:

Inicio / Cocina / Cocina internacional / Las heladerías de Madrid que nos hacen adorar (aún más) el buen tiempo

Cocina

Las heladerías de Madrid que nos hacen adorar (aún más) el buen tiempo

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 25 de mayo de 2017
285 compartidos

Cuánto nos gusta empezar a hablar de helados, uno de esos imprescindibles de nuestro verano. Y es que, ¿quién puede imaginarse de vacaciones sin uno de estos refrescantes dulces entre manos? Para que no se te escapen los mejores de la capital, aquí te dejamos una lista con nuestras heladerías preferidas.

© Pinterest

Creamies

Aficionadas a los sándwich de nata, sabéis que esa combinación de helado cremoso y galleta es capaz de alegrar cualquier tarde de verano. Por eso, tenéis que conocer Creamis sin más dilación: en este local te preparan sándwiches de helado a tu gusto. Abierta hace tan solo un par de meses es una apuesta segura para los amantes de la típica merienda de helado de corte que te ponía tu abuela entre dos galletas. Evidentemente, en Creamies la cosa va más allá y puedes elegir entre diferentes sabores de cookies y de berlinas entre las que colocar tu helado.

Las cookies están crujientes y el helado muy cremoso y, por si esto no fuese suficiente reclamo, puedes elegir algún topping para añadir a tu sándwich. Desde los míticos cereales americanos tipo Froot Loops hasta clásicas virutas de chocolate, Lacasitos o nubes de azúcar. Así, la mezcla de texturas y sabores está garantizada y tú misma podrás combinar todos estos matices a tu gusto para obtener un resultado espectacular. Como podrás suponer, una idea revolucionaria como esta solo podía tener cabida en un barrio como Malasaña. ¿A qué esperas para conocerla y probar estos sándwiches helados?

> Calle Corredera Alta de San Pablo, 30

Rocambolesc

Si Charlie y la fábrica de chocolate se encuentra entre tus películas favoritas, no puedes dejar de conocer Rocambolesc, la heladería que Jordi Roca abrió hace algo más de un año en plena calle Serrano. Los sabores intensos así como las formas imposibles son parte fundamental de este rincón dulce con unas vistas espectaculares de Madrid. Rocambolesc pretende recuperar la idea bucólica de ese carrito de helados que siempre aparece en las películas y, desde nuestro punto de vista, lo consigue.

Mano a mano con Jordi Roca se encuentra su mujer, Alejandra Rivas, una mexicana que derrocha talento y pasión por los dulces. Esta es el primer pie que el imperio gastronómico Roca pone en la capital madrileña y podemos asegurar que sabe muy pero que muy bien. Manteniendo el formato de la sede catalana, este Rocambolesc nos ofrece helados totalmente artesanos: suelen ser 6 recetas que van variando en función de los productos de temporada. Desde la clásica vainilla o el siempre acertado chocolate a otros sabores como la delicada manzana asada. Además, podemos elegir los toppings que queremos que acompañen a nuestros helados para crear recetas capaces de refrescar nuestro verano de la mejor forma posible.

La oferta de Rocambolesc se completa con una cuidada selección de cafés, sorbetes, una selección de bollería artesanal y algunos postres muy especiales a la altura de este dulce matrimonio.

> Dirección: Gourmet Experience de El Corte Inglés. Calle Serrano, 52 (Madrid)
> www.rocambolesc.com

Mistura

Pedir un helado en Mistura es toda una experiencia. Estos helados en los que cualquier sabor y textura está permitido, se hacen manualmente de una forma muy curiosa: con ayuda de dos espátulas se moldea el helado sobre una lasca de piedra de granito a -20ºC, algo que potencia la cremosidad del helado y, además, nos muestra el mimo con el que se realizan estos dulces personalizados.

Mistura significa 'mezcla' en portugués y este nombre hace honor a la infinidad de su carta. Desde sabores más comunes pero igualmente deliciosos como el yogur o el chocolate intenso hasta otros más sorprendentes como el Baileys. Nosotras te recomendamos que no te pierdas el de caramelo y flor de sal... ¡Una auténtica delicia! Cada uno de los helados puede ir acompañado por los toppings que prefieras como, por ejemplo, fruta, frutos secos o diferentes tipos de chocolate. Todos estos helados están hechos con leche fresca de granja y las mejores materias primas, al igual que sus sorbetes de frutas, elaborados con las piezas de mayor calidad.

La dedicación de este bonito proyecto es tal que su carta está especialmente diseñada a prueba de intolerancias y restricciones en la alimentación. Así, podemos encontrar helados sin gluten y una clara descripción de cuáles son las variedades aptas para intolerantes a la lactosa, la soja, los huevos o personas veganas.

