Inicio / Belleza / Tratamientos / 5 alimentos para conseguir una piel más sana y bonita

Belleza

5 alimentos para conseguir una piel más sana y bonita

por Redacción enfemenino Publicado en 9 de enero de 2018
395 compartidos
A-
A+

¿Qué podemos comer para tener una piel ideal por dentro y por fuera? Aquí te dejamos cinco alimentos que funcionan mejor que los cosméticos

Una piel sana es muy importante para un rostro bonito y, por ello, nos gusta cuidarla como se merece. Los cosméticos son nuestros mejores aliados para hacerlo pero, ¿sabías que una buena alimentación puede ayudarte a lucir una piel sana y bonita?

​Los alimentos influyen en nuestro organismo mucho más de lo que nos pensamos. Gracias a sus aportaciones ha surgido lo que conocemos como nutricosmética. Ésta se basa en el uso de complementos alimenticios totalmente naturales que actúan desde el interior aportando todas las vitaminas necesarias para nuestro cutis.

Pero además de estos complementos, existen otros trucos naturales y saludables para nuestro rostro, ¡y además son muy sencillos! Basta con una dieta variada que sea pobre en hidratos de carbono de absorción rápida y rica en vitaminas, beber como mínimo 1,5 litros de agua al día y dormir unas ocho horas diarias, ¿fácil, verdad? Si lo complementamos con una alimentación adecuada, está hecho. ¡Descubre nuestra lista!

Alimentos para la piel: Aceite de oliva

Que el aceite de oliva es bueno no es ninguna novedad. Por si eran pocos los beneficios del 'oro líquido', aquí descubrimos otro más. El aceite ayuda a la regeneración y protección de tu piel, esto se debe a su riqueza en ácidos grasos omega.

Pero, ¿conocemos realmente los ácidos grasos? Dentro de éstos existen diferentes familias dependiendo de su fórmula química. Los ácidos grasos saturados son los menos recomendables ya que son resistentes a la degradación de las grasas bajo la influencia del aire o de la luz y son, generalmente, sólidos en temperatura ambiente.

Por su parte, los no saturados se dividen en monoinsaturados y poliinsaturados. Estos últimos contienen los famosos ácidos grasos esenciales, es decir, los que nuestro cuerpo no fabrica pero que son igualmente indispensables para su buen funcionamiento: el omega 3 y el omega 6 (esenciales para el crecimiento y la integridad de la piel, entre otras beneficiosas funciones).

​Pero, además, el aceite de oliva también es rico en vitaminas E y K, dos antioxidantes de primera que ayudan a rejuvenecer el cutis. Sus propiedades hidratantes y antioxidantes hacen que sea el complementos esencial para las comidas y se recomienda consumir de tres a cuatro cucharaditas al día. ¿Cómo ingerirlo? La mejor forma es crudo, por ejemplo en ensaladas.

Dentro de los aceites, el ganador es el aceite de oliva virgen extra ya que contiene un grado más elevado de polifenoles, que se encargan de luchar contra la oxidación celular.

Frutos secos

La mayoría de los frutos secos tienen el poder de mantener la piel suave, tersa y sin imperfecciones, ¡es por ello que las almendras o las nueces son unos de nuestros alimentos favoritos! Cuentan con un alto contenido en vitamina E que ayuda a neutralizar la acción dañina de los radicales libres siendo la principal responsable de sus beneficios.

Las almendras, además de estar buenísimas, cuentan con una gran riqueza mineral y un alto contenido en fibra y vitaminas A, E y F, cuyo efecto antioxidante y antienvejecimiento está más que demostrado. Además es uno de los mejores alimentos para las pieles grasas con tendencia al acné gracias a su contenido ácido fólico, vitamina del grupo B.

Otro de sus beneficios es que combaten los procesos de oxidación típicos del envejecimiento de la piel. Esto se debe a su alto contenido en vitamina y zinc que ayudan a reducir la degeneración de las fibras elásticas y del colágeno, aumentando la capacidad de retención de agua. Ya sabes, ¡anímate con los frutos secos para el picoteo de entre horas!

Descubre: 30 superalimentos para una vida más saludable

Los 30 mejores superalimentos: inclúyelos en tu dieta © iStock

Frutas con la piel de naranja

La celulitis es una de las batallas femeninas que, aunque puede parece imposible de eliminar, se puede luchar contra ella, ¿cómo? siguiendo una dieta adecuada. Por supuesto, dentro de nuestra alimentación no podemos olvidarnos de las frutas y las verduras. Su riqueza en fibras y fitoquímicos actúa como agentes exterminadores de toxinas dentro de nuestro cuerpo. Las naranjas, manzanas y cerezas son ejemplos de frutas ideales para acabar con la piel de naranja.

¡Pero existen muchas más! Las frutas de agua también son muy potentes para luchar contra esta imperfección. Hablamos de la sandía, el melón o la pera, entre otras. Son frutas que apenas tienen calorías y, además, ayudan a la función diurética. El arándano rojo, por su parte, es otro alimento conocido por su función de ayudar a sanar la piel.

​Si hablamos de cítricos, el limón es el alimento estrella ya que nos ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, algo muy, pero que muy, favorable para nuestra piel. ¿Un truco para la celulitis? Mezcla el zumo de limón con agua y tómalo en ayunas con una cucharadita de miel o sirope de ágave (una alternativa natural a la miel convencional). ¡Tiene un gran poder depurativo y es muy eficaz!

Probióticos

Las bacterias no siempre son malas. Este es el caso, por ejemplo, de los probióticos. Se trata de aquellas bacterias que al ser ingeridas traen consigo beneficios para nuestro cuerpo y nuestra piel. Éstos se encuentran en múltiples alimentos que se encargan de mantener el equilibrio de las funciones intestinales.

El yogur es el número uno de los probióticos, su principal beneficio es su ayuda en nuestra flora intestinal. Ingerir yogur natural hace que eliminemos las toxinas y evita que la piel entre juego para acabar con aquellas sustancias que el intestino no ha sido capaz. De esta forma mantendremos nuestra piel intacta.

​Además, el yogur es muy buen aliado para aplicarlo directamente sobre la piel o en mascarillas. Consigue alejar la tirantez y sequedad dejando nuestra epidermis hidratada.

Pimiento rojo

El pimiento rojo cuenta con una gran riqueza a nivel nutricional. Sus vitaminas A y C, hacen de él un excelente antioxidante. Y la mezcla de ambas con el licopeno, responsable de ese color rojo característico, convierte al pimiento en un alimento de primera clase.

Es buenísimo para la vista y previene muchas enfermedades pero, además, el pimiento rojo ayuda a fortalecer el colágeno lo que se traduce en una piel radiante y firme. Por lo tanto, incluir el pimiento rojo en tu dieta te servirá de gran ayuda para obtener un bonito tono de piel.

​Además, el licopeno que mencionábamos antes es un gran antioxidante capaz de reducir el daño celular. Otros alimentos con licopeno, y que recomendamos que incluyas en tu dieta, son tomates, papaya, sandía o albaricoques, ¡contienen gran cantidad de antioxidante!

Así que ya sabes, incluye estos alimentos en tu dieta y, ¡consigue una piel bonita y sana!

Y además:
Beneficios de las algas para la piel
10 dietas infalibles para conseguir el cuerpo que solo tú quieras

por Redacción enfemenino 395 compartidos