Medicamentos para adelgazar

Publicado por Elena Bonet
Publicado en 4 de abril de 2010

Hay muchas píldoras y pequeñas cápsulas conocidas por hacer perder peso. Pero ¿de verdad existen alimentos par adelgazar? Entre los productos serios y el placebo hay una estrecha línea abarrotada de productos “milagrosos”.

Medicamentos con receta
Un tratamiento médico no es una tontería, sus propiedades pueden llegar a provocar graves efectos secundarios. Por eso, tras años de polémica, hay medicamentos que han sido retirados del mercado (los que cortan el hambre) y de otros se ha prohibido su ingesta para perder peso porque provocaban depresiones, afecciones cardíacas, hipertensión, etc. (los diuréticos o las hormonas tiroideas).
Hoy en día sólo existen dos medicamentos para adelgazar: el Xénical®, que actúa bloqueando la acción de las lipasas (encimas que disgregan los lípidos, es decir, las grasas) y el Sibutral®, que actúa, por medio del sistema nervioso central, sobre el control del hambre y la saciedad, y aumenta el gasto de energía. Ambos medicamentos sólo pueden consumirse siguiendo un control médico estricto. A menudo se recetan a personas con un sobrepeso importante.

Complementos alimenticios
Infusiones, cápsulas, comprimidos, gomas, etc. Las ventas de complementos alimenticios (fuentes de nutrientes y demás componentes como las vitaminas, los minerales, las plantas o extractos de plantas, los aminoácidos, los ácidos grasos esenciales, las fibras, etc.) destinados a facilitar la pérdida de peso se han disparado durante los últimos años. El resultado: una oferta cada vez más amplia.
Estos productos se pueden clasificar en:
-Drenantes. Combaten la retención de líquidos favoreciendo su eliminación: el mate, el extracto de uva, la achicoria, el ortosifón, etc.
-Quemagrasas. Favorecen la lipólisis, es decir, la disminución de las grasas almacenadas en los adipositos. Al activar la combustión de las grasas fomentan su eliminación: el CLA (ácido linoleico conjugado), el té, el café verde, el calcio, etc.
-Moderadores del apetito. Eliminan la sensación de hambre sin aportar calorías. Son la mayoría de plantes ricas en fibras: mucílagos que, al entrar en contacto con el agua, se hinchan y reducen el apetito engañando al estómago y al cerebro: la goma de algarroba, el cromo, el nopal, etc.
-“Complementos” adelgazantes. Gran parte de los complementos alimenticios de hoy en día combinan estos efectos (cortan el hambre, queman grasa, aplanan el vientre, etc.) y asocian componentes con propiedades complementarias.

Consulta también:
Dejar de fumar...sin engordar
Adelgazar sin esfuerzos
El chocolate ¡es bueno para la salud!

Puede interesarte