Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Los mejores chistes de Navidad para niños: ¡celebra las fiestas con buen humor!

Los mejores chistes de Navidad para niños: ¡celebra las fiestas con buen humor!

Los mejores chistes de Navidad para niños

Además de las compras, el árbol y el tradicional Roscón de Reyes, hay algo que nunca falta cada año en Navidad y con lo que tanto mayores como pequeños disfrutamos: ¡la sobremesa de las comidas familiares con buenos chistes!

Los chistes son una de las mejores formas de hacernos reír. Tiene numerosos beneficios, entre ellos conseguir que tengan una mejor actitud frente a la vida. Si le enseñamos a los niños a que vean las cosas con humor les resultará más sencillo hacer frente a los problemas. Por eso, si vas a casa de algunos amigos que tenga algún niño y no sabes que regalos llevar nada mejor que un libro de chistes navideños. ¡Les encantarán y serán los mejores animadores en Nochebuena!

Contar chistes ayuda a los peques a ejercitar la memoria a la hora de recordar el chiste que deben contar. Mejor si les enseñamos chistes cortos para que puedan retenerlos con facilidad y contarlos una y otra vez. Por supuesto, también los chistes les ayudan a tener mayor creatividad e imaginación ya que muchos son capaces de crear los suyos propios. 

Los espacios en familia ayudan a que los niños también se sientan más seguros y pierdan el miedo a equivocarse. Una de las maneras de alegrar la Navidad es riendo, y los chistes no dejan de ser una de las mejores alternativas para ello. Así, con un buen humor en el ambiente se podrán eliminar las redecillas con esos familiares que nos ves desde hace años. Y es que una risa con niños en familia, ¡es pura alegría!

Chistes de Navidad: ¿Qué beneficios aporta el sentido del humor en los peques?

  • Seguridad en sí mismos. 
  • Mejora de su autoestima.
  • Disfrutan de las pequeñas cosas.
  • Fomentan la creatividad.
  • Tienen más facilidad para relacionarse con el resto ya que se vuelven más extrovertidos.
  • Se sienten más cómodos en familia. 

Por eso, y como las navidades son un buen momento para relajarnos, contar anécdotas y disfrutar de la compañía de nuestra familia. Y, ¿por qué no hacerlo con un poco de humor? Estas fiestas están para pasarlo en grande, por eso de proponemos algunos chistes infantiles para que tus peques amenicen las reuniones familiares:


–¿Qué tipo de coches lleva Papá Noel?
–¡Un Renol!


–¿Qué ocurre cuando Santa Claus se queda atrapado en una chimenea después de años?
–Que le entra Claus-trofobia.


Un día llaman a la puerta de una casa, sale el niño a abrir la puerta y su madre le pregunta:
–¿Quién es?
–Contesta el niño: Papá “Noé”.
–Pues si no es papá, ¡no le abras!


–¿Cómo se llaman los Reyes Magos?
–Melchor, Gaspar, Basaltar y… ¡se cayó!


–¡Mamá, mamá! ¡Qué rico está el pavo!
Y su madre le contesta:
–Pues repite, niño.
Y dice el niño:
–¡Mamá, mamá! ¡Qué rico está el pavo!


Pepito le pregunta a su papá:

- Papá, ¿qué me vas a regalar Papá Noel este año?

Y el papá le contesta:

- ¿Qué te regaló el año pasado hijo?

Y Pepito le dice:

- Un globo

Y el papá bien ilusionado le dice:

- Pues este año te lo trae Papá Noel inflado seguro.

–Niño, este año te van a traer carbón los Reyes Magos, por sabelotodo.–Pero, ¿carbón de qué clase? ¿Turba? ¿Hulla? ¿Antracita? ¿Lignito?–Tú sigue así…


-Jaimito, espero que esta vez hayas estudiado para el examen.

-¡Por supuesto!

-Háblame del Tercer Reich.

-¿El de la mirra?


–¿Cómo se va Papá Noel si le faltan los renos?
–Se va remando.


-Jaimito vuelve a casa y le enseña a su madre un billete de 100 que había encontrado en la calle hace días:

-Su madre lo mira y le dice: ¡esto seguro que se le ha caído a alguien!

-¡Segurísimo, mamá! ¡Incluso he visto al señor que lo estaba buscando!


Pueden servir para acallar las típicas rencillas familiares, para romper el hielo con aquellos familiares a los que no vemos muy a menudo o para integrar a nuevos miembros de la familia de una forma muy natural y divertida. Te dejamos con algunos de los chistes más populares y que son rápidos, sencillos y fáciles en nuestro álbum.

Si tus hijos tienen alma de humoristas o son muy graciosos seguro que les encanta aprenderse alguno de estos chistes perfecto para contar en Navidad delante de toda la familia. Eso sí prepáralo con anticipación porque así se lo toman con más responsabilidad, aunque sea algo informal en casa. 

Léelos con ellos y aprenderos unos cuantos para la cena de Nochebuena o la comida de Navidad. Recuerda que, al fin y al cabo, de lo que se trata es de estar juntos y pasar un momento divertido. 


Puede interesarte:

¡Celebra la Navidad cantando! Los mejores villancicos para niños

Las mejores películas de Navidad para niños ¡les encantarán!

Guía para tus compras navideñas: ¿cómo elegir el regalo correcto para tus hijos?