Inicio / Cocina / Recetas para adelgazar / ¿Tu verano también sabe a sandía? Descubre nuestras 5 recetas más originales

© iStock
Cocina

¿Tu verano también sabe a sandía? Descubre nuestras 5 recetas más originales

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 20 de junio de 2017
482 compartidos

Es la reina indiscutible del verano y es que cada año nos ayuda a hacer frente al calor acompañadas de su sabor y su aroma. Es un placer de lo más saludable y al que no pensamos renunciar. Por eso, hemos recopilado para ti algunas originales y refrescantes formas de tomártela para que nunca te aburras de ella. ¡Toma nota!

Su sabor, su color, su aroma... Todo en ella nos recuerda que ya estamos en nuestra época favorita del año: ¡el verano! Pero la sandía no tiene por qué ser solamente una fruta para la hora del postre. A partir de ella podemos elaborar un buen número de recetas súper fresquitas para hacer frente a cualquier ola de calor que se nos ponga por delante.

Como sabrás, la sandía es una fruta muy saludable por la gran cantidad de agua que acumula, más de un 90% de su composición. Se trata además, de una fruta con propiedades antioxidantes y tiene una gran capacidad diurética para eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Con todo ello, ¿necesitas más motivos para probar nuestras recetas?

Pancakes de sandía © Carmen Marti vía Pinterest

Helado de sandía y coco

El helado de sandía es una de esas opciones muy refrescantes y perfectas para una merienda con amigas. También puede ser la mejor forma de que los peques de la casa coman fruta. El toque de la leche de coco forma una combinación deliciosa. ¡Pruébalo!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • Un brik de leche de coco
  • 5 dátiles
  • Media cucharadita de extracto de vainilla
  • 500 g de sandía cortada en cubitos


Modo de elaboración:
Mezclamos todos los ingredientes en una licuadora y colocamos la mezcla resultante en un recipiente apto para el congelador. Lo mantendremos ahí durante al menos tres horas. Transcurrido este tiempo, cortamos algunos trozos más de sandía y volvemos a poner en la licuadora hasta obtener una masa homogénea. Después, meteremos al congelador durante media hora más.

Es una combinación deliciosa y solamente tiene 220 kcal... ¡Un capricho dulce que nos podemos permitir! Aquí te dejamos además otras ideas de helados de frutas para inspirarte.

Mermelada de sandía

¿Habías pensado alguna vez en elaborar una mermelada con sandía? Puede ser una opción muy acertada para algunas tostadas ligeras para la hora de la cena. Te recomendamos que pruebes esta combinación con queso fresco. ¡Está deliciosa!

Ingredientes (para 10 recipientes aproximadamente):

  • Media sandía grande sin pepitas
  • Dos tacitas de azúcar
  • El zumo de 2 o 3 limones
  • Agua


Modo de elaboración:
En primer lugar, nos encargamos de esterilizar bien los frascos de cristal en los que vamos a meter nuestra mermelada. Para ello, herviremos durante cinco o diez minutos las tapas y los tarros por separado en una olla con agua para que nuestra preparación pueda conservarse por más tiempo.

Una vez hecho esto, nos ponemos manos a la obra con nuestra mermelada. Para elaborarla, escogeremos una sandía bien madura y retiraremos las pepitas. Quitamos la piel, la partimos en rodajas y ponemos la sandía a hervir con el azúcar, el agua y el zumo de limón a fuego lento hasta que alcance la textura deseada.

Después, puedes cerrar tus botes al vacío para que la conserva dure unos meses y puedas consumirla una vez que ya no sea temporada de sandía.

Jelly shots de sandía y lima

​Es el complemento perfecto para cualquiera de las fiestas que planifiques este verano. Además de su riquísimo sabor, su forma encantará a tus invitados. ¡Atrévete a innovar!

Ingredientes (para 40 Jelly shots):

  • 10 limas sin pulpa
  • Un paquete de gelatina roja (si puede ser con sabor a sandía, mucho mejor)
  • Una taza de agua hirviendo
  • Una taza de vodka frío
  • Pepitas de chocolate


Modo de elaboración:
Primero, partimos las limas en mitades y extraemos toda la pulpa y dejamos secar las pieles. A continuación, preparamos la gelatina roja, disolviendo el contenido del paquete en el agua hirviendo. Cuando esté completamente disuelto, añadiremos una taza de vodka bien frío. Con la mezcla resultante vamos rellenando las dos mitades de las limas hasta la parte superior. Una vez que estén llenas, metemos en el frigorífico durante dos horas.

Pasado este tiempo, cortamos cada una de las mitades en gajos y los ponemos sobre un plato. Por último, puedes darle un toque especial, añadiendo virutas de chocolate como si se tratase de las pepitas de las sandías.

Y aprovechando esta peculiar receta, ¿quieres descubrir cuál es el cóctel que mejor encaja contigo en función de tu personalidad? ¡Mira este test!

Pizza de sandía

Puede que a simple vista esta receta te resulte una combinación algo extraña pero es un aperitivo riquísimo para tus cenas en la azotea. ¿Te apuntas?

Ingredientes:

  • Queso feta
  • Albahaca
  • Sirope de vinagre de módena
  • Olivas negras
  • Sandía


Modo de elaboración:
Partimos la sandía en rodajas de unos 2 cm de grosor. Por encima, podemos agregar los ingredientes que prefiramos. Nuestra sugerencia es que utilices queso feta, olivas negras, unas hojas de albahaca fresca y un chorrito de vinagre de módena. Por último, partiremos la sandía en triángulos como si de una pizza tradicional se tratase. ¡Una versión de lo más saludable!

Nachos con sandía y feta

Si te encantan los nachos y no puedes resistirte a esta delicia, te proponemos la versión más light y refrescante de la receta. ¡Si la pruebas, repetirás!

Ingredientes (para 4 personas):

  • 3 aguacates
  • 50 g de cilantro fresco picado
  • 50 g de cebolla roja picada
  • Un jalapeño pequeño cortado en lonchas
  • 2 cucharaditas de zumo de lima
  • 50 g de queso feta
  • 200 g de sandía cortada en cubitos
  • Sal y pimienta al gusto
  • Tortas de maíz para servir


Modo de elaboración:
La clave para preparar esta receta es sustituir el tomate por sandía. A partir de ahí, todo resulta muy sencillo. Para empezar, partimos los aguacates por la mitad y vaciamos su carne. La ponemos en un bol y la trituramos con un tenedor hasta que tenga una consistencia homogénea. Después, añadimos el cilantro, la cebolla roja, el jalapeño, el zumo de lima, el queso feta, la sandía cortada en daditos y sal y pimienta al gusto. A la hora de servir, colocamos nuestro 'guacamole' con un toque especial en un bol y rodéalo de nachos. ¡Riquísimo!

Y además:
¡Comienza la operación bikini con las 10 cuentas más saludables de Instagram!
¿Sabes cómo preparar un refrescante helado de sandía, lima y jengibre?

por Laura Sutil 482 compartidos

Puede interesarte