Inicio / Novias / Organización / La boda del billón de dólares

Novias

La boda del billón de dólares

por El equipo editorial Creado en 4 de abril de 2016

Presume de ser la boda más cara de la historia. El pasado fin de semana se celebró en Moscú el enlace matrimonial más ostentoso de los últimos tiempos. No faltaron actuaciones estelares de la talla de Jennifer López, Enrique Iglesias y Sting. Pasen y vean.

Un billón de dólares (sí, billón, con B de bodorrio), es lo que ha costado la celebración de esta boda con acento ruso. Said Gutseriev de 28 años y Khadija Uzhakhous, de 20, se daban el sí quiero envueltos en un escenario de cuento de hadas que sobrepasa los mismísimos límites de Disney. Un despliegue de extravagancia que se puede justificar si tenemos en cuenta que el padre de la criatura, Mikhail Gutseriev, es un magnate del petróleo que amasa una fortuna de 6,2 billones de dólares, según ha publicado Forbes.

El “menos es más” no va con ellos. La sana discreción de una boda íntima como la de Iker Casillas y Sara Carbonero hace tan sólo dos semanas, o la sencilla elegancia de un vestido de novia al estilo de Carolyn Bessette en su enlace con John F. Kennedy les sabe a poco y han querido tirar la casa por la ventana. Te invitamos a echar un vistazo a estas imágenes para ir abriendo boca. Toda una oda a la exageración.

Descubre: La boda del billón de dólares
La boda del billón de dólares © Instagram

El evento se celebró en el lujoso restaurante Safisa, que se transformó para la ocasión en un paisaje de fantasía y romanticismo un tanto rococó, al gusto de los contrayentes. Lámparas de araña, luces colgando del techo, fuentes de piedra y las miles de flores que inundaban el local parecían querer mostrar al mundo el “poderío” de la élite rusa. Hasta un comité de bienvenida, todos uniformados de verde, les recibían en la entrada.

La novia, estudiante de odontología en la Universidad de Moscú, deslumbró, literalmente hablando, con un traje de princesa completamente cubierto de cristales y piedras preciosas firmado por Elie Saab. Se estima que su precio ronda los 25.000 dólares, sin añadir la tiara, el collar y el bolso de diamantes. ¡Qué más da que tu traje pese 12 kilos y necesites ayuda para caminar (verdad verdadera)!, el caso es que triunfe el amor y el lujo a todo trapo.

Los 600 invitados, entre los que se encontraban caras conocidas de la escena pública moscovita, modelos, políticos y otras grandes fortunas, llegaron en una flota de Rolls Royce y se marcharon con un souvenir debajo del brazo, en forma de cajita de oro, grabada con los nombres de la pareja y la fecha del enlace.

Por si no teníamos bastante con el tono edulcorado del enlace, llegó el postre y con él una tarta de dos metros de altura distribuída en once pisos. Tras los espectáculos pirotécnicos y las danzas tradicionales rusas, se fraguaba el plato fuerte: las actuaciones de Enrique Iglesias, Sting y Jennifer López, que se cambió hasta tres veces de modelito.

Vamos, que no escatimaron en nada. Esperemos que, al menos, les dure el matrimonio… Y colorín colorado, el cuento de hadas más caro del mundo se ha acabado.

Y además...
Formentera, la isla del tiempo perdido

¡Viaje VIP! Los Lounge de aeropuerto más lujosos