Inicio / Belleza / Maquillaje / 7 trucos de maquillaje para salir perfecta en las fotos

Belleza

7 trucos de maquillaje para salir perfecta en las fotos

por Redacción enfemenino Publicado en 30 de noviembre de 2017
165 compartidos
A-
A+

Con estos trucos de maquillaje para fotos no hará falta que ensayes poses frente al espejo... salir bien en ellas será mucho más fácil.

A veces, una buena foto o un buen selfie no depende siempre de el ángulo, de la luz o del entorno... Que salgamos bien o mal es muy relativo. Pero si aplicas estos trucos para conseguir un buen maquillaje para fotografía, las posibilidades aumentan. No significa que tu maquillaje tenga que ser radicalmente distinto ni exagerado, a menos que sea para una sesión de fotos y sea ese el resultado que busques, sino que debes tener en cuenta ciertos aspectos de los productos que utilizamos de manera regular y que no funcionan bien delante de una cámara.

¿Sabías que si utilizas una crema hidratante o base de maquillaje con SPF saldrás mucho más blanquecina en las fotos? ¿O que los polvos minerales reflejan la luz dando la sensación de una piel más grasa? Para aprender cómo maquillarte correctamente para salir perfecta en las fotos tan solo tendrás que seguir estos sencillos consejos y voilà. Pero antes, te dejamos con un tutorial muy práctico para disimular las ojeras:

1. Maquillaje para fotos: evitar productos con SPF

Pese a que cada vez es más habitual encontrar en el mercado hidratantes faciales y bases de maquillaje con factor de protección solar, algo que es de agradecer en nuestro día a día, en el caso del maquillaje para fotografía no es lo más recomendable.

Sin embargo, si tienes un evento o boda al aire libre y vas a estar expuesta al sol sí deberías. ¿Cómo lo solucionamos entonces? Existen dos tipos de protectores solares: los que contienen filtros físicos y los que contienen filtros químicos. Estos últimos puedes utilizarlos sin problema incluso para fotografías con flash, ya que no contienen dióxido de titanio ni óxido de zinc, dos ingredientes que reflejan la luz y protegen nuestra piel del sol, pero que harán que nuestra piel se vea blanca en las fotografías cuando se produce un impacto de luz sobre ella (flash).

Para diferenciar unos filtros de otros tan solo tendrás que fijarte en los ingredientes de cada uno de ellos y elegir el que más te convenga según la ocasión.

2. Polvos minerales

En los últimos años los productos de maquillaje minerales han sufrido un auténtico boom, ya que aportan una serie de beneficios para la piel sobre el resto de productos que no lo son. No contienen aceites, perfumes, colorantes u otros ingredientes comedogénicos (que favorecen la aparición de granitos y puntos negros) por lo que no obstruyen los poros, permitiendo que la piel respire pese a estar maquillada.

Sin embargo, no son la opción más recomendable cuando vayamos a ser fotografiadas, ya que contienen pigmentos que reflejan la luz, y el resultado en la imagen puede ser el de una piel con brillos y aparentemente más grasa

3. Elegir el subtono adecuado

Al igual que existen varios subtonos de piel distintos (neutro, rosado y amarillo), también cada tono de las bases de maquillaje, tanto fluidas como en crema o en polvo, contiene un subtono diferente, pensado para compensar el de nuestra piel y que el color se adapte a la perfección.

Cuando se trata de la base de maquillaje, lo más recomendable es elegir la que mejor complemente nuestro tono de piel, pero cuando se trata de escoger los polvos con los que fijar el maquillaje la cosa se complica. Si elegimos unos con un subtono rosado, en función de la iluminación que tengamos en las fotos, pueden devolver un color irreal, por lo que lo mejor es optar por unos polvos con un subtono amarillo.

Siempre puedes hacer pruebas de cómo quedarían en los días previos al evento, pero si no quieres arriesgarte la opción más segura es la de optar por los subtonos amarillos o doraditos.

4. El corrector "enmascarado"

Muchos de los correctores de ojeras contienen también partículas que reflejan la luz, ya que además de corregir, iluminan la zona para dar un aspecto más despierto a la mirada. Sin embargo, a la hora de realizar un maquillaje para fotos, es mejor optar por un corrector que no tenga estas propiedades. ¿Has visto alguna vez una foto de una famosa maquillada que parece llevar un antifaz blanco bajo los ojos? Esto es porque al natural el maquillaje no se ve así, pero al recibir el impacto de luz de los flashes o los focos las partículas reflectoras hacen de las suyas y devuelven una imagen desvirtuada.

Si no quieres que a ti te suceda lo mismo, elige un corrector de un tono que se camufle perfectamente con la base de maquillaje, y bajo ningún concepto te decantes por uno más claro.

5. All that glitters

Purpurina, glitter, shimmer... Llames como llames a las partículas brillantes que contienen ciertos iluminadores y sombras de ojos, debes intentar evitarlas a toda costa cuando realices un maquillaje para fotografía, principalmente si es para una boda o evento en el que debes de salir natural. Pese a que en directo estos productos se vean muy bonitos, en las fotos no suelen dar muy buen resultado, ya que aparecen pequeños puntitos blancos que pueden dar un acabado no deseado.

6. Enmarcar la mirada

Las cejas son un rasgo muy importante de nuestro rostro, ya que enmarcan la mirada y son capaces de cambiar nuestra expresión por completo. Por eso, es muy importante depilarlas bien para darles la forma que más nos favorezca y maquillarlas para rellenar los posibles huecos que quedan entre los pelitos. Para una fotografía, además, es fundamental fijarlas bien con un gel o una cera para que, una vez maquilladas, cada pelo quede en su sitio y el color que hemos aplicado no pierda intensidad.

Descubre: Maquillaje para ojos azules: enfatiza tu mirada

Maquillaje para ojos azules © iStock

7. Definir bien los volúmenes

Al contrario que ocurre con los productos con partículas brillantes, cuando nos hemos maquillado con los productos adecuados, puede que el resultado sea un rostro totalmente plano en las fotografías, ya que el flash hace que los tonos pierdan algo de intensidad. Para solucionarlo, debemos de contornear de manera suave el rostro para marcar bien los volúmenes y darle más dimensión. Es importante que los polvos que elijamos para contornear no sean demasiado anaranjados ni brillantes, sino más bien mate y tirando a grisáceos, para que el resultado no se vea artificial.

Además, es posible que tengamos que intensificar un poco el colorete si hemos elegido un tono muy pastel, ya que puede que el color se pierda al ser fotografiado. Si llevas escote y enseñas la clavícula, también puedes marcar ligeramente la estructura ósea de la zona aplicando unos polvos bronceadores en la zona "hundida" e iluminador en el hueso. ¡Parecerás toda una diva del cine!

Ya solo te queda sonreír, mirar al pajarito y decir: ¡pa-ta-ta!


Y además:
Maquillaje para rubias: los mejores consejos para conseguir un look blonde perfecto
Trucos de maquillaje para chicas con gafas

por Redacción enfemenino 165 compartidos
Jouez et gagnez une eau de parfum La vie est Belle !
J'en profite !