Elegir y ponerse pestañas postizas

Publicado por Miriam Aguilar
Publicado en 2 de diciembre de 2010

¿Sueñas con una mirada de encanto como la de Jennifer López o Eva Longoria? Nosotros te damos la solución: ponte pestañas postizas.

Se han convertido en un accesorio imprescindible y los profesionales sólo consiguen miradas de ensueño con ellas. Si aún no conoces la técnica o si tienes dudas, a continuación te ofrecemos toda la información que necesitas para saber cómo elegir las pestañas postizas y cómo lucirlas.

El porqué

Principalmente porque con las pestañas postizas resaltarás la mirada. Son el accesorio de obligación si buscas una mirada matadora. No obstante, no hay que confundirlas con las extensiones para pestañas, pues son dos cosas totalmente diferentes. Las pestañas postizas son para llevarlas durante un corto período de tiempo: un evento, por ejemplo. Y las extensiones, sin embargo, se utilizan durante períodos más largos: varias semanas o incluso hasta seis meses.


La elección

Existen diferentes tipos de pestañas postizas en función de lo vistosas que las quieras. A lo mejor prefieres ir más discreta o, por el contrario, lucir las más extremadas fantasías con originales pestañas con diamantes, plumas o estrás. Las hay naturales y sintéticas y de diferentes longitudes. Además, puedes comprarlas de par en par o en cantidades mayores.

faux cils La colocación

Tiene lugar en tres fases:
-Primera: prepara las pestañas peinándolas o empleando un rizador. Saca las postizas del envoltorio con cuidado de no romperlas. Retíralas delicadamente con los pulgares, tirando por uno de los extremos de la base de la pestaña. A continuación, péinalas para colocarlas con más facilidad y para lograr un resultado perfecto. Ten en cuenta que en el momento de ponértelas deberás respetar el sentido de colocación: las más cortas se colocan en el lagrimal y las más largas en la parte exterior.

-Segunda: poner el pegamento. Vierte un hilo de pegamento especial sobre la palma de la mano y con la ayuda de unas pinzas finas (de depilar, por ejemplo) esparce el pegamento por la base de la pestaña. Presta atención y pon pegamento hasta las extremidades de la pieza. No te preocupes porque el pegamento blanco no se notará, cuando éste se seca se vuelve transparente.
-Tercera: colocar las pestañas. Ésta es la fase más delicada porque requiere de una gran concentración y hay que ir con cuidado de no romper las pestañas postizas. La técnica consiste en colocarlas lo más cerca posible de las pestañas auténticas para obtener un resultado la mar de natural. Colócalas primero en el centro y, a continuación, trata las zonas exteriores. Finaliza ajustando el interior y deja que sequen durante un par de minutos.

-Cuarta: los retoques. Para conseguir un resultado natural píntate con un poco de eyeliner y máscara, así darás uniformidad y fundirás las pestañas auténticas con las postizas. Al finalizar el día, retíralas con cuidado de no dañarlas y podrás utilizarlas en otras ocasiones.

faux cils
Dónde comprarlas

Se pueden comprar casi en cualquier tienda:

-en internet: es difícil comprobar la calidad a menos que conozcamos la marca.

-en puntos de venta especializados en maquillaje.

-en la droguería del supermercado.

En cualquier caso, siempre viene bien informarse sobre la marca y el producto antes de comprar. Así que si quieres asegurarte de que adquieres un producto de calidad, acude a un centro de belleza o a algún profesional para que te aconsejen. Puede ser que esta opción te resulte más cara.


Los precios

Existen kits listos para utilizar que incluyen pestañas, pegamento especial y alguna herramienta para facilitar la colocación. Estos packs suele costar unos 15 €.

Por lo general, el precio de las pestañas postizas varía en función del lugar en el que las compremos. Ahora bien, el abanico suele abrirse en los 5 € y cerrarse en los 15 €.
Y si te apetece algo de extravagancia para una velada concreta, lucir modelos de fantasía cuesta unos 10 €.

Puede interesarte