Inicio / En forma / Bienestar / 15 consejos para una salud de hierro

© iStock
En forma

15 consejos para una salud de hierro

Laura Marcos
por Laura Marcos Publicado en 7 de abril de 2017
56 compartidos

No es suficiente con sentirte bien, ¡queremos que te sientas invencible! Algunos sencillos consejos que puedes aplicar en tu vida diaria te ayudarán a sentirte sana, con fuerzas y capaz de realizar todo lo que te propongas. ¡Toma nota!

La salud es mucho más que ausencia de enfermedad. Alimentarse bien, hacer ejercicio, mantener un buen estado de ánimo, dormir bien y evitar las tensiones y el estrés también son fundamentales para que tu cuerpo esté al 100% y te sientas invencible por dentro y por fuera.

Por ello, hemos seleccionado para ti, desde nuestro portal de salud Onmeda, los consejos fundamentales para llevar una vida sana.

Muévete cada día

¡Procura moverte cada día! 30 minutos de ejercicio físico moderado al día son fundamentales para gozar de una buena salud, mantener el peso y sentirte más activa. Running, bici, practicar algún deporte o incluso salir a pasear. ¡No tienes excusa! Si te gusta bailar, la zumba es una buena opción para ti. Una actividad divertida y con la que podrás quemar calorías. ¡El ejercicio perfecto!

Haz un desayuno completo

Dedica cada mañana unos minutos para ti y tómate un desayuno en el que incluyas, como elemento más importante, carbohidratos, como cereales integrales o un par de tostadas, para darle energía a tu cuerpo. ¡Es lo que quemarás en primer lugar. Es una buena idea introducir una porción de lácteos y una fruta, para aportar minerales y vitaminas.

Intenta dormir 8 horas

No te pedimos que no trasnoches nunca, pero intenta acostarte a una hora más o menos fija, coincidiendo con las horas de sol. Si puedes dormir bien 8 horas, ¡mejor que mejor! Intenta que las horas que dedicas al sueño cada noche no sean nunca menos de 6 ni más de 10. ¡Así tendrás energía para afrontar lo que quieras!

Mantén un peso saludable

El sobrepeso y, por supuesto, la obesidad, son factores de riesgo en muchas enfermedades, como cardiovasculares, diabetes y cáncer. Lo mejor para estar sana y sentirte bien contigo misma es que mantengas un peso saludable (un IMC entre 21 y 24). ¡Pero tampoco te obsesiones! Recuerda que un cuerpo bonito es el que está sano, y un peso demasiado bajo también conlleva riesgos para la salud. Cuídate y quiérete.

Reír ¡la mejor medicina!

Nos sobran motivos para asegurarte que la risa es una de las mejores medicinas. Según investigaciones de Richard Wiseman, la risa activa las regiones del lenguaje y memoria del cerebro, además de los centros del placer. Si te ríes a menudo, segregas hormonas del bienestar, las mismas del placer sexual o cuando disfrutas de tu plato favorito. Reír desestresa, mejora el humor, la autoestima y te permite conectar con las personas que te importan. ¡Sonríele a la vida!

Di no al tabaco y modera el alcohol

Sabemos de sobra que fumar es uno de los hábitos más perjudiciales para la salud, puesto que conlleva un gran riesgo de varios tipos de cáncer y otras enfermedades respiratorias. Dado que la nicotina es un tóxico, además, empeorará el aspecto de tu piel, de tu pelo, de tus dientes, provoca mal aliento... El tabaco ¡cuanto más lejos mejor!

El alcohol, por su parte, también es un tóxico con gran poder adictivo. ¡No bebas más de 4 unidades de alcohol por semana!​ Además, siempre cuentas con alternativas sin alcohol para tus eventos y reuniones con amigos. ¡Ser healthy está de moda!

Cena ligero y temprano

Evita las cenas muy pesadas. Es mejor cenar ligero para no irte a dormir con el estómago muy lleno, lo cual podría dificultar tu descanso. Además, ¡ayudarás a mantener a raya las calorías!

Escoge alimentos de temporada

No es suficiente llevar una alimentación equilibrada. También es muy importante que escojas alimentos de temporada, es decir, que sean frescos, dado que corresponden con la época del año en que son recogidos. De esta manera te asegurarás de tener todos los nutrientes de los alimentos y de la mejor calidad. Conoce las frutas y verduras de temporada. ¡Hay una para cada mes!

Medita unos minutos cada día

Ser espiritual también es un valor saludable. Meditar cada día durante 30 minutos ha demostrado tener poderosos efectos contra el estrés, combate el dolor y mejora la autoestima. Prueba la técnica del mindfulness, un estilo de vida que aplica lo mejor de la meditación oriental y la adapta a tu mundo. ¡Anímate! Te conocerás mejor a ti misma.

Protege tu piel del sol

¡No abuses del sol! En ocasiones, buscando mejorar el aspecto de la piel con un bonito bronceado, conseguimos todo lo contrario: abusar de los rayos UV acelera el envejecimiento de la piel, que parecerá seca y envejecida. Por no hablar de que es un factor de riesgo en el desarrollo de cáncer de piel. El sol también es un placer, pero en su justa medida.

Cuida tu salud sexual

El clásico 'póntelo, pónselo' nunca pasa de moda. Debes recordar utilizar el preservativo en tus relaciones sexuales, puesto que nadie se libra de las posibles Infecciones de Transmisión Sexual que puedan existir en tus posibles parejas. El Virus del Papiloma Humano es una de ellas, ¡y además muy frecuente!

Mantén una higiene adecuada

Sabemos que te cuidas lo necesario para verte bien y estar sana, pero de vez en cuando cometemos errores de higiene que pueden implicar algún problema de salud. Por ejemplo, cada vez que vas al baño, es imprescindible que limpies tu zona íntima con un movimiento de adelante hacia atrás. De lo contrario, podrías introducir en tu vagina o en tu uretra bacterias que provoquen un problema de salud, como hongos vaginales o infección de orina.

Acude a revisiones médicas

Sabemos que da pereza, pero debes visitar a tu médico de vez en cuando. El ginecólogo debe verte, al menos, una vez al año para asegurarse que no existen lesiones cancerosas ni infecciones sexuales. Además, cada 12 meses, realízate un análisis de sangre y una revisión completa. Si tienes algún lunar sospechoso en la piel ¡no dudes en acudir al dermatólogo para descartar cualquier lesión!

Ama y déjate amar

La salud también está relacionada con la calidad de tus relaciones interpersonales. Y, recuerda, decimos calidad y no cantidad. Un amigo es un tesoro y debes cuidarlo porque, entre otras cosas, pasar tiempo con tus seres queridos segrega hormonas del bienestar, libera el estrés, y tiene multitud de efectos positivos para tu salud.

¡Sí a la siesta!

Puede que no tengas tiempo para dormir unos minutos cada día después de comer, pero, si es así, te aseguramos que es muy beneficioso. Dormir unos 30 minutos cada día de siesta puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en un 37%, según un estudio griego. Además, libera el estrés.

Mantén tu mente activa

¿Has escuchado alguna vez aquello de mens sana in corpore sano? Para tener una buena salud y estar perfecta por dentro y por fuera, debes cultivar tu mente con las actividades que más te gustan: leer un libro, pintar, tocar un instrumento... ¡Abraza todo lo que te haga feliz!

Y además...
14 hábitos saludables para ser más feliz
​6 consejos para dormir como los ángeles toda la noche

por Laura Marcos 56 compartidos

Puede interesarte