Inicio / Pareja / Relaciones / Speed dating, la moda de concertar citas rápidas para no perder el tiempo

© Girls
Pareja

Speed dating, la moda de concertar citas rápidas para no perder el tiempo

Adrián Martín
por Adrián Martín Publicado en 3 de octubre de 2016
52 compartidos
A-
A+

¿Funciona realmente para encontrar pareja? Y, sobre todo, ¿puedes conocer al amor de tu vida con tan solo una oportunidad de pocos minutos?

El mundo del amor y las relaciones ha sufrido una auténtica revolución en los últimos años. Si para ligar en los 90 era necesario salir de casa y buscar activamente, ahora los solteros parecen haber agarrado la sartén por el mango y lo tienen todo al alcance de un clic. Sí, puedes conocer al amor de tu vida sin siquiera moverte de casa. Es tan fácil como tener la app adecuada o entrar en el chat correcto. Sin embargo, han surgido otras formas de ligar algo más originales (y presenciales), como el speed dating. ¿Quieres saber en qué consiste exactamente? Tal vez primero debas descubrir cómo de buena eres en las citas, ¡necesitarás un poco de picardía!

Citas rápidas, una forma ¿eficaz? de buscar pareja

El speed dating es el término que se usa para referirse a ese tipo de citas que seguro has visto en más de una película. Son eventos en los que un grupo de personas se reúnen en un bar o en una cafetería y en apenas unos minutos tienen que conocerse y establecer una posible conexión sentimental (o, ejem, ejem, sexual). A veces este tipo de citas se hace con alguna amiga o amigo (ideal para las más vergonzosas), aunque puedes conocer chicos tú sola también, ¡a tu elección!

Este tipo de citas nació en la década de los 90 de la mano de un rabino americano que tuvo la idea de organizar veladas de encuentros entre solteros judíos que no se conocían para favorecer las uniones intracomunitarias. Hay un episodio de Sexo en Nueva York, de la sexta temporada, en el que Charlotte, recientemente convertida al judaísmo, acude a una de dichas veladas. A esta primera idea le salieron imitadores hasta traspasar confesiones y fronteras. En España desembarcó a principios de los 2000 para ayudar a los solteros a conocerse en un tiempo récord.

Hoy en día, el concepto ha evolucionado muchísimo y muchas personas lo utilizan como una forma diferente y original de entablar nuevas amistades, conocer gente interesante o, por qué no, tener la posibilidad de alguna relación sexual conociendo un poco antes a la otra persona. ¡Seguro que tú también puedes vivir tu propia historia de película!

Descubre: ¡Enamórate con las 101 mejores películas de amor!

Las mejores películas de amor de la historia © Ghost

El speed dating en 4 claves

  • El concepto: en su versión moderna el speed dating son veladas de encuentros organizadas, durante las cuales los participantes disponen de un tiempo limitado (normalmente unos 7 minutos que, según los especialistas, es el tiempo que necesitamos para saber si una persona puede gustarnos o no) para seducir o ser seducidos por la persona que está sentada enfrente de nosotros.

  • La inscripción: suele hacerse por Internet y el coste varía en función de quién la organice pero de media son unos 30 euros, normalmente con consumición incluida. La organización suele hacer una criba entre los candidatos para reunir gente de edades similares, categorías socioculturales parecidas, etc.

  • El gran día: hombres y mujeres se encuentran, por parejas, y se sientan uno delante del otro, con su consumición, preparados para iniciar un acercamiento de seducción rápido. Se hacen preguntas, se presentan y conversan un poco. ¡Atención! Una de las claves de este tipo de citas es que está totalmente prohibido darse los datos personales y decirse si se tiene la intención de volverse a ver. El suspense está en el aire… Cuando es hora de finalizar el primer encuentro se oye una pequeña señal que indica que hay que cambiar de compañero. Los participantes (normalmente los hombres) pasan a la siguiente silla y se instalan enfrente de una nueva soltera. ¡Es como el juego de las sillas en versión amor!

  • Al final de la velada, todos los participantes entregan al organizador una ficha que deben rellenar a medida que se van sucediendo los encuentros. En ella se indican los números (nombres o apodos) de las personas a las que al participante le gustaría volver a ver. A partir de ahí el anfitrión de la velada los pondrá en contacto si ambos participantes están de acuerdo.

Ventajas del speed dating

Deberías participar en el speed dating porque...

  • Es un modo rápido de encontrar a un soltero que responda a los criterios de selección del juego.
  • No hay ambigüedad: todos los participantes saben a lo que van.
  • En cuanto al aspecto social: se descubren nuevos lugares y rostros.
  • Es una ocasión para probar tu lado más seductor.
  • Es un buen modo de aprender a hablar de uno mismo, a presentarse, y de aprovecharlo para otras ocasiones.
  • Si te apetece algo de sexo desenfadado y sin compromiso, es fácil conseguirlo en este tipo de citas, donde tú te puedes presentar como quieras y mostrar lo que quieras de ti. Seguro que podrías acabar haciendo alguna de estas posturas...

Descubre: Kamasutra: las mejores posturas del Kamasutra

Las mejores posturas del Kamasutra © iStock

Inconvenientes del speed dating

Piénsatelo dos veces si alguno de estos puntos chocará demasiado con tu forma de ver las relaciones...

  • El lado exprés de los encuentros no da cabida a la magia del destino y saca el lado más superficial y formal del juego de la seducción.
  • El tiempo limitado para conocerse. ¡A veces falta tiempo pero otras también sobra!
  • El tráfico que hay que gestionar: a veces se tiene la impresión de ser un producto expuesto al que se compara con otros productos.
  • El ego puede salir tocado si nadie te apunta en su ficha.
  • Una selección que no siempre está a la altura de las expectativas de los participantes: perdedores, depredadores que sólo asisten para alargar la lista de sus cazas, graciosillos, etc.

¿Y el speed dating está de moda?

Como sucede con todos los fenómenos sociales, este nuevo sistema de encuentros se inspira un poco en la forma tradicional de ligar y va evolucionando con el paso del tiempo. Por eso han surgido nuevas y sutiles formas de ligar que se podrían considerar primas del speed dating y que van ganando popularidad:

  • El wine-dating: un curso de enología entre solteros en el que casi sin querer se conoce a otras personas entre elixires de amor.
  • El cook-dating: se aprende a cocinar y al mismo tiempo sabes que estás rodeada de solteros que compartirán tu afición por la cocina.

Si consigues tu media naranja en alguno de estos eventos, ahora solo queda recordar algunos consejos para hacer que esa relación dure mucho tiempo. ¿Lo repasamos?

Descubre: 25 consejos útiles para que una relación funcione

25 consejos para que tu relación sea duradera © Señor y señora Smith

Y además:
Amor eterno: esta pareja de ancianos celebra 65 años juntos con una adorable sesión de fotos
Test: ¿eres demasiado exigente en el amor?

por Adrián Martín 52 compartidos