Inicio / Belleza / Tratamientos / Novedades en rellenos estéticos

Belleza

Novedades en rellenos estéticos

por Patricia Álvarez Creado en 10 de junio de 2015

El paso del tiempo, la radiación ultravioleta y el efecto de la gravedad van provocando que la expresión del óvalo facial vaya perdiendo sus rasgos de juventud. Por ello, cada vez es más común encontrar distintos tipos de rellenos estéticos que nos ayudan a devolverle a la piel la firmeza y tersura del pasado.

Cristina de Hoyos, dermatóloga de Clínicas Ceta, nos habla de cómo recuperar el volumen y firmeza perdidos del rostro gracias a los rellenos estéticos.

La principal característica de un rostro joven es la ausencia de arrugas y la presencia de volumen en el tercio superior de la cara (en sienes y pómulos). Esta zona es conocida como el triángulo de la juventud, cuya base se encuentra en la parte superior del rostro. Una de las principales consecuencias del envejecimiento es la pérdida de grasa a ese nivel y el descolgamiento de la misma hacia el borde mandibular, dando lugar a la presencia de papada, lo que invirte el triángulo de la juventud, que pasará a tener la base en la parte inferior del óvalo facial.

Novedades en rellenos estéticos © Clínicas Ceta

Por ello, una parte muy importante de los tratamientos de rejuvenecimiento se basa en la reposición de volúmenes. Siempre de forma moderada y conociendo en cada caso cual es la zona más afectada y dónde ha de colocarse el volumen sin crear rostros artificiales. Con este fin y buscando siempre la mínima interferencia con el cuerpo, se comenzó a emplear hace unos años los rellenos de grasa autóloga. Este procedimiento se basa en obtener grasa de zonas donde sobra (principalmente abdomen y muslos), centrifugarla e inyectarla en las zonas a tratar, logrando a día de hoy con el perfeccionamiento de la técnica que el efecto dure hasta un año y medio con resultados muy naturales y sin efectos secundarios.

Por otro lado, cuando la pérdida de volúmenes aún no es tan evidente pero la piel si ha comenzado a perder la elasticidad que la caracteriza durante la juventud, se han diseñado nuevos rellenos, conocidos como Skinbooster, cuyo objetivo no es reponer el volumen de zonas concretas si no actuar en profundidad sobre toda la piel de la cara y el cuello provocando la producción de colágeno a largo plazo y mejorando la calidad de la piel, la cual estará más hidratada aumentando así también la luminosidad.



Y además:
La importancia de hacerse un peeling
Tratamientos antiedad insólitos que harán que adores tus arrugas

por Patricia Álvarez