Inicio / Belleza / Tratamientos / Los errores más comunes en el cuidado facial. Aprende a evitarlos

© iStock
Belleza

Los errores más comunes en el cuidado facial. Aprende a evitarlos

por Patricia Álvarez Publicado en 10 de agosto de 2015
A-
A+

Las españolas somos unas de las mujeres europeas que más productos cosméticos consumen cada año. Hay estudios que afirman que cada vez gastamos más en peluquería y tratamientos de belleza, siendo el envejecimiento de la piel nuestra principal preocupación. Sin embargo, muchas de nosotras seguimos teniendo algunas ideas equivocadas de lo que sería un correcto cuidado facial. Te contamos los errores más comunes y cómo evitarlos.

1. No limpiar correctamente el rostro antes de aplicar el tratamiento

Para que una crema funcione es indispensable que la piel esté limpia. Se trata de que no exista ninguna barrera entre el tratamiento y el rostro, que pueda contaminar el producto o hacer que éste pierda eficacia, al no facilitar su absorción completa. Lo ideal sería utilizar productos específicos de limpieza e incidir en este aspecto sobre todo al final del día. Una buena limpieza facial asegura además que a la hora de maquillarnos nuestra piel se vea mucho más uniforme y saludable, y podamos utilizar productos menos cubrientes que nos den un aspecto mucho más natural.

Descubre: Famosas con la piel perfecta

2. Echar demasiada cantidad de producto

Aplicar demasiado producto no implica que vayamos a conseguir efectos más rápidamente. Lo ideal es elegir la cantidad justa para que se absorba con facilidad, y esta cantidad dependerá del tipo de piel y de las necesidades específicas de la misma. Poner un exceso de crema sobre el rostro es, además de poco práctico, un error que aparte de ser molesto, tapona los poros y provoca brillos en la piel, normalmente debido a una superhidratación momentánea.

3. Usar el mismo producto en el contorno de ojos que en el resto del rostro

La piel del contorno de los ojos no tiene nada que ver con la del resto de la cara. Esta piel es más fina y tiene más tendencia a las arrugas, por ello necesita cremas más ligeras que se absorban rápido. Otro consejo muy útil en tu rutina de belleza es aplicar las cremas comenzando por las más ligeras y acabar por las más untuosas.

4. Frotar la piel, especialmente el contorno de los ojos

Al aplicar la crema, muchas personas lo hacen con excesiva presión y con movimientos demasiado bruscos. Lo ideal es realizar un suave masaje en el rostro, siempre desde dentro hacia afuera y con movimientos ascendentes, y en la zona del contorno de ojos desde fuera hacia adentro, siempre en un único sentido, y aplicando una ligera presión en el caso de que existan bolsas, para ayudar a reducirlas. Del mismo modo se recomienda aplicar los productos utilizando pequeños toques ya que frotando con cierta presión, se podrían desplazar los tejidos y a la larga perderíamos elasticidad.

Errores más comunes en el cuidado facial © iStock

5. Elegir el cuidado en base a la experiencias de otros

Cada piel es distinta y tiene unas necesidades diferentes. Al elegir cremas, muchos se dejan llevar por resultados que el cosmético ha tenido sobre otras personas, pero que no tienen porqué ser iguales en uno mismo. Hoy en día existen gran cantidad de productos, e incluso la posibilidad de hacer cremas personalizadas, por ello es más conveniente contar con el asesoramiento de un experto, para elegir el cosmético en base a las características de nuestra piel, o los signos que debamos tratar.

6. Abandonar el protector solar cuando se acaba el verano

Que la crema facial tenga protección solar es indispensable en todas las épocas del año, pero muchos lo abandonan cuando acaban los meses de más calor. El sol incide y provoca daños en nuestra piel en todas las épocas del año. La elección del factor de protección dependerá de nuestro fototipo de piel, pero se recomienda que aunque sea mínima, la crema de día siempre lleve protección.

7. No ser constante

Como para casi todo hay que ser constante si se quieren obtener resultados. Los cuidados deben ser diarios, por ello hay que entender la aplicación de cremas o tratamientos faciales de la piel como un ritual de belleza y salud que nos permite relajarnos y dedicarnos un momento para nosotros cada día.



Y además:
La importancia de utilizar un sérum
Qué ingredientes son los más efectivos para luchar contra el envejecimiento

Volver al contenido - Especial Serum Antiedad
por Patricia Álvarez

Puede interesarte