Inicio / Belleza / Shopping / Piel sensible: ¿qué productos necesitas para combatir las rojeces y la tirantez?

Belleza

Piel sensible: ¿qué productos necesitas para combatir las rojeces y la tirantez?

por Blanca Nieto Creado en 12 de junio de 2019
Piel sensible: ¿qué productos necesitas para combatir las rojeces y la tirantez?© GettyImages

El cuidado facial de las pieles sensibles debe elegirse con mimo. Este tipo de piel se caracteriza por ser muy reactiva, propensa a sufrir rojeces, tirantez y escozor, síntomas muy molestos y visibles. ¿Cuáles son los mejores productos para cuidar un rostro sensible? ¿Qué ingredientes debes evitar? Te contamos todo sobre los cuidados que tu piel sensible necesita.

Video por Patricia Álvarez

La piel sensible se caracteriza por ser especialmente reactiva frente a cualquier tipo de agresión externa o cambio. El sol, las alteraciones hormonales, el estrés o los productos químicos que contienen los cosméticos pueden ser causantes de enrojecimiento, picor o irratación en este tipo de piel. Por esta razón, se trata de uno de los tipos de piel que más necesidad tiene de un cuidado facial específico, tratamientos poco agresivos con la dermis y con ingredientes de alta tolerancia.

Los síntomas de la piel sensible son frecuentes y muy incómodos: desde el antiestético enrojecimiento que aparece en las mejillas, hasta el escozor, pasando por la tirantez o la aparición de eccemas. Mantener la hidratación y el equilibrio del rostro puede evitar que aparezcan, por lo que es imprescindible saber qué es lo que te está pidiendo tu piel y cuáles son los productos más adecuados para ella.

Normalmente, la piel sensible viene causada porque las células de la dermis no son capaces de retener la suficiente cantidad de agua para mantener la hidratación necesaria para proteger las capas de la piel de los agentes externos. También puede estar causada por la existencia de una enfermedad en la piel, como puede ser la dermatitis atópica o la rosácea. Por esta razón, te recomendamos visitar al dermatólogo si tu piel suele padecer los síntomas que hemos descrito previamente.

Cuidado facial para pieles sensibles: lo que debes hacer y lo que debes evitar

1. Limpia la piel con productos suaves: la limpieza facial es imprescindible sea cual sea tu tipo de piel, pero si tienes la piel sensible debes ser especialmente cuidadosa a la hora de elegir los productos que vas a utilizar. Nuestra recomendación es que uses pocos productos, mejor hacerte con un único limpiador suave, hipoalergénico y respetuoso con tu piel que mezclar varios productos limpiadores sin saber cómo pueden afectar a tu dermis cuando se combinen. Sé cuidadosa a la hora de frotar la piel con el disco desmaquillante o usa directamente un gel que puedas aplicar con tus manos.

Gel limpiador Bioderma Sensibio: este limpiador está especialmente formulado para pieles muy sensibles. Aumenta la tolerancia cutánea y reduce la inflamación, a la vez que limpia la piel en profundidad. Tiene excelente tolerancia en cara y ojos. Enriquecido con Glucósido de Coco y Gliceril Oleato

La Roche Posay - Agua micelar para pieles sensibles: si prefieres el agua micelar antes que un jabón desmaquillante. Elimina el maquillaje, la suciedad y los restos de contaminación sin agredir la barrera cutánea de las pieles más sensibles. No contiene jabón, colorante, alcohol o parabenes.

2. Hidrata tu piel a diario con productos específicos: restaurar la hidratación diaria en las pieles muy sensibles es esencial para evitar la irratación y la tirantez provocada por la reacción cutánea ante los agentes externos. Debes elegir cremas hidratantes nutritivas que no contengan alcohol, siliconas ni parabenos y que sean hipoalergénica. Estas son algunas opciones:

AVENE Tolerance Extreme - Crema calmante e hidratante: está creada para pieles muy sensibles y no contiene parabenos ni fragancias que puedan irritar tu rostro. Sus ingredientes fisio-compatibles tienen alta tolerancia incluso en las pieles más sensibles. Hidrata en profundidad, nutre, restaura la barrera de la piel y desinflama. El cuidado que necesitas para olvidarte de la piel irritada.

Vichy Aqualia Thermal: contiene agua mineral termal y ácido hialurónico para restaurar la barrera natural de las pieles más sensibles. Libre de parabenos, ha sido testada en pieles sensibles. Contiene 15 minerales que nutren la piel en profundidad y eliminan la sensación de tirantez y deshidratación. Proporciona hidratación continua, por 48 horas de confort intenso y protección contra las agresiones diarias.

3. Agua termal, un aporte de hidratación instantánea: debido a que procede de aguas termales, este producto aporta un extra de hidratación y de minarales, como el cobre, el zinc o magnesia, a la piel de forma inmediata. Alivia la sequedad, la tirantez y las rojeces y protege a las células de los radicales libres, responsables del envejecimiento cutáneo. Comprar agua micelar de Avène en Amazon por 10,90€.

4. Elige maquillaje hipoalergénico y suave: aunque tengas la piel muy sensible, no tienes por qué renunciar a utilizar maquillaje, sino que debes ser cautelosa con qué productos utilizas. Opta por un maquillaje hipoalergénico y suave, preferiblemente con factor de protección solar, libre de fragancias y parabenes, como este de La Roche Posay (comprar en Amazon por 22,41€).

5. Si vas a exponerte al sol, usa protección muy alta: el sol es uno de los factores más agresivos para la piel, por lo que si tienes la piel sensible necesitas de un factor de protección solar muy alto que te proteja de la radiacón UVA y evite quemaduras. Estos son algunos de los protectores solares para pieles sensibles:

Otras recomendaciones...

  • Evita ducharte con agua demasiado caliente, provocará más irritación y rojeces en la piel.
  • No te seques frotando demasiado fuerte, sino que hazlo a través de pequeños golpes.
  • Evita temperaturas muy extremas: mucho calor o demasiado frío.

Y además...

Cuidado facial: 5 reglas para una piel perfecta a largo plazo
Cuidado facial de piel mixta: ¿sabes si tu rostro pertenece a este grupo?
El retinol, el ingrediente antiedad imprescindible en tu rutina de cuidado facial