Inicio / Cocina / Cocina internacional / Crema pastelera, la base de todo buen postre

Crema pastelera, la base de todo buen postre

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 28 de agosto de 2015

Buñuelos, bizcochos, tartas o brazos de gitano... ¡Que levante la mano quien no sea una apasionada de la crema pastelera! Este imprescindible de algunos de los postres que más nos gustan es mucho más sencillo de preparar de lo que imaginas y hoy estás de suerte porque te vamos a descubrir todos los secretos de una buena crema pastelera. ¡No pierdas detalle!

En la suavidad de su textura y su sabor está la clave para triunfar. La crema pastelera es ese imprescindible de nuestros postres que es capaz de hacer de un simple bizcocho de yogur una verdadera delicia gastronómica. Bien lo saben aquellas que incluso disfrutan de su sabor acompañado simplemente por canela, mermelada o algunas frutas como las moras o las frambuesas. Sea cual sea tu predilección a la hora de degustar la crema pastelera, a continuación vamos a darte las claves del éxito para que te conviertas en una profesional de la repostería.

Receta de crema pastelera

Ingredientes:

​Modo de elaboración:
En primer lugar, batimos las yemas con el azúcar hasta que la mezcla se blanquee y duplique su volumen. Después, añadimos la harina y removemos. A continuación, agregaremos un poco de leche para hacer que la mezcla esté algo menos espesa.

Tras esto, calentamos el resto de la leche con la vaina de vainilla abierta y rascada. Cuando esté tibia, la vertemos sobre la mezcla de huevos-azúcar-harina y lo mezclamos todo bien. Después, vertemos en un cazo y hacemos que espese a fuego lento, sin dejar de remover con una cuchara de madera.

Una vez que hayamos conseguido que la crema esté espesa, la echaremos en una ensaladera y la dejaremos enfriar antes de utilizarla. Es importante que mientras se enfría la tapemos con papel transparente que entre en contacto con la superficie de la crema. Así evitaremos que se forme una película. La tendremos que consumir en un plazo máximo de 48 horas.

Algunas de nuestras sugerencias

Trucos para enfriarla: En lugar de utilizar el film transparente para evitar que salga esa capa de la que hablábamos, podemos extender un poco de mantequilla sobre la superficie antes de que se enfríe. Esta materia grasa impedirá que se forme una película seca en la superficie.

Para una crema pastelera menos densa: Por otro lado, en caso de que queramos preparar una crema algo más ligera, simplemente tenemos que sustituir la harina por maicena.

¿Qué hago si hay grumos en la crema? Te recomendamos que la viertas en una botella con la ayuda de un embudo, la cierres y la muevas con energía. Tras esto, vuelve a verterla en el cazo y haz que se espese a fuego lento.

¿Qué pasa si he olvidado la harina? Añadiremos la harina bien tamizada en la mezcla de huevos-azúcar-leche y la batiremos bien mientras la crema se espesa a fuego lento.

Los aromas: Es posible aromatizar la crema con otro ingrediente como chocolate, ron con pasas, café, pistacho, cítricos o a las especias como canela, cardamomo o badiana. Para ello, tan solo tendrás que incorporar el ingrediente en cuestión cuando la mezcla esté espesando, casi al final de su preparación. En el caso de que quieras aportarle sabor a naranja o limón, tendrás que calentar antes la leche con la piel de alguna de estas frutas. ¡Te encantará!

¿Cómo la incorporo a mi cocina?

Las variantes de la crema pastelera

En el microondas: Por extraño que te resulte, existe una versión rápida de la crema pastelera para las que no tiene mucho tiempo pero quieren sorprender a sus invitados. Para elaborarla, mezclaremos todo en un recipiente, lo cerraremos y meteremos al microondas durante dos minutos a máxima potencia. Después, abriremos, removeremos y volveremos a repetir el proceso. Por último, dejaremos reposar 5 minutos bien cubierto.

Crema muselina: ​Es una crema pastelera a la que se incorpora mantequilla fría en trocitos y se bate para conseguir una textura ligera y espumosa.

Mousse a la crema pastelera: ​Añadiremos las claras de huevo montadas al punto de nieve al final, en la crema bien fría.

Crema de almendras: Mezclamos 1/3 de crema pastelera con 2/3 de crema de almendras, elaborada con 100 g de polvo de almendras, 100 g de azúcar, 50 g de mantequilla, 1 huevo).

Crema Chiboust: Es una crema pastelera a la que se añade gelatina y merengue suizo, es decir, claras de huevo montadas al punto de nieve con un sirope de azúcar a 110°C. Es típica en pasteles con nata, pero a menudo se sustituye por una simple crema chantilly o una muselina.

Flan pastelero: Basta con llenar un fondo de masa de repostería con la crema pastelera. Cocemos de nuevo 30 - 40 minutos al horno, a 180°C (termostato 6) y se obtiene un flan pastelero, también llamado flan parisino, tarta al flan y flan de panadero.

Y además
¡Para chuparse los dedos! Las tartas femeninas más originales
Tarta de manzana: aprende a preparar todas sus variantes

Puede interesarte