> Calle Augusto Figueroa, 5 // Calle Ciudad Rodrigo, 6 // Gran Vía, 15
> www.misturaicecream.com

Giuseppe Ricci

El nombre de esta heladería ya nos da pistas sobre el sabor de sus helados. Siguiendo la filosofía de las famosas gelaterias italianas en las que nos derretimos ante la cremosidad de sus creaciones, nace este proyecto. Precisamente el secreto de esta cremosidad es la buena calidad de sus materias primas: leche fresca y nata, además de fruta natural en el caso de los sorbetes. Además, la naturalidad es una de las principales consignas de esta heladería que elabora sorbetes de frutas sin colorantes y un 60% de pulpa de fruta fresca. En el caso de los helados, elaboran algunos sabores con soja y sustituyendo el edulcorante por la fructosa. ¡No pueden ser más ricos y ligeros!

Dentro de su amplísima carta, nosotras nos quedamos con su helado de requesón con higos caramelizados, un helado con un saber súper característico pero que te prometemos que te va a encantar. Además, tiene otras recetas hechas con yogur y también sorbetes súper refrescantes.

> Calle de las Huertas, 9
> www.heladeriaricci.com

Sani Sapori

Situada en la calle Lavapiés encontramos esta heladería italiana cuya carta está elaborada con materias primas de la mejor calidad. La carta de esta heladería, con una terraza perfecta para las noches de verano, está especializada en diversas intolerancias y también cuenta con unas cuantas recetas bajas en calorías para personas que estén a dieta pero no quiera renunciar a un helado de vez en cuando y, por supuesto, también hay algunos sabores pensados para vegetarianos.

Tenemos que reconocer que de esta heladería lo que más nos gusta son sus recetas más clásicas pero, por supuesto, no dudes en experimentar con los sabores que nos propone. Además, hemos caído rendidas a los encantos de las tartas semi frías y otros postres caseros que resultan perfectos cuando los meses de calor ya se han alejado. De hecho, desayunar un chocolate caliente un domingo en este pequeño rincón es una verdadera maravilla.

> Calle Lavapiés, 31
> www.sanisapori.es

Lolo Polos

¿Cómo puede ser una heladería instalada en la madrileña calle Espíritu Santo? Como no puede ser de otra forma, un mezcla sublime de calidad y 'moderneo'. La heladería Lolo Polos es una apuesta original y divertida por los polos elaborados con fruta natural. Con una pequeña tienda que nos traslada sin remedio a algún rincón bucólico de nuestra infancia, el cuidado de los detalles es primordial para las creadoras de este proyecto. A diferencia del resto de heladerías de la capital, este negocio está especializado en polos de frutas artesanales y no otro tipo de helados.

Nos encantan sus sabores y también sus colores, que llenan de felicidad nuestras tardes de verano. Pero sobre todo, nos hace muy felices ser testigos del mimo que derrocha cada elemento de esta heladería. Todo cuanto se hace en ella procede de los productos más naturales y la fruta de máxima calidad. Nada que ver con otros polos de hielo con más colorantes que sabor. Aquí el color es real y su sabor a fruta es tan intenso que casi pareciera que estamos mordiendo una pieza pero mucho mejor: ¡refresca nuestros días de verano!

> Calle Espíritu Santo, 16
> www.lolopolosartesanos.es

Kalúa

Desde Buenos Aires, con amor y muchos helados. Así debería empezar la historia de la heladería Kalúa. Situada en la calle Fuencarral es una de nuestras favoritas por la originalidad de sus sabores: carrot cake, red velvet, Kinder Bueno... Más de 40 deliciosas variantes que se elaboran cada día manteniendo la calidad y la frescura de sus ingredientes como uno de sus principales atractivos. Además, cada verano Kalúa nos sorprende con algunas novedades que hacen las delicias de las amantes de los helados con nosotras. Hace un par de años pusieron a la venta un súper cucurucho capaz de soportar hasta cuatro bolas de helado. Ya estamos expectantes por saber qué dulce reto nos propondrán este año.

Además de los helados, puedes merendar brownie, alfajores, cookies o lemon pie entre otras delicias dulces que se preparan cada día en el local. Dicho esto, da igual la época del año que sea, siempre hay una buena excusa para pasarnos por esta heladería.

> Calle Fuencarral, 131
> www.kalua.es

Si te encantan los helados y tu pasión por el dulce no conoce límites, te invitamos a terminar este artículo con una sonrisa gracias a nuestro divertido test. ¿Qué dirá de ti tu pasión por el chocolate?

Y además:
¿Fan de los donuts? Estos te harán morir de amor
Descubre las hamburguesas más originales del mundo

por Laura Sutil 285 compartidos

Puede interesarte