Inicio / En forma / Bienestar / ¡Ni un paso en falso! Trucos para lucir unas piernas de infarto este verano

¡Ni un paso en falso! Trucos para lucir unas piernas de infarto este verano

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 3 de marzo de 2016

La llegada del verano ya es una realidad y ahora más que nunca queremos sentirnos bien por fuera (y no solo por dentro). Dentro de nada empezaremos a lucir tipo en la playa, en la piscina o incluso en una tarde de terraceo con las amigas, y es por ello que en estos días comienza la gran preocupación: "¡Tengo que ponerme en forma!".

Y ahora que toca volver a sacar del armario las minifaldas y los shorts, las piernas son uno de nuestros grandes quebraderos de cabeza. Al menos, si no lees este artículo. Porque no queremos que nos pille el buen tiempo sin unas piernas de ensueño, y por eso vamos a ofrecerte los mejores consejos y técnicas para conseguirlo.

Una alimentación adecuada y un poco de deporte son las claves para tener unas piernas firmes y bien tonificadas, pero hay mucho más. Con cambiar un poco tus hábitos diarios, seguir nuestros consejos y tomar algún producto drenante para eliminar la hinchazón y disminuir la retención de líquidos, te aseguramos que en unas semanas podrás lucir unas piernas más bonitas bajo tus vestidos. Si no sabes por donde empezar, prueba por elegir el deporte que más se adapta a ti.

Dieta para lucir unas piernas bonitas

Para tener unas piernas bonitas, es indispensable llevar una alimentación equilibrada. Un mal hábito alimenticio no solo favorece la aparición de celulitis, sino que también puede provocar sobrepeso.

Hay que comer de todo, pero lo ideal es una proporción en torno a un 50% de carbohidratos complejos, un 30% de proteínas y un 20% de grasas saludables. En cuanto a las cantidades, deben ser adaptadas a las necesidades de cada persona (alrededor de 1500 calorías al día para una mujer que no practica deporte y unas 2000 calorías para las que sí), limitando los aportes en grasas saturadas (embutidos, bollería, quesos, mantequilla, fritos, carnes grasas…), en azúcares (caramelos, sodas, galletas…) y en sal (platos preparados, salazones…).

También hay que moderar el consumo de alcohol y tabaco y procurar beber mucha agua, durante y sobre todo fuera de las comidas: al menos de 1,5 a 2 litros, pues ayuda a drenar el organismo. Así que, si no lo haces por tus piernas, ¡hazlo al menos por tu salud! Seguro que estos alimentos para una cura detox te ayudan a lograrlo.

Alimentos para conseguir unas piernas bonitas

Para llevar una dieta equilibrada es importante conocer qué nutrientes son los más adecuados e indispensables para nuestro cuerpo. Una selección correcta de nutrientes es clave para conseguir unas piernas de infarto, pero muchas veces desconocemos cuáles son y qué comidas pertenecen al grupo alimentario correcto. Estos son algunos de los nutrientes indispensables para la salud y, sobre todo, para la estética de tus piernas, ¡prueba a incluirlos en tu dieta!

- Vitamina E. Este potente antioxidante contribuye a fluidificar la sangre y reduce el riesgo de trombosis. Se encuentra sobre todo en los frutos oléaginosos (almendras, nueces…) y los aceites vegetales (oliva, girasol, nuez).

- Flavonoides. Estas sustancias de la familia de los polifenoles combaten la inflamación, fluidifican la sangre, estimulan la contracción venosa y refuerzan las paredes vasculares. Se encuentran en: las uvas, las frutas del bosque (moras, frambuesas, arándanos), la piel de la fruta, las coles, el perejil, los nabos, las espinacas, el brócoli y el té.

- El potasio. Gracias a su efecto drenante, evita el almacenamiento de la sal y la hinchazón de los tejidos. Se encuentra en: los orejones de albaricoque, las almendras, las alcachofas, los espárragos, el plátano, los berros, las espinacas, el hinojo, el hígado de ave, el pomelo, el perejil, el diente de león, las peras, los pistachos, las manzanas y las uvas.

- La vitamina C. Este antioxidante es fundamental para la fabricación del colágeno, indispensable para la sujeción de los tejidos. Se encuentra en las frutas y verduras frescas.
Para empezar una dieta lo mejor es probar alimentos bajos en calorías. ¿Sabes cuáles son?

Deportes recomendables para tonificar las piernas

No es ningún secreto, para tener unas piernas bonitas hay que hacer deporte, pero no vale cualquiera. Con el ejercicio se fortalecen los músculos de las pantorrillas y se mejora la circulación sanguínea. Por lo tanto es indispensable moverse: hay que caminar al menos 30 minutos al día y realizar 3 horas de actividad deportiva a la semana. Ahora bien, siempre hay actividades adaptadas para las piernas que te ayudarán a conseguir tu objetivo.

