Inicio / Moda / Tendencias

Moda

¿Cuánto más joven más éxito en el mundo de la moda?

por El equipo editorial Creado en 17 de diciembre de 2014
¿Cuánto más joven más éxito en el mundo de la moda?

¿Se puede ser diseñadora de una gran firma de moda con 4 años? ¿Y súper modelo desde los 3? Analizamos esta tendencia, jugar a ser adulto ahora es una realidad.

Kristina Pimenova no es solo el ojito derecho de su madre, también es adorada por Armani, Cavalli y Dolce&Gabbana, tiene 9 años y lleva protagonizando las campañas de grandes firmas desde los tres. Hace unas semanas fue bautizada como la niña más guapa del mundo y desde ese momento sus redes sociales se han disparado como la espuma.

Kristina Pimenova, de nacionalidad rusa, lleva la moda en la sangre, su madre Glikeriya Pimenova también fue modelo y se encarga de gestionar todos sus perfiles sociales. Un auténtico fenómeno viral que sobrepasa los 458 mil seguidores en Instagram y los 2 millones en Facebook. Está claro que la joven promesa tiene un gran futuro por delante, su larga melena rubia y grandes ojos azules son inigualables.

© Kristina Pimenova Instagram

Días después salía a la luz el fichaje de Mayhem para J.Crew. Con tan solo cuatro años esta niña recrea vestidos de alfombra roja en papel, dejando a todo el mundo con la boca abierta. Una niña prodigio que actualmente diseña una colección cápsula para J.Crew, que saldrá a la venta el próximo verano 2015.

Es la diseñadora más joven de la historia y su trabajo es para sentirse orgulloso. Mayhem crea sus vestidos con papel y el equipo de diseño de J.Crew lo convierte en un patrón real. Sus padres, siempre en un segundo plano, están presentes durante todas las horas de trabajo.

© J.Crew

¿Son demasiado pequeñas para exponerlas públicamente? ¿Es este éxito perjudicial para una niña? El debate está servido, todo depende de cómo se mire y gestione el éxito. Mientras las niñas tengan una rutina diaria “normal”, con horarios como cualquier niño y cumplan con sus obligaciones del colegio todo parece legal.

"Nos levantamos todos los días a las siete y a las ocho nos marchamos al colegio. Recojo a Kristina a primera hora de la tarde y la llevo a Moscú para sus clases de gimnasia rítmica, a las que dedica cuatro horas seis días a la semana", explica su madre. "Vivimos a las afueras de Moscú, así que son al menos tres horas en coche cada día. Llegamos a casa a las siete de la tarde, cenamos, Kristina hace sus deberes y luego, a la cama".

En ambas situaciones podría decirse que están sobreexpuestas a las redes sociales y que en ocasiones su actitud podría entenderse como sugerente, pero son distintos puntos de vista a la hora de analizar las historias y todo depende de cómo se mire.

¿Qué opinas? Nos interesa conocer tu punto de vista.

Puede interesarte...
Modelos atípicas: cuando la belleza no se ajusta a los cánones
Rihanna nueva directora creativa de Puma