Inicio / Famosos / Noticias Famosos / El protocolo de vestimenta de la familia real británica

El protocolo de vestimenta de la familia real británica

En nuestro caso, podemos salir a comprar el pan con el chandal más desgastado del armario y en la misma noche salir de fiesta con un vestido con más brilli brilli que las protagonistas de los anuncios de Freixenet, pero para la familia real británica, los modelitos que elijan para cada uno de sus eventos y citas oficiales, serán examinados con lupa, no solo por todos los medios de comunicación, sino especialmente por el resto de la realeza y es que, esta ''sencilla'' prole, debe seguir y respetar unas normas muy estrictas en cuánto a como vestirse, comer, saludar, y hasta sacar al perro. 

Las últimas en incorporarse a este peculiar código de vestimenta fueron las duquesas Kate Middleton y Meghan Markle, que han tenido que adaptarse a todas las reglas impuestas por la realeza hace cientos de años. Si bien es cierto que la duquesa de Sussex ha roto en más de una ocasión el protocolo (la perdonamos porque es la nueva y además, nos encanta su rebeldía a la hora de desafiar los modelos de conducta establecidos), la duquesa de Cambridge suele respetar casi siempre todas estas reglas. 

Por ejemplo, en el caso de los vestidos, es obligatorio que luzcan siempre por debajo de las rodillas, para la elección de los colores hay que fijarse en el evento al que se va a acudir y en cuanto a las tiaras y diademas, solo estará permitido llevarlas en ocasiones muy especiales y siempre que la mujer esté casada, ya que son un signo (algo arcaico y un ''pelín'' machista, todo hay que decirlo) de que ''ya no se busca marido''. 

Los niños tampoco se libran de las estrictas normas de vestimenta y el príncipe Goerge por ejemplo tiene que arriesgarse siempre a un catarrito ya que no se le permite llevar pantalones largos hasta al menos, los siete años de edad. Eso sí, todos los miembros de la familia pueden pasar de las formalidades en algún evento informal o deportivo y acudir con looks más casuales y de sport, como en alguna ocasión hemos visto a Kate y Meghan. 

Y tú, ¿estás de acuerdo con el código de vestimenta de la familia real británica o eres más de las que piensa que hasta con la ropa, deberían evolucionar y modernizarse? Ya sabéis eso que dicen de ''renovarse o morir...'' 

Puede interesarte...

Los mejores momentos del 2018 de la familia real británica

El príncipe George: las fotos desde su nacimiento hasta hoy

Así era Kate Middleton antes de convertirse en princesa