Inicio / Belleza / Tratamientos / Con estos trucos dejarás por fin de morderte las uñas

Con estos trucos dejarás por fin de morderte las uñas

Video por Patricia Álvarez Creado en 17 de marzo de 2020

Si tienes el vicio de morderte las uñas y quieres acabar con él, lo primero es empezar a ser consciente de tus hábitos. ¿En qué momento lo haces? ¿Por qué motivo? En función de las respuestas a estas preguntas, es posible que puedas recurrir a algunas soluciones que te convengan más que otras. ¡Empezamos!

por Patricia Álvarez

1. Haz una foto de tus manos

Antes, durante y después: esto te permitirá seguir la evolución y estar orgullosa de los progresos realizados.

2. Fíjate un objetivo final

En tu agenda o calendario, haz una estimación realista de la fecha en la que quieres tener las uñas intactas y marca en rojo la fecha elegida. Cada semana es una pequeña victoria. ¡Celébrala!

Descubre: ¿Tienes pendiente una manicura? Inspírate con estos diseños de uñas decoradas y nail art
¿Tienes pendiente una manicura? Inspírate con estos diseños de uñas decoradas y nail art © Pinterest

3. Mantén tu boca y tus manos ocupadas

Mascar chicle, tener en la mano una pelota anti estrés, hacer yoga... ¡Toda actividad que te permita evitar llevarte los dedos a la boca es bienvenida!

4. Hidrata tus manos y lima tus uñas

Ten siempre a mano tu kit de manicura para evitar morderte las uñas cuando las sientas un poco más largas o te salga algún padrastro. De hecho, esta técnica también funciona muy bien para los que se comen la piel alrededor de las uñas.

5. Elige una uña que no tocarás bajo ningún concepto y céntrate solo en no morderte esa

Cuando lo tengas controlado añade un segundo dedo, un tercero, y así sucesivamente. Este método te permite no solo hacer este cambio de manera progresiva, sino que también te motivará a ir añadiendo uñas al reto por la diferencia de aspecto entre las sanas y las que no lo están.

6. Protege tus uñas con guantes, tiritas o incluso con un esmalte especial para evitar morderte las uñas

Te será muy útil en los primeros días. Una vez que hayas alcanzado tu objetivo, mantén tus uñas siempre bien cuidadas y pintadas para no volver a recaer. Límalas, esmáltalas, hidrátalas... Y si puedes, acude a un salón de manicura para hacerte algún diseño bonito. Después de todo, han estado muchos años sufriendo tus mordiscos y ahora se merecen muchos mimos.

Y además:
11 consejos para una manicura perfecta en casa
Hazte la manicura semipermanente en casa con estos consejos
Las mejores lámparas de uñas para manicura semipermanente
Esmaltado semi-permanente, ¡uñas siempre perfectas!