Inicio / En forma / Dietas / Dieta Feng Shui o cómo el orden en tu cocina te puede ayudar a adelgazar

© iStock
En forma

Dieta Feng Shui o cómo el orden en tu cocina te puede ayudar a adelgazar

Sara Alcoceba
por Sara Alcoceba Publicado en 2 de marzo de 2016
111 compartidos

Si cuando entras a tu cocina con intención de picar algo lo primero que ves es una bolsa de patatas o una chocolatina, ¡cuidado! La forma en la que ordenas la comida puede estar afectando a tu peso. La explicación en muy sencilla: comemos por los ojos. Si llegamos a casa muertas de hambre y encontramos unos cereales en la encimera, elegiremos comer los cereales antes que coger una fruta de la nevera porque están más a mano. ¿Quieres saber si tu cocina te está haciendo engordar? ¡Sigue leyendo!

La manera de guardar los alimentos cuando llegamos de la compra puede hacernos coger unos kilos de más. Por eso, tener fácil acceso a la fruta para tomarla como snack es una forma de mantenernos más saludables. Hay varios trucos para ordenar de la forma más ‘healthy’ posible tu comida. ¡No te los pierdas! Y descubre si el orden (o desorden) de tu cocina es lo que puede estar afectando a tu peso. El truco de la dieta Feng Shui, de la que te hablamos a continuación, es consumir alimentos saludables como los que tenemos en nuestra lista.

Pero, ¿de dónde viene esto de la dieta Feng Shui? Su creador, Brian Wansink es un profesor que lleva años investigando cómo la distribución de los alimentos en nuestra cocina afecta en el peso y ha elaborado su propia teoría sobre ello. "Esta teoría trata sobre cambiar el ambiente en el que comemos, lo que yo llamo 'radio de comida', de manera que tú, tus hijos y hasta tus vecinos comeréis menos y mejor", explica Wansink.

¿Qué es lo que más te puede hacer engordar de tu cocina?

En primer lugar dejar a la vista cereales o refrescos. Por las mañanas nos levantamos con prisa y si lo primero que vemos son los cereales, eso va a ser lo que desayunemos. Esto se traduce en introducir azúcares en nuestro cuerpo que finalmente se convertirán en calorías vacías. Los mismo ocurre con los refrescos, al ser bebidas carbonatadas tienen cantidades elevadas de azúcar. ¿No es más saludable abrir la nevera o el grifo y beber un vaso de agua?

Un gesto tan común como tener el tostador en la encimera en vez de guardado en un armario, puede tentarnos a comer tostadas o sándwiches antes de prepararnos un plato más saludable como una ensalada o hacernos un filete de pollo a la plancha. Así que ya sabes, la forma de cocinar los alimentos influye mucho en una dieta. ¡El tostador al fondo del armario!

Tener la encimera desordenada. Si cuando llegas de la compra colocas las cosas a la vista en vez de guardaras en los armarios, caerás más en la tentación de comerlos a deshoras. La clave es tener orden en los armarios y la encimera lo más despejada posible.

Conservar más de dos latas de refresco en la nevera. Beber un refresco caliente no es tan apetecible como uno frío, si los metes todos en la nevera vas a tender a beberlos todos. En cambio sí guardas pocos, tomarás menos. Sigue las claves que te damos para llevar una vida más sana.

Está comprobado que no hace falta hacer una dieta extrema y pasar hambre para perder peso. Basta con comer de forma saludable, hacer algo de deporte y seguir unas pautas para adelgazar. Como las que propone Brian Wansink en si libro Slim by Design, dónde recoge toda su investigación sobre la dieta feng shui.

9 trucos para hacerle un ‘cambio de look’ saludable para tu cocina

1. No dejar a la vista alimentos con muchas calorías. Coloca un bol con fruta para recurrir a él si quieres picar algo entre horas.

2. Coloca los alimentos más saludables en la balda del armario que más fácil acceso tenga. ¡El chocolate al fondo!

3. Utiliza papel de aluminio para envolver las sobras. Si no ves la comida, no te entran ganas de comer, así de sencillo.

4. Deja en la nevera fruta y verdura cortada en bolsitas para tomártelo como snack.

5. Ten a mano utensilios como la tabla de cortar, la olla, cuchillos, la plancha de cocina… Para fomentar la cocina saludable.

Lo que no puedes olvidar es que para llevar una vida saludable debes incluir también el ejercicio, ¿qué deporte se adapta más a ti?

Además el autor nos ofrece una serie de trucos muy fáciles de cumplir (sí, todavía más) para realizar la dieta feng shui a la hora de comer. No solo hay que ser ordenados en la cocina, también en la mesa.

6. Comer en platos pequeños para tener la sensación de saciedad.

7. Llevar la comida preparada en el plato a la mesa para no caer en la tentación de repetir.

8. Siempre utilizar la regla del medio plato, siempre debe haber frutas o verduras en tu plato como acompañamiento.

9. Beber cualquier tipo de bebida que no sea agua en vasos pequeños.

Con todos estos sencillos trucos ya tienes en tu mano la posibilidad de, aparte de llevar una vida más saludable, seguir una dieta de forma más fácil. Ya sabes, ¡a ordenar!

​Y además:
Las mejores dietas para adelgazar. ¿Cuáles la tuya?
30 superalimentos para una vida más saludable

por Sara Alcoceba 111 compartidos

Puede interesarte