: descansarás, te ducharás y estarás rodeada de enchufes (mi tesoooooooooro) y otros lujos que escasean en los campings de a pie.

Descubre: Coachella: los mejores looks de la historia del festival

Los mejores loooks de celebrities que han pasado por Coachella © Pinterest

Y además:
7 lecciones de estilo de Coachella para tus looks de festival
Peinados para festivales: ideas fáciles para esta temporada

por Maria Calvo

Puede interesarte