Inicio / Moda / Accesorios / El encanto de las joyas atemporales

Moda

El encanto de las joyas atemporales

por Maria Calvo Creado en 18 de noviembre de 2019
80 compartidos
© Getty

Aunque seas una amante de las tendencias, no debes perder de vista a los clásicos que nunca fallan. Te mostramos los básicos atemporales de alta joyería y a sus hermanas pequeñas en versión bijoux. Los buenos diseños nunca pasan de moda.

Damos al play y suena Moonriver. Automáticamente nos viene a la mente la imagen de Audrey Hepburn mirando el escaparate de Tiffany´s mientras desayuna un croissant. Y es que Holly Golightly no perdía su elegancia ni por esas. ¿Qué mujer no ha querido ser ella por un instante para poder llevar sus joyas?

Desde el principio de los tiempos las piezas de joyería eran consideradas auténticas maravillas que poseían propiedades sagradas y poderes mágicos. Hoy, la magia está en lo que hacen sentir a una mujer cuando las lleva. Te vamos a mostrar algunos básicos que debes tener en tu joyero para sentirte como la protagonista de Desayuno con Diamantes.

Coco Chanel © Getty

Perlas: las lágrimas del mar

Mademoiselle Coco convirtió el collar de perlas en su talismán y en icono imperecedero de la Maison Chanel. Mención especial merece la famosísima “Peregrina” de Elisabeth Taylor. Se trata de la mejor perla natural del mundo y se remonta al año 1570. Su –quinto- marido se la regaló por su 37 cumpleaños. ¡Pon un Richard Burton en tu vida!

¿Quién no ha llevado pendientes de perlitas cuando era pequeña? Muchas mujeres las siguen utilizando como su joya fetiche. Es bien sabido que las perlas aportan luminosidad al rostro. No tienen por qué asociarse a determinados clichés ni parecer anticuadas. Hoy en día existen infinidad de modelos para todos los gustos, edades y bolsillos.

Anillo de plata con perla de Gran Joyería © Gran Joyería

Diamonds are the girl's best friend

Ya lo decía Marilyn en “Los caballeros las prefieren rubias”. Son la joya de la corona, valga la redundancia. Un diamante es para siempre; es el clásico atemporal que toda mujer quiere tener.

Los chatones son piedras preciosas engastadas en joyas y están entre las favoritas de la realeza. Existen verdaderas reliquias, como el collar de chatones realizado por Ansorena que posee la Reina Sofía.

En el apartado pendientes, los chatones de diamantes son una opción sencilla y favorecedora a tener en cuenta. Se trata de un solo brillante a modo de “botón”, más apropiado para el día. Si quieres deslumbrar por la noche, la opción alternativa son unos pendientes en forma de lágrima.

Cómo no mencionar los clásicos solitarios: anillos de compromiso por excelencia y alianza estrella en cualquier pedida de mano. Entre las que han pasado a la historia de la gemología está el solitario de platino que Rainiero de Mónaco regaló a Grace Kelly. Era un diamante de 10.47 quilates en talla esmeralda firmado por Cartier.

Son muchas las firmas de bisutería que poseen joyas de este tipo, aparentes y de calidad. Si quieres sentirte como una auténtica princesa sin hipotecar un riñón, opta por firmas como Swarovski o Gran Joyería.

Solitario de oro blanco con incrustación de diamanete de Orovi © Amazon

En busca del dorado

Su eterna seducción lleva fascinando al mundo desde las primeras civilizaciones. El oro es puro, valioso, resistente e inmortal.

Aros, aretes, zarcillos, criollas… Llámalos como quieras, ¡pero has de tener unos! Estos pendientes son un básico todoterreno, capaces de subir el potencial de cualquier look. En su versión XL, a lo mujer siciliana de Dolce&Gabbana, o en mini size de última tendencia y con un punto rock. No querrás quitártelos de encima. ¡Prueba a mezclar varios!

Las clásicas alianzas, sencillas pero especiales. Mezclar pequeñas y variadas piezas es hoy lo más puntero y en Oui B You lo saben. Opta por la delicadeza y feminidad que aportan estos anillos. La versión icónica de alta gama está representada en el modelo Trinity de Cartier.

Vamos con el último eslabón, y nunca mejor dicho. De eslabones que se entremezclan va la cosa. Por una parte, para formar finas cadenas de oro de las que colgar pequeños charms, o bien en clave XL, formando una suerte de eslabones tamaño maxi que constituye el collar o la pulsera en sí.

Pdpaola - Aros de oro © Amazon

“La joyería no se hace para darles a las mujeres un aura de riqueza, sino para hacerlas más hermosas”. Amén Coco Chanel. Poco más hay que decir. Invierte en unos buenos básicos (o rebusca en el joyero de tu madre) y bling baby, bling!

Video por Cristina García-Adán

Y además....

por Maria Calvo 80 compartidos