Los deportes más recomendables
En este grupo, la marcha, la bicicleta y el running son los deportes estrella: tonifican los músculos de las piernas, ayudando a que se estilice la figura. Otros igual de recomendables son el baile (tú eliges: flamenco, salsa, o incluso zumba y aerobic) donde entrenas las piernas casi sin darte cuenta; o la natación, una de esas beneficiosas actividades aptas para todo el mundo.

Los deportes menos recomendables
En este caso, obviamente englobamos los deportes que menos impacto tienen sobre las piernas, como tenis y los deportes de pelota en sala, donde es mayor protagonista el tronco superior del cuerpo. Y aunque todo deporte es bienvenido, si quieres tonificar las piernas, no nos queda otra que excluir también los deportes de combate, el remo, y todas esas actividades que te recomendaríamos para tonificar los brazos.

Ejercicios específicos para unas piernas perfectas

No hay excusas para no tener unas piernas perfectas, si el gimnasio no es lo tuyo o no quieres machacarte haciendo running cada día, aquí te proponemos una serie de ejercicios fáciles para realizar en casa o al aire libre que solo te llevarán unos pocos minutos. Eso sí, debes ser constante si quieres ver resultados en poco tiempo.

Ejercicios específicos para unas piernas perfectas

1. Permanece de pie, con la espalda recta y sin arquear tu cuerpo y balancea la pierna derecha de adelante hacia atrás. No tienes que elevarla demasiado, piensa en un ángulo respecto a la otra pierna de unos 45 grados. Mientras realizas el ejercicio, aprieta tus abdominales. Después, haz lo mismo con la izquierda. Empieza haciendo 10 movimientos con cada pierna el primer día, aumentando progresivamente hasta llegar a 30.

2. Ponte en posición a cuatro patas, con las rodillas tocando el suelo, mantén la espalda bien recta y perfectamente horizontal. Lleva la pierna hacia atrás, estirándola y elevándola a la vez. Recoge la pierna y haz el movimiento 10 veces seguidas. Repite el ejercicio con la otra pierna y aumenta las repeticiones progresivamente con el paso de los días.

3. Permanece de pie, con las piernas ligeramente separadas y las manos en las caderas para mantener el equilibrio, pliega lo más posible la pierna derecha hacia arriba,manteniendo la espalda recta, los glúteos apretados y el vientre metido hacia adentro. Realiza una serie de 10 movimientos de cada lado, y ves subiendo las repeticiones poco a poco.

Y si quieres ejercitar tus piernas en solo cuatro minutos al día, prueba con el método Tabata. ¡Te explicamos cómo conseguirlo en un vídeo explicativo! Crea tu rutina de entrenamiento, si no sabes por dónde empezar puedes inspirarte en esta.

Cómo activar la circulación de las piernas

Además de la alimentación y el deporte podemos mejorar nuestras piernas con trucos de belleza al alcance de todas. En este sentido, tu mayor aliada será el agua fría, ya que mejora la circulación sanguínea, estimula los tejidos, realiza un efecto exfoliante que elimina pieles muertas, provoca la contracción vascular (lo que permite curar o evitar varices) y, en definitiva, ayuda a lograr una piel más firme, joven y saludable, entre otros beneficios. Por lo tanto, aquí van unos consejos para estimular tus piernas con agua fría estés donde estés.

Bajo la ducha
Pasa lentamente un chorro de agua fría a 10 centímetros de tu piel, desde los dedos de los pies hasta las rodillas, y después baja otra vez hasta los tobillos. Repítelo cada vez que te duches.

En la bañera
Siéntate con las piernas estiradas. Pasa un chorro de agua desde los tobillos hacia los glúteos y hasta que el agua recubra por entero tus muslos o mejor, incluso cuando el agua llegue a la cintura. Permanece unos minutos dentro del agua (o hasta que no aguantes más).

En la playa
Camina al borde del mar con el agua a la altura de los tobillos, de las rodillas o de los muslos, como mejor te sientas. Este ejercicio posee numerosos beneficios para las piernas: el agua fría salada relanza la circulación y tonifica los tejidos, mientras que el movimiento efectuado en el agua realiza un masaje beneficioso.

Los masajes para piernas

Los masajes no solo ayudan a mejorar la circulación de las piernas sino que también son buenos para tonificarlas. Lo ideal es masajear las piernas a diario nada más salir de la ducha, aquí te dejamos tres ideas de masajes que, aunque puedes hacer solo con tus manos, te recomendamos utilices algo de crema o aceite corporal para facilitar y suavizar los movimientos.

