Inicio / En forma / Ejercicios / ¡Esta vez sí que sí! 10 trucos para elegir el gimnasio perfecto

© iStock
En forma

¡Esta vez sí que sí! 10 trucos para elegir el gimnasio perfecto

por Redacción enfemenino Publicado en 8 de septiembre de 2017

Gimnasios hay muchos pero... ¿Cuántas veces te has apuntado a uno y has acabado tirando la toalla? Sí, todas nosotras conocemos muy bien esa sensación. Empiezas con muchas ganas y, a las pocas semanas, acabas por ponerte mil excusas para no volver jamás. No pasa nada, aquí te dejamos algunas claves para que elijas un gimnasio que se adapte perfectamente a tus necesidades. Venga, esta vez ¡lo vamos a lograr!

Matricularse en un gimnasio supone una inversión (a veces grande) y un compromiso a largo plazo. Por eso no debemos tomarnos a la ligera su elección. A la hora de elegir, no olvides los siguientes aspectos. Te ayudarán a afinar la búsqueda y a encontrar el centro perfecto para ti.

1 - Proximidad

¡Sé practica! De nada sirve escoger el gimnasio con más prestaciones del mundo si te pilla lejos de todo. Piensa en tu rutina diaria y elige un centro que esté cerca de tu casa o de tu trabajo. Así podrás ir en el momento que te venga mejor. Incluso, si te atreves, hasta podrás plantearte ir los fines de semana. ¡Comodidad ante todo!

2 - Actividades

¿Te gustan las máquinas o eres más de clases? Primero piensa en qué tipo de actividad quieres centrarte y luego elige. Si las clases no son lo tuyo, las posibilidades son mucho mayores, ya que prácticamente todos los gimnasios cuentan con sala de musculación y máquinas para hacer ejercicio cardiovascular. Si, por el contrario, prefieres las clases, mira con cuáles cuenta el centro y si prefieres contar con un entrenador presencial o virtual. Hoy en día existen gimnasios que se han decantado por las clases virtuales. Sus ventajas son:

  • Todas las clases ofrecen el mismo estándar, independientemente el gimnasio al que vayas.

  • Los centros pueden ofrecer clases de forma ininterrumpida, por lo que son mucho más flexibles a la hora de adaptarse a tus horarios.

  • Contar con los mejores entrenadores del mundo. Incluso con famosos. Es el caso de la cadena de gimnasios McFit, que acaba de lanzar, con una productora de Hollywood, las clases virtuales más espectaculares del mercado, con estrellas de la talla de Kate Hudson, David Kirsch o Bárbara Becker.

3 - Profesionalidad

​Asegúrate de que puedas contar con un programa personalizado de forma gratuita. En algunos centros parece que tienes que estar persiguiendo a los monitores para que te pongan una rutina. Y en otros incluso tienes que pagar un suplemento. No hablamos de entrenadores personales, sino de que los monitores te ayuden a conseguir tus objetivos, cambiando las tablas a medida que vayas progresando.

4 - Prestaciones

Muy importante. ¿Cómo es el centro? Quizás sea muy grande, pero las clases se llenen y haya que pedir plaza por adelantado (es el caso de GoFit, por ejemplo), quizás la zona que más vas a usar no tenga muchas máquinas... Cuando te enseñen el gimnasio, pregunta todo lo que se te pase por la cabeza: si tienen servicio de toallas, si puedes alquilar una taquilla, si tienen sauna... ¡Todo cuenta!

5 - Red de centros

Si te decides por entrenar en una cadena de gimnasios, podrás ir a cualquiera de ellos sin pagar un coste adicional. Holmes Place, Holiday Gim, Basic Fit... permiten cambiar de centro sin problema. Existen gimnasios, como McFit, que incluso dan acceso a todos sus centros fuera de España. Así que, si estás de vacaciones o tienes que ir por trabajo a algún sitio, puedes entrenar sin problemas. Una opción muy interesante, si tienes la suerte de tener un centro cerca del trabajo y otro cerca de casa e, incluso mejor, otro al lado de tu lugar de vacaciones.

6 - Material

​También hay que tener muy en cuenta el buen estado del material, así como su renovación, ya que estamos hablando de un campo en el que los avances tecnológicos son constantes. Además, el centro debe contar con suficiente material para no tener que esperar para poder entrenar.

7 - Número de profesionales y de clases

Asistir a un curso masificado no tiene gracia ninguna: no ves, no entiendes las indicaciones y, la mayoría de las veces, realizas mal el ejercicio. El profesor, demasiado solicitado, no verifica tus posturas y aún menos puede darte consejos personalizados. Si lo que buscas son clases de pilates o yoga, asegúrate de que las clases no estén llenas para que el monitor te dirija en tu entrenamiento.

8 - Ambiente

El ambiente también es importante. Mira si va gente joven o más mayor, si es un gimnasio de barrio o cadena, si acuden niños, si es exclusivamente femenino... Con una primera visita y unas pocas palabras con la gente que frecuenta el gimnasio podrás hacerte una idea.

9 - Contrato

​Antes de firmar pide una sesión de prueba gratuita. Asegúrate de la flexibilidad del contrato y pregunta qué condiciones tienen ante una baja prolongada, un viaje por trabajo, etc.

10 - Precio

Hay grandes diferencias entre unos y otros. Lo mejor es acogerse a una oferta. Existen durante todo el año y ahorrarás un buen dinero. En ocasiones incluso merece la pena dejar de ir un par de meses para que te llamen del centro y te ofrezcan el megachollo. Otra posibilidad es ir con más gente para que te hagan descuento de grupo. Aunque no siempre es fácil convencer a tus allegados... Así que, ¡mucho ánimo! Estamos seguras de que, esta vez, ¡puedes conseguirlo!



​Y además:
Famosas y deportistas: estas cuentas de Instagram te motivarán para ponerte en forma

¿Quieres aumentar la quema de calorías cuando haces deporte? 5 consejos para conseguirlo

por Redacción enfemenino

Puede interesarte