Inicio / Belleza / Maquillaje / 11 consejos para una manicura perfecta en casa

Belleza

11 consejos para una manicura perfecta en casa

por Patricia Álvarez Publicado en 22 de abril de 2019
597 compartidos

¿Cuántas veces te has mirado las manos y has pensado "necesito ir urgentemente a mi salón de belleza"? Sin embargo, no siempre tenemos el tiempo y el dinero necesarios para acudir a un profesional y acabamos haciéndola en casa. ¿El resultado? Uñas mal pintadas, mal secadas y que nos duran un suspiro. Te enseñamos todos los trucos para conseguir una manicura profesional sin salir de casa.

Unas uñas poco arregladas o una manicura mal hecha pueden dar a los demás una muy mala primera impresión de nosotras mismas. ¿Alguna vez has escondido tus manos en una entrevista de trabajo o una cita importante para que no te juzgaran? Si es así, entenderás la importancia de una buena manicura, pero afortunadamente, llevar unas uñas perfectas no es sinónimo de rascarnos el bolsillo más de la cuenta. Te damos los mejores consejos para conseguir una manicura profesional en tu propia casa. Una vez que cojas la técnica querrás poner en práctica todas las tendencias de uñas de la temporada!

Mete las uñas en remojo antes de comenzar

Una vez que hayas retirado el color anterior con quitaesmalte, mete las uñas unas minutos en agua templada. Así las cutículas se reblandecerán y será más fácil dejar las uñas en perfectas condiciones para recibir su nuevo color o nail art.

Si además, llevas la manicura permanente, o te haces la manicura permanente en casa, es super importante que tengas a mano un kit especial para retirar este esmalte, ya que no tiene la misma composición que los esmaltes sencillos. Estos quitaesmalte son de acetona y tienen mayor eficacia al retirar esmaltes de gel o permanentes.
Te sugerimos que te hagas con el kit de Mylee que incluye un gel limpiador de uñas y una acetona especial para retirar esmalte de uñas permanente. Puedes encontrarlo en Amazon por 14,49€.

No limes en exceso las uñas

Desde hace algunos años, las limas tradicionales han pasado a un segundo plano, y ahora las más populares son rectangulares, con cuatro caras diferentes que consiguen distintos resultados, y que combinadas suponen una herramienta de lo más eficaz. Cada una de las caras de estas limas van numeradas, para hacer más fácil su uso, pero lo que no nos explican es que debemos tener especial cuidado con la última de ellas, la que va etiquetada como "buffer".

Esta lima sirve para añadir un bonito brillo a la uña, pero no debemos abusar de ella (con un par de pasadas será suficiente), ya que si la utilizamos en exceso puede acabar debilitando la uña y haciéndola mucho más frágil y quebradiza.

Desde Enfemenino te recomendamos el pulidor de uñas con cuatro fases de Royal Cosmetic, en lugar de la lima tradicional, y puedes encontrarla en Amazon por 7,49€ haciendo clic aquí.

¿Lima de cristal? Sí, por favor

Dí adiós a las limas de metal y de cartón y pásate a las de cristal. Son mucho más limpias y efectivas y una vez que las pruebes, solo te preguntarás cómo habías podido vivir tanto tiempo sin ellas.

Si en lugar de hacerte con el pulidor de uñas en taco con cuatro fases, prefieres las limas de estilo convencional, es muhco mejor que te hagas con una lima de uñas de cristal. Son más beneficiosas para tus uñas, y no las dañan en ningun caso.
Hazte con una buena lima de uñas de cristal haciendo clic aquí, por 6,99€ en Amazon.

Lima la uña siempre en una sola dirección

¿Buscas una forma perfecta, unas uñas bien lisas y sin riesgo de rotura? La clave está en limarlas siempre en una única dirección y no poner demasiada presión en los movimientos. Se tarda un poco más, pero el resultado merece la pena. Recuerda que para conseguir una manicura perfecta en casa la paciencia será tu mejor aliada, elige un momento de calma y unas horas del día a las que puedas dedicar un buen rato a esta tarea, después lo agradecerás.

Presta atención a la forma

Pese a que las uñas acabadas en punta estén más de moda que nunca, si lo que quieres es una manicura todoterreno y que dure, quizás no sea la forma más adecuada para ti. Las formas más cuadradas no solo son más cómodas de llevar para las tareas del día a día, sino que favorecen que el esmalte no salte a cualquier roce y son más respetuosas con la uña.

