Inicio / Maternidad / Embarazo / El tercer mes de embarazo

Maternidad

El tercer mes de embarazo

por Redacción enfemenino Publicado en 25 de febrero de 2017

¿Qué cambios y sensaciones acompañan al tercer mes de embarazo? Aquí tienes una guía básica en la que te lo explicamos.

¡Ya estás en el tercer mes de embarazo! Después de la etapa de las náuseas y los vómitos, pasarás a la etapa de los cambios. Afortunadamente, las pequeñas molestias de los primeros tres meses desaparecerán poco a poco.

Durante el tercer trimestre es hora de tomar la primera ecografía, que se puede realizar a partir de la semana doce. La ecografía permite fijar la fecha de la concepción, ya que todos los embriones en esta fase tienen la misma talla. Lo más importante es que permiten localizar malformaciones u otros posibles problemas, en caso de que los haya.

Evolución del bebé en el tercer mes de embarazo

Durante este mes el bebé va a triplicar su volumen. Se desarrollan las células nerviosas. El esqueleto sigue su formación y las articulaciones ya funcionan. Por ejemplo, los dedos se doblan hacia dentro aunque estos movimientos todavía no están controlados por el cerebro. Tu bebé ha dejado de ser un embrión para convertirse en un feto.

En cuanto a los órganos sensoriales, los ojos se colocan en su posición final y los párpados se cubren. La boca comienza a articularse y se empiezan a dibujar los labios. Se forman las ventanas nasales. El bebé se mueve cada vez más y se desarrolla el sistema de succión. El bebé mide doce centímetros y pesa alrededor de 65 gramos.

Tu salud durante el tercer mes de embarazo

Si fumas, se aconseja dejarlo sin más demora para evitar riesgos en el embarazo. Aquí tienes algunos consejos para conseguirlo. Todos los médicos te dirán que el tabaco es perjudicial para el feto. Fumar puede provocar un parto prematuro, un crecimiento tardío en el útero (talla y peso), algunas malformaciones tales como labio leporino, y cólicos durante los primeros meses de vida. Aunque sea duro dejar de fumar, no pongas en peligro la salud de tu bebé ni la tuya.

Si se trata de un embarazo patológico, te realizarán un seguimiento más intensivo. Posiblemente el ginecólogo te aconsejará que no hagas esfuerzos y te quedes en cama para evitar un aborto natural o un parto prematuro. Recuerda que muchas mujeres conocen este último caso, que se puede dar debido a un conjunto de problemas. Estate tranquila, pero atenta.

Por tu salud y placer, y por la de tu pareja, no evites las relaciones sexuales. ¡Después de todo, el bebé que llevas dentro es una prueba de amor! No lo descuides ni en los meses de embarazo. El sexo durante el embarazo puede ser maravilloso. El deseo suele disminuir durante el primer trimestre, pero al cuarto mes, todo vuelve a la normalidad. No te preocupes.

Si tienes hemorragias después de la relación sexual, es normal. Se deben al contacto del pene con el cuello uterino, que es más frágil durante este período. También es posible que tengas contracciones después del orgasmo, ya que tu cuerpo produce oxitocinas y prostaglandinas, que están presentes durante el parto.

rata de cuidarte. Es importante que reposes, ya que con todos los cambios que se producen en tu cuerpo, estás más frágil y sensible. Es normal que a veces estés más baja de moral, pero no te aísles. Tu pareja debe acompañarte y ser parte constante de esta experiencia.

Alimentación durante el tercer mes de embarazo

Come de manera sana y equilibrada. Fuérzate a comer aunque todavía tengas náuseas: de hecho, comer es la manera más efectiva para que desaparezcan. Además, también ayudarás a que tu bebé no tenga carencias. No olvides que se alimenta a través de ti.

Se recomienda comer al menos una fruta y una verdura por comida, pero no olvides lavarlas. Asimismo, no es necesario tomar complementos alimenticios salvo si tu alimentación es insuficiente. En ese caso, consúltalo con tu médico.


Y además:
​El primer mes de embarazo
El segundo mes de embarazo

por Redacción enfemenino

Puede interesarte