Inicio / Belleza / Tratamientos / Llega el verano, ¿cómo debemos preparar nuestra piel?

Llega el verano, ¿cómo debemos preparar nuestra piel?

Video por Carla Dominguez Creado en 7 de junio de 2019

Ya estamos oliendo las vacaciones y, si la playa es tu destino vacaciones y quieres tener la piel preparada para el sol, sigue leyendo que te diremos cómo tener una piel bonita, sana y brillante.

por Marila Barrantes

Comienza el verano, y queremos estar inmediatamente morenas. Pero, antes de que de lugar la temporada de sol y playa con mojito en mano, debes preparar tu piel. El sol ayuda a aumentar nuestra vitamina D, pero de forma moderada.

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo. Nuestra piel es una capa de nuestro cuerpo que nos protege frente agresiones externas como el sol. Por eso, antes de ponerte horas y horas frente al sol es importante que cuides la piel lo máximo posible. Además, del sol estos son algunos de los agentes de los que nos protege la piel:

  • Cambios de temperatura y humedad: la piel ayuda a regular la temperatura corporal del cuerpo.
  • Enfermedades: la piel actúa como barrera ante enfermedades agresivas como bacterias o virus.
  • Luz UVA: la exposición excesiva al solar hace que nuestra piel sufra constantemente. Esto provoca que puedan aparecer en nuestra piel ciertas enfermedades bastante graves.

Trucos para preparar la piel para el verano

1. Limpieza y exfoliación

Todo lo que está en contacto con nuestra piel hace que la suciedad se acumule y tengamos poros obstruidos. Por eso, antes del verano tenemos que limpiar a fondo nuestra piel y exfoliarla para eliminar todas las bacterias, pieles muertas y suciedad acumulada. Así, todos los tratamientos que usemos se absorberán rápidamente y notaremos antes los resultados.

2. Nutrir e hidratar

Dos pasos clave para plantarle cara a los rayos UV. Como todas sabemos el sol acelera el envejecimiento de la piel y es conveniente nutrirla con productos que aporten alto contenido en vitamina C, ácido hialurónico y colágeno.

Ni que decir tiene que es importante hidratarse desde la primera exposición al sol para que no se irrite ni se queme pero, si esto pasa, hidrata tu piel con rosa Mosqueta, aloe vera o leche de almendras.

3. Cambio de rutina de belleza

Estamos acostumbradas a tener los mismos tratamientos de belleza todo el año y es aconsejable cambiarlos de cara al verano. Debemos preparar la piel para las altas temperaturas y la sudoración. Con el sudor aumenta la tendencia acneica, con lo cual, es mejor que utilicemos cremas y protección solar oil free.

4. Crema solar

Una vez que tengamos los pasos anteriores bien interiorizados, puedes empezar a pensar en la protección solar. Si creéis que podéis elegir una cualquiera, deciros que es la principal causa del cáncer de piel, la aparición de manchas o el envejecimiento precoz. Es más, nosotras recomendamos que utilicéis crema solar todos los días del año porque es el mejor antiarrugas.


5. Zonas sensibles

Aunque normalmente nos centramos en el rostro, debemos prestarle atención también al cuello y al escote, las manos y los pies y a la espalda. En el cuello y el escote es donde aparecen los primeros síntomas de envejecimiento, las manos y los pies sufren mucha sequedad con el calor y en la espalda salen granitos por la sudoración. Así que, ¡no te despistes!

Alimentos potenciadores del bronceado

Como sabemos que quieres ponerte morena de la noche al día y todos los años compruebas que es imposible, te vamos a recomendar que empieces a incluir en tu dieta estos alimentos para acelerar el bronceado, alargar la vida del bronceado y tener tu piel sana para la exposición solar:
Frutas y verduras de color amarillo: aunque suene a fantasía son los alimentos que más estimulan la melanina

Zanahorias: alimento que forma la base de numerosas cremas solares. Tanto en la ingesta como por vía cutánea, el efecto de la zanahoria es inmediato

Calabaza: tiene el mismo efecto que las zanahorias. Prepáratela en un smoothie y será mucho más sabroso que comértela cruda

Espinacas: son refrescantes, están buenísimas y potencian la melanina. Es el ingrediente perfecto para cualquier ensalada

Tomate: los alimentos rojos también favorecen el bronceado. Además, tienen gran cantidad de agua y es saciante. Con lo cual, es un gran aliado para las fanáticas del sol.

Consejos para alargar el bronceado

Ducha fría: no sólo te refresca sino que prolonga tu bronceado. El agua caliente deshidrata la piel fomentando que poco a poco nuestro bronceado se desvanezca.
Beber mucha agua: como 8 vasos al día
Utilizar exfoliantes suaves y tratamientos post-bronceado: utilizar exfoliantes poco abrasivos, que eliminen las pieles muertas para que la crema hidratante pueda penetrar bien en nuestra piel. Una buena idea de hidratación es que sigas utilizando el aftersun hasta que lo agotes del todo.

Video por Patricia Álvarez