Para estimular el sistema linfático y la circulación sanguínea
Comienza por un movimiento de alisado desde los tobillos hacia los muslos, colocando ambas manos a cada lado de una sola pierna (repetir 5 veces). Realiza un masaje por todo el muslo insistiendo en la parte superior y en los lados. Alisa el muslo partiendo de la rodilla hacia arriba con ambas manos. Da ligeros golpecitos con los puños no demasiado apretados en la parte exterior de los muslos. Realiza masajes circulares alrededor de las rodillas con los dedos juntos.

Para terminar masajea las pantorrillas con las dos manos estirando el músculo hacia atrás. Termina con movimientos de alisado por todas partes como al comienzo del masaje y pasa a la otra pierna para hacer exactamente lo mismo.

Para conseguir unos muslos firmes
Realiza movimientos que remonten desde las rodillas hacia las caderas. Coloca ambas manos estiradas a cada lado del muslo con los pulgares sobre el muslo y los demás dedos sobre la parte lateral de las piernas para abarcar bien todo el muslo. Repite varias veces el movimiento desde arriba hacia abajo y pasa a la siguiente pierna.

Para afinar las rodillas
Los movimientos se realizan a ambas parte de la rótula. Realiza presiones ascendentes con los pulgares siguiendo el contorno de la rótula. Después efectúa pequeñas espirales de abajo hacia arriba, alrededor de la rodilla.

Recomendaciones para el día a día

Los hábitos y la rutina diaria influyen en tu cuerpo y, por supuesto, en tus piernas. Eres lo que comes pero también lo que bebes, lo que duermes, lo que te mueves y muchas otras cosas. Por eso es importante adquirir hábitos saludables y mimar a tu cuerpo lo más posible. Te contamos algunos pequeños trucos para cuidar tus piernas en tu día a día.

En el trabajo
Debemos procurar tener un pequeño taburete o soporte para elevar las piernas si pasamos muchas horas en una oficina. También es importante y muy sencillo realizar movimientos circulares en los tobillos cada dos horas, de forma que activamos la circulación.

Otro consejo es que si estás mucho tiempo sentada, te levantes a dar una vuelta cada dos horas: ves al baño, a por un vaso de agua... Piensa que nuestro cuerpo no esta preparado para estar sentado todo el día, es biológicamente antinatural, por lo que hay que intentar estirar las piernas de vez en cuando.

En casa
Si estamos en nuestro hogar también podemos seguir unas sencillas pautas para ayudar a la circulación de las piernas. Puedes probar con un baño de piernas y pies con agua templada o fría y sal, como te contábamos en páginas anteriores. Así, además de activar la circulación, te relajará.

Otro truco muy fácil para incluir en la rutina es a la hora de dormir, debemos procurar hacerlo con las piernas más altas que el corazón (algo leve, unos 12 cm) elevando la parte inferior del colchón con un cojín o un almohadón duro.

En un viaje
Haz paradas cada dos horas para estirar las piernas y caminar un poco. Cuando estés en el tren, camina regularmente. Utiliza medias de contención cuando viajes en avión y, si puedes elegir, opta por un asiento en pasillo para poder moverte más fácilmente. Y hablando de viajes, ya que estás organizando tu verano, prueba con alguna ciudad o pueblo que puedas patearte de arriba a abajo. Es una forma ideal de conseguir una piernas tonificadas, ¿eh? Aquí tienes unas cuantas propuestas...

Qué evitar para tener unas piernas bonitas

Igual que hay cosas que debemos buscar para tener unas piernas bonitas, existen ciertos hábitos en nuestra rutina diaria que podemos evitar. Por ejemplo, algo tan sencillo como nuestra manera de vestir puede influir en las piernas. Debemos evitar las prendas demasiado ajustadas y los zapatos de tacón alto o al contrario, demasiado planos.

Además de los "taconazos" otra cosa que nos caracteriza a las mujeres es estar sentadas cruzando las piernas, este es otro punto que también debemos evitar ya que provoca que se corte la circulación y es negativo para las venas situadas detrás de las rodillas. Así que ya sabes, ¡mejor una pierna junto a la otra!

Otro punto del que hay que hablar: si nuestro objetivo son unas piernas bonitas, debemos evitar los ascensores y escaleras mecánicas, lo ideal es subir y bajar tú misma las escaleras, ya que así se fortalece la musculatura de las piernas.

Además de evitar estas situaciones del día a día también tenemos que procurar escapar de los ambientes con mucho calor, la calefacción, el aire acondicionado y tomar el sol de forma prolongada, ya que todos esos factores hacen que empeore la circulación sanguínea. ¿Has tomado nota de todos estos consejos? ¡Ponlos en práctica y sé la envidia de todo el mundo este verano!

Además:
8 nuevos y originales deportes para conseguir el cuerpo de tus sueños
Cómo eliminar la ansiedad cuando haces dieta

Puede interesarte

Comentarios