Inicio / Ocio / Viajes / Aventureros del siglo XXI: dejarlo todo tiene su recompensa

Ocio

Aventureros del siglo XXI: dejarlo todo tiene su recompensa

por El equipo editorial Creado en 4 de mayo de 2016

Dejarlo todo y lanzarse a la aventura de viajar por el mundo puede resultar la experiencia más enriquecedora de tu vida. Nuestros tres protagonistas pusieron un punto y aparte en su rutina para emprender su vuelo por otros derroteros. ¿Resultado? Un éxito.

Tres vidas paralelas. Tres emprendedores que un buen día dejaron atrás la rutina para embarcarse en nuevas aventuras. Tres historias de éxito que corroboran que merece la pena arriesgar. Estos robinsones del siglo XXI ha viajado por el mundo en busca de materias primas que les han inspirado para crear empresas de éxito. Cuando las cosas se hacen bien, los resultados llegan. Te enseñamos las propuestas más punteras con sello Made in Spain.

Descubre: Aventureros del siglo XXI: dejarlo todo tiene su recompensa
Tristana © Tristana

La Portegna

José Urrutia dejó Bilbao para cruzar el charco en busca de nuevas motivaciones. Su viaje le llevó a Argentina, donde comenzó una búsqueda incesante de materias primas de primera calidad. Así surgió la idea de fundar su propia firma y en 2009 nació La Portegna, una firma española de bolsos y accesorios de piel. Un año después, su amiga Leticia de la Cuesta se uniría al proyecto, formando un tándem que ha sabido llevar su firma a la cima del éxito a base de trabajo en equipo: ella se dedica a la producción, el diseño de los artículos y la página web. Él lleva las ventas y la contabilidad.

La Portegna lleva por bandera el sello artesanal, hecho en España de principio a fin. Su proceso de producción es respetuoso con el medio ambiente y sólo utilizan piel de curtición vegetal. Con el uso y el tiempo sus artículos no sólo envejecen de maravilla sino que adquieren una apariencia espectacular. Tienen un tacto increíble. Palabrita.

Sus colecciones están llenas de color y espíritu mediterráneo. Hacen moda sin aspavientos: prescinden de costuras, remaches y de una marca que no les hace falta mostrar: lo bueno se ve a simple vista. Puedes encontrar sus artículos en las coquetas tiendas de Madrid (Núñez de Balboa 62), Londres (26 Marylebone High Street), o en su web www.laportegna.com.

Stone WS

El día a día de Casilda Díaz de Bustamante consistía en trabajar para una gran empresa multinacional. El destino quiso llevarle a hacer escala en Santiago de Chile, donde se tomó un año sabático. Más tarde, viajaría a la India, un lugar que cambió su vida y su rumbo profesional.

La siguiente parada de esta viajera incansable fue Perú. Allí se enamoró de tejidos como la Baby Alpaca y la lana fina 100% natural. De este flechazo nació STONE WS, una marca donde la sencillez está implícita en su filosofía. ¿Su máxima? Crear prendas cálidas y simples.De este viaje inesperado surgió la idea de explorar el origen de los tejidos más exquisitos y desconocidos que el camino iba dejando a su paso.

La tradición y el diseño se dan la mano en piezas únicas de algodón y lino de primera calidad, destinadas para los amantes de lo esencial. La belleza involuntaria que adquieren las piedras al ser erosionadas por la naturaleza es lo que da nombre a la firma e inspira sus colecciones. Los tonos neutros predominan en sus prendas y homenajean a esas personas que desprenden una belleza involuntaria. www.stone-ws.com

Tristana

Tristana es la materialización de un sueño ambicioso, forjado a lo largo de 20 años de experiencia en el mundo de la moda. Agustín Vivancos y Beatriz Martínez decidieron un buen día poner toda la carne en el asador para dar un giro de 180 a un nuevo concepto del lujo. Utilizando los mejores ingredientes consiguieron crear una receta muy ligera. Tan ligera que sólo pesa 415 gramos y es una americana de cashmere que se ha convirtió en la niña mimada de una exquisita colección cuidadosamente seleccionada para el público masculino. De ahí su nombre: #415.

Comenzaron esta aventura en 2015 con un proyecto que aunaba artesanía e innovación. Tan sólo un año después de salir a la luz, decidieron ampliar su colección con una selección de americanas para mujer, siguiendo los mismos patrones que hasta ahora. Ahí nació otro icono: #315: tan ligera como un suspiro, para hacer las delicias de las mujeres que buscan la perfección por encima de la exhibición.

La complejidad de su confección roza la obra de arte. Son chaquetas sin forro, entretelas ni hombreras, cosidas puntadas precisas pensadas al milímetro. El lujo de lo invisible lo abanderan ellos: www.tristanamad.com

Y además...
¿Cómo identificar si una casa es realmente de lujo?
Detrás del brillo del diamante