Cuida de tus cutículas

Dado que el crecimiento de las uñas está impulsado por la fuerza de nuestras cutículas, si éstas se dañan o se infectan, este problema puede pasar a las uñas. Evita cortarlas y sobre todo mordértelas, ya que así solo conseguirás empeorar las cosas.

Lo mejor es empujarlas hacia atrás con un palito de naranjo o uno de plástico con punta de silicona. No te olvides tampoco de hidratarlas con un producto específico para cutículas. ¡Notarás la diferencia! Hay que tener mucho cuidado con esta zona porque en cualquier momento podemos hacernos heridas y que estas se infecten. Hazlo siempre con mucha suavidad y con productos específicos para ello.

Para empujar las cutículas existen kits especiales con utensilios específicos para ello, con los que podrás retirar pieles muertas, empujar las cutículas e incluso retirar los restos de esmalte permanente. Descubre aquí cual es nuestro kit favorito que puedes encontrar en Amazon por solo 10,78€
Por otro lado, es super importante que cuides tus uñas y tus cuticulas con un serum o aceite especial para ello. Esto te permitirá tener unas uñas más fuertes, más sanas y unas cutículas cuidadas. El aceite de albaricoque de Mylee es especial para reparar las uñas y las cutículas y puedes encontrarlo en Amazon por 8,45€.

Cuidado con el glitter

A todas nos gusta brillar con luz propia, pero cuando se trata de las uñas, utilizar (y sobre todo retirar) un esmalte con glitter en casa no es la mejor de las ideas. Las partículas brillantes tienden a adherirse a la uña como si fuesen imanes, por lo que para eliminarlas seguramente acabaremos raspando y descamando la uña. ¿No puedes resistirte a llevar purpurina en tus manos? Antes de aplicar el esmalte glitter aplica una fina capa de pegamento en barra sobre la uña. Esto formará una película entre el esmalte y tu uña, haciendo que sea más fácil de eliminar sin dañarla.

Nunca olvides la base y el top coat

Además de aplicar la capa, o dos capas, del color elegido, es importante que no te olvides de la base ni del fijador (top coat). El primer producto, además de proteger las uñas de los pigmentos de color y evitar que acaben amarillas, también puede ser un tratamiento específico para fortalecer las uñas o alisar la superficie. El top coat, por su parte, consigue que el esmalte dure más tiempo y el resultado sea mucho más brillante y bonito. ¿Un truco? Aplica siempre capas muy finas de todos los productos. De lo contrario será muy fácil que la manicura se arruine en tiempo récord.

Nosotras te recomendamos el kit de base y top coat de Lagunamoon, que tiene opiniones muy buenas de todas las usuarias que lo han probado, y que te ofrece unos productos de calidad con una duración de entre 10 y 14 días. Puedes conseguirlos en Amazon por 7,99€ haciendo clic aquí. Es importante que sepas que para su secado es muy importante que cuentes con una lámpara de secado de esmalte de uñas. Con esto, te aseguras que en menos de un minuto tus uñas estarán perfectas y completamente secas. Hazte con una lámpara de secado de uñas de calidad por 17,99€ en Amazon aquí.

Utiliza el quitaesmalte con precaución

Aunque la tentación de cambiar de color con frecuencia sea grande, lo recomendable es utilizar un quitaesmalte, como mucho, una vez a la semana. Si necesitaras un retoque en tu manicura siempre lo puedes arreglar añadiendo una fina capa de color y otra de top coat.

Un poco de vinagre

A veces los pequeños trucos de la abuela son los más efectivos. Una vez hayas terminado tu manicura y tengas las uñas y las cutículas perfectamente hidratadas pasa por encima un algodón empapado en vinagre: esto eliminará el exceso de grasa y ayudará a que dure más tiempo el esmalte.

No compartas tus herramientas de manicura con nadie

Sí, estamos acostumbradas a prestarnos ropa y zapatos con nuestras amigas, pero cuando se trata de manicura, es mejor evitar compartir con nadie nuestras herramientas. ¿El motivo? Estos utensilios pueden ser un vehículo para numerosos gérmenes, y si no los desinfectamos bien después de usarlos, no es recomendable compartirlos con nadie.

Si eres una adicta a hacerte la manicura, te dejamos con este artículo con el que te sentirás muy identificada... ¡10 cosas que pasan cada vez que te haces la manicura en casa!

Descubre: Descubre las uñas de la próxima temporada

Las uñas de la próxima temporada © iStock



​Y además:

Hazte la manicura semipermanente en casa con estos consejos

Las mejores lámparas de uñas para manicura semipermanente

Esmaltado semi-permanente, ¡uñas siempre perfectas!​​​​​​​

por Patricia Álvarez 597 